Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carmen Calvo   Manifestación   GOBIERNO   Indultos   Catalauña  

Plaza de Colón, vicepresidenta Carmen Calvo y una piraña en un bidet

Sus declaraciones, por estúpidas, falta de rigor y necias, hay que, primero, definirlas, para después rechazarlas
José Luis Heras Celemín
domingo, 20 de junio de 2021, 10:48 h (CET)

En tertulia, comentábamos la manipulación subvencionada de una parte de la prensa sobre la manifestación en la Plaza de Colón, contra los indultos del Gobierno a los condenados por el golpe de Estado en Cataluña en otoño de 2017. A la vista, los ltitulares de periódicos: "No a los indultos" (El Mundo). "La derecha marcha contra los indultos pero evita juntarse" (El País). "Una derecha dividida y menos movilizada clama contra los indultos" (La Vanguardia). "Clamor contra la entrega de Sánchez al independentismo (ABC).


Con el Presidente del Gobierno callado ante la manifestación contra los indultos en la Plaza de Colón, la atención estaba en las declaraciones de su Vicepresidenta Primera, Carmen Calvo. Es conocido que los vicepresidentes han de hacer, decir o insinuar lo que los presidentes no hacen, dicen o insinúan. Por lo visto, Calvo está en esa onda. Sus declaraciones, como suelen, a veces ligeras e irreflexivas y otras muy graves, en esta ocasión alarmaron. Leídas en Internet por un contertulio avispado, en principio consiguieron atención, después una afirmación rotunda:


- ¡Con la prensa cerca, Carmen Calvo es más peligrosa que una piraña hambrienta en un bidet!


- Vuelve a leerlas. - pidió alguien. 


Y se leyeron: "Los indultos están cerca y pido al PP que no se enfrente a Cataluña". "La derecha no acaba de entender ni la historia de España ni los acontecimientos recientes". "La foto de la manifestación de Colón es la foto de la impotencia". Acusa, en Córdoba, al PP "de actuar contra Cataluña durante diez años ". Y la última, lo que declaró a La Vanguardia: "La única alternativa viable para Cataluña es normalizar las relaciones institucionales, parar la tremenda confrontación provocada por el independentismo y la derecha española, y estabilizar la situación". 


Son reales. Y están publicadas. Por eso hay que repasarlas. Y calibrar lo que ha dicho como Vicepresidenta del Gobierno de España. Sus declaraciones, sean propias o por sugestión, mandato o delegación del Presidente del Gobierno, por estúpidas, falta de rigor y necias, hay que, primero, definirlas, para después rechazarlas y conducirlas, con su autora al lugar que merecen: La atención de los Órganos del Estado encargados de contrastar comportamientos con la Ley.


Para definirlas, repasemos lo dicho por Calvo: "confrontación provocada por el independentismo y la derecha española". No sabe, o no quiere entender que lo que ella ve en Cataluña y nos quiere imponer no es una confrontación de nadie contra nadie. Es la violación penada de unos delincuentes que dieron un Golpe de Estado que la Justicia española ha juzgado y condenado. Apelar a una confrontación, a la confrontación que define (independentismo contra derecha), es un sinsentido absurdo del que puede que (seamos benévolos con suposiciones casi ilógicas), intente sacar provecho. Por eso, y por estúpidas, hay que rechazarlas. Una vez hecho, para no entrar en una discusión que es irracional e inadmisible, y evitar que la sociedad pierda el tiempo y el respeto que pueda tener, aún, por la insensatez de según qué tipo de políticos, parece necesario encauzar el asunto a la única opción lógica: Poner a Carmen Calvo, por lo que dice y hace, frente a la Ley.


Si no se hace y se tolera su posición, como Vicepresidenta del Gobierno de España o fuera de él, nuestro sistema de convivencia y la sociedad que formamos (España no, porque está por encima de estos avatares) pueden estar en un aprieto absurdo: En una situación pareja a la del incauto o incauta que somete sus partes pudendas al alcance de una piraña hambrienta en un bidet.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

A un siglo de un desastre militar en el Rif

Por estas fechas del año 1921, Marruecos fue el escenario de una derrota militar de consecuencias insospechadas

Venciendo la inercia

Por exceso o por defecto, en gran parte practicamos con una inercia que nos anula, por cuanto dejamos de lado ciertas condiciones humanas fundamentales

​Nuevo objetivo gubernamental: la descalificación y desmantelamiento del Poder Judicial

Lo que está sucediendo es que se está atentado directamente contra el Estado de derecho, eje fundamental de toda nación

Los revisionistas franquistas

​Al carecer de argumentos sólidos manifiestan que en la República existían las «Chekas»

Aflora la maldad de la izquierda caviar

A pesar de lo vivido, no faltarán gaznápiros en versión ignorante que sigan tirando su voto al charco maligno y al albañal de la siniestra
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris