Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   GOBIERNO   Pedro Sánchez   Fernando Grande-Marlaska   Política   Madrid   vacunas  

La Parodia Nacional (segundo acto)

Marlaska esconde tras su blanquecina máscara la metamorfosis que la vanidad y el servilismo del poder ha provocado
Jorge Hernández Mollar
martes, 13 de abril de 2021, 03:36 h (CET)

“Dos de los  capítulos más chuscos y burlescos de este gobierno: el caos cósmico que ha organizado con las vacunas  la recién estrenada Ministra de Sanidad Carolina Darias, logrando  superar el desbarajuste de las mascarillas su antecesor Illa  y la campaña electoral de Madrid…”


Decía al final del primer acto de la Parodia Nacional que el segundo prometía, creo que el tercero aún prometerá mucho más, dado el ritmo disparatado con el que vienen sucediendo los acontecimientos que protagonizan el presidente Sánchez y el divertidísimo coro ministerial de esta tragicomedia nacional.


Marlaska y Ábalos

El segundo acto se inicia con una sentencia judicial que deja al pie de los caballos al Ministro Marlaska en relación con la destitución del Coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos como Jefe de la Comandancia de Madrid: “No podemos concluir más que el motivo de la decisión discrecional de cese era ilegal, en tanto que el cese estuvo motivado por cumplir con lo que la ley y el expreso mandato judicial ordenaban”, así reza taxativamente, uno de los fundamentos con los que el Juzgado Central Contencioso Administrativo núm. 8 de la Audiencia Nacional, declara como ilegal y reprobable la actuación no solo del Ministro del Interior sino también de la propia Directora General de la Guardia Civil.


¿Dimisiones o ceses?, solo la derecha parece ser merecedora de tan severo juicio y condena. Marlaska, sin embargo, convertido en uno de los actores sobresalientes del coro, esconde tras su blanquecina máscara, la metamorfosis que la vanidad y el servilismo del poder, ha provocado, en quien  en su día fue un juez imparcial, valiente y respetado. Pero que no se preocupe el Sr. Ministro, no está solo en esto de “ mantenella y no enmedalla” como Pedro Muñoz Seca inmortalizó en su famosa obra La Venganza de Don Mendo.  Otro miembro del coro, su compañero Ábalos le sigue en la representación teatral, eso sí con un gesto tan huraño y  tan malhumorado, que no es capaz de ocultarlo ni bajo la mascarilla.


Fue en el mes de febrero y en pleno confinamiento nacional, cuando el Ministro Ábalos provocó un escándalo mayúsculo en los foros políticos y mediáticos a raíz del trasiego de maletas y  del séquito de la Vicepresidente de Venezuela Delcy Rodríguez por el aeropuerto de Barajas. Todo un espectáculo circense relacionado con el mandatario internacional más enemigo e insultador de España, como es el bolivariano Maduro. Lo relevante es que desde hace ya más de un año, ni el contenido de las maletas ni el motivo de la escala ha sido aun aclarado…


No contento con esto y para rematar el sainete, el Gobierno “rescata” a la aerolínea Plus Ultra en el pasado mes de Marzo con préstamos por valor de 53 millones de euros. Esta compañía aérea que cuenta  con una sola aeronave, está dedicada a conectar España con Venezuela, Perú y Ecuador y ¡oh casualidad! el 47% de su accionariado parece estar en manos de empresarios venezolanos chavistas. Naturalmente el Ministro de Transportes Ábalos,  silba mientras le preguntan por su participación, pero luego aparece una Agencia de su Ministerio  que informó favorablemente para que la operación llegara a buen fin, o sea que mintió una vez más.


Ya tenemos a dos coristas, Marlaska y Ábalos, que en este segundo acto de la Parodia Nacional, tienen en vilo a los espectadores que desde sus televisores, periódicos, radios y redes sociales consumen con avidez y asombro el tsunami de noticias, que produce el gobierno más cómico y a la vez dramático de la historia de España.


Los Almirantes y Castells

Pero la función continúa. En el entreacto, Los Almirantes Churruca, Gravina y Cervera, fallecidos heroicamente en la batalla de Trafalgar y en la guerra de Cuba frente a los ingleses y estadounidenses, son inquisitorialmente agraviados por el Alcalde de Palma y su coalición “progresista” , al adoptar el acuerdo municipal de eliminar sus nombres de las calles del municipio por “fascistas” o “franquistas”. El griterío y los pitos de los espectadores de la Parodia en todos los rincones de España fue tan estruendoso, que el gobierno socialcomunista del Ayuntamiento de Palma, decidió suspender tamaña patada a la historia y al glorioso nombre de tan insignes marinos de nuestra querida Armada.


Otro corista ministerial, esta vez el Ministro de Universidades Manuel Castells, ha dejado caer dos frases que pasarán a los anales del parlamentarismo español : “si el gobierno colapsara, España se desintegraría” y la de que “el escritor Leopoldo Alias Clarín fue fusilado en la Guerra Civil”. Claro que, al igual que sucedió con los Almirantes, no le advirtieron- se ve que son de escasa lectura y conocimiento el Ministro y sus asesores – que Alias Clarín murió de tuberculosis intestinal en 1901 y que en realidad el destinatario de su soflama republicana era el hijo y no su padre.


Por otra parte, son precisamente los comunistas que como él y los independentistas socios del gobierno los que están empeñados en desintegrar España, hecho éste perfectamente demostrable con solo acudir a los Diarios de Sesiones del Congreso o a los medios de comunicación de estos últimos meses. 


Las vacunas y Madrid

Terminado el entreacto de la Parodia, se reanuda la función con  dos de los  capítulos más chuscos y burlescos de este gobierno: el caos cósmico que ha organizado con las vacunas  la recién estrenada Ministra de Sanidad Carolina Darias, logrando  superar el desbarajuste de las mascarillas su antecesor Illa  y la campaña electoral de Madrid que, además de haber provocado la salida del desaliñado Iglesias del Gobierno, ha animado al Presidente Sánchez a desplazarse nada menos que a la República africana de Angola, para insultar desde allí a la candidata Isabel Ayuso y entrar de lleno en la madre de todas las batallas: de Madrid a la Moncloa.


Con estos últimos ingredientes, el tercer y último acto de nuestra Parodia Nacional no nos dejará indiferentes... seguro.  

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​6,3M es el coste de los 29 segundos

No habrá rincón donde Sánchez ponga sus pies o sus posaderas sin que surja un abucheo generalizado. Precisamente, el fraude es lo que representa este Gobierno

Felipe VI en la encrucijada

Todo un reto para la Corona

​Tenemos el gobierno que nos merecemos. El independentismo ha ganado

La cerrilidad del empresariado catalán y la inopia del señor Garamendi de la CEOE, abaten cualquier intento de oposición a los indultos de los separatistas encarcelados

¿Es la pandemia del Covid-19 fruto de la ignorancia de la OMS?

​“Si comienza uno con certezas, terminará con dudas; mas si se acepta empezar con dudas, llegará a terminar con certezas”, Francis Bacon

Plaza de Colón, vicepresidenta Carmen Calvo y una piraña en un bidet

Sus declaraciones, por estúpidas, falta de rigor y necias, hay que, primero, definirlas, para después rechazarlas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris