Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Amistad   Bondad   Agradecimiento   Relato  

​Doctor José Gregorio Hernández

Siempre fue santo, no ahora
Aurora Peregrina Varela Rodriguez
domingo, 30 de mayo de 2021, 14:03 h (CET)

Viaje en el tiempo, año 1910, en que un hombre ayudaba gratis a enfermos, gratis los viajes y además, daba clases en la Facultad de Medicina.


Un hombre mágico, cordial, de trato afable, que pensaba en los pobres. ¿Dónde están ahora esos hombres?


Se esperaba el momento y demoró mucho, porque tu talento santo estaba sobradamente demostrado para los que te conocen, mismo en mi casa se ha hecho un milagro de que a mi madre un tumor no se le reprodujera jamás.


Actúas incluso fuera de fronteras venezolanas, siempre que la fe se te arrime y es que la fe mueve montañas.


No sé si querías santidad, pero tu vocación siempre fue religiosa y se respeta, sobretodo al tener tantas cualidades como tú, y aseguro que con esa dedicación que siempre tuviste de ayudar, eres feliz como estás y siempre ayudarás a la gente que quieres, sin mirar a quien, sin medir si es amigo o enemigo, supongo.


Vestías de sombrero, de negro o con bata blanca, pero no eras negro o blanco, tú sencillamente eras transparente, y así te quisieron todos los que te quieren, admiran, claman y ven en tu vocación de ayudar a "los sin dinero", la mejor entrega.


Eres luz en la sombra, esperanza en medio de la amargura, ayuda desinteresada y segura, y la esperanza de que la humanidad tome ejemplo, porque ser como tú, seguro que no es perder el tiempo.


Debemos ser buenas personas, de ideas claras. Tuviste mucho respaldo de Dios. Hay personas que te vieron, sintieron y escucharon, les decías que su enfermo curaría. Otras veces te representas como imagen ante una petición.


En mi casa también entraste. Creí en ti desde pequeña. Así que llegó el momento del reconocimiento, aunque naciste mereciéndolo. Que lo sepa hasta el Papa.


Eres genio, misericordia, fiel siervo de Dios, eres camino al andar y un hombre muy amado por la sociedad venezolana, por la gente que escuchó hablar de ti, incluso naciendo muchas décadas después.


Tú, un ser bondadoso, que has dado nombre a muchos de mis gatos: Minia Gregoria y los dos Minio Gregorios, Luli Gregorio, Pocho Gregorio, Truffa Gregoria y Chito Gregorio.


Un ser verdaderamente mágico, ocupas uno de los primeros puestos en poder divino y eres un inseparable amigo al que hoy le pido…

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

“Tengo tendencia a ahogarme en vasos en agua”

Entrevista al poeta argentino Mariano Shifman, abogado y licenciado en Letras

«El año 1976 fue el de la iniciación a la vida de todos los españoles»

Entrevista al escritor barcelonés Sergi Doria, con motivo de la publicación de su nueva novela titulada 'Antes de que nos olviden' -Ediciones Destino-

​El truco de los espejos, Agatha Christie

Traducción de Pere del Molino -Espasa Calpe-

¿Qué es la verdad?

Se encuentra silenciada, porque prima con fuerza la mentira

La madre del vino

Pensando en los cosecheros, también en los bodegueros y en sus clientes genuinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris