Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Masonería   Judíos   Catedrales  

La masonería

No soy partidario de las teorías que hablan de conspiraciones a nivel mundial, pero hay muchas coincidencias entre los planes de los masones y la realidad actual que vivimos
Manuel Villegas
jueves, 30 de abril de 2020, 09:14 h (CET)

Ríos de tinta se han podido escribir sobre la Masonería y sus adeptos los masones, por ello no pretendemos componer un tratado sobre los mismos, sino más bien exponer lo que, como fruto de nuestra investigación y consultas a distintas fuentes, hemos obtenido tras haber dedicado a ello buena parte de nuestro tiempo.

Es indubitable que la masonería ejerció una fuerte influencia intelectual en le Revolución francesa tanto es así que, al querer desterrar la religión cristiana de las creencias de los ciudadanos, se idearon un dios al que llamaron el Gran Arquitecto del Universo, que ciertamente había creado a los humanos, pero se había desentendido de ellos, dejándolos a su suerte, con lo que negaban la Revelación, la Tradición, y, lo que es más importante, la Redención.

Pero, en el colmo de su contradicción, proclamaron la Diosa Razón a la que identificaron como Σoφíα (Sofía), es decir “la que tiene sabiduría”. Para representarla físicamente eligieron a una mujer llamada Sophie Momoro que era la esposa del impresos Antoine François Momoro a la que, para rendirle culto, entronizaron en el altar Mayor de Notre Dame, en París.

Orígenes de la masonería

Hay distintas teorías sobre sus Principios. Los más extendidos son:

-Que procede de los Templarios. No está claro para historiadores

-Que fue fundada por los judíos, y por último

-Que fue establecida por los gremios de constructores de catedrales.

La masonería fundada por los judíos

No es extraño que se acepte que la masonería esté influenciada, desde sus orígenes, por los judíos, creencia fundamentada porque un gran bagaje de su simbología es de germen judío, ya sea en su modalidad bíblica o cabalística. Precisamente uno de los más arraigados y frecuentes es el templo de Salomón, tanto que en algunas logias del Norte de Europa el Gran Maestre es denominado como Vicarius Salomonis (Representante de Salomón).

La estrella de ocho puntas, conocida como estrella tartésica o Sello de Salomón, así como la de seis puntas llamada Estrella de David, están presentes en muchas de sus manifestaciones.

La leyenda de Hirán, del que también se consideran descendientes, se remonta a la construcción del Templo de Salomón, así como muchas palabras de pase o reconocimiento como Tubalcaïn (descendiente de Caín) Schiboboleth, las columnas del templo de Salomón, denominadas Jachin y Bohaz y tantas otras.

Los maestros constructores de catedrales

Esta época se conoce como masonería operativa y podemos decir que nació en la edificación de conventos románicos en los siglos XI y XII llevada a cabo por monjes, primero benedictinos y después cistercienses. El Abad asumía normalmente la responsabilidad de diseñar los planos y de dirigir las obras, aunque muy pronto, al lado de los monjes arquitectos, aparecieron los arquitectos laicos.

Entre los siglos XII y XV floreció en Europa con gran esplendor la construcción de catedrales, cuyos artífices más importantes fueron los maestros canteros, carpinteros, plomeros y vidrieros.

Estos formaban unos gremios que hunden sus raíces en lo más profundo de la historia, pues hay quien los remonta a la época de Hammurabi, a la construcción de las pirámides, a la época romana y a la medieval. Ciertamente los constructores de grandes edificios se han agrupado en asociaciones para defender los intereses de la profesión, sus secretos y, también, para prestarse ayuda mutua en caso de necesidad de los cofrades. Normalmente se reunían bajo la advocación de un Santo Patrón, como por ejemplo S, José, patrón de los artesanos.

En Córdoba existe desde el 17 de octubre de 1868 la sociedad de Plateros fundada a raíz de la crisis económica y política que asolaba a España, cuya finalidad era socorrer a los plateros más desfavorecidos. En principio se denominó Asociación mutua de Plateros de Córdoba, bajo el patrocinio de S. Eloy, que fue orfebre en su juventud, y es la sociedad de previsión más antigua que existe en España

Obviaremos cofradías tan antiguas como las Collegia romanas, o las Hildas germánicas y nos centraremos en los

Gremios de maestros constructores

En la construcción, tanto de catedrales cuanto, de edificios civiles, los albañiles, especialmente, constituyen uno de los grupos mejor organizados del momento, que además guardan celosamente los conocimientos adquiridos en la construcción de edificaciones.

La palabra francesa masón, significa albañil, o también cortador o tallador de piedras, de ahí que estas agrupaciones reciban el nombre de masonerías y sus miembros, también se conozcan como francmasones.

La palabra francmasón, proviene de free-stone-mason, albañil de piedra blanda, nombre que recibieron los albañiles o canteros en la Inglaterra del siglo XIV que trabajaban la piedra menos dura, o más fácil de tallar.

La palabra free también significa en ingles libre, sin ataduras, por ello que igualmente se les dé a los francmasones el apelativo de albañiles libres, sin sujeción a ninguna atadura, eludiendo la palabra piedra.

Etapas de la Masonería

Operativa, es la de los constructores de grandes edificios, como hemos dicho.

La de los Aceptados, en el siglo XVII y los primeros lustros del XVIII se produce el fin de las construcciones catedrales, y se aceptan como masones a personas de prestigio, pues estas corporaciones continúan existiendo, no ya con fines constructivos sino asociativos, conservando sus tradiciones, ritos y tradiciones.

Especulativa, nace cuando, el 24 de junio del año 1717, en la fiesta de S. Juan, se reunieron en Londres cuatro logias de masones aceptados con la determinación de crear una gran logia que se denominaría Gran Logia de Londres, a cuyo frente se encontraría el Gran Maestro, y encargaron a los pastores protestantes James Anderson y Jean Théophile Désaguliers que redactaran una constituciones por las cuales se pudiesen regir las asambleas masónicas. Fueron compuestas y dadas a la luz en el año 1723 con el nombre de Constituciones de Anderson, obviando a Désaguliers. En estas se remontan nada menos que a Noé, diciendo que fue el primer masón cuando construyó el arca del Diluvio.

En el artículo primero de la segunda parte de estas se especifica las relaciones con Dios de un buen masón:

Un masón está obligado por su carácter, a obedecer la ley moral, y si comprende el arte, no ser nunca un ateo estúpido ni un libertino irreligioso.

La Masonería pide a sus asociados que crean en la existencia de Dios, pero no el especificado por una determinación religión, sino en un Dios etéreo sin contacto con los humanos, como hemos dicho

Sobre las relaciones de la masonería con los estados, se declara en el artículo 2º que el masón ha de ser pacífico súbdito de los poderes civiles, cualquiera que sea el lugar donde trabaje o resida, y no mezclarse nunca en conjuras o conspiraciones contra la paz y el bienestar de la nación.

-Manifiestan que el masón ha de someterse a los poderes civiles y no participar en ningún complot o conjura contra la paz y el bienestar de la nación.

Posiblemente la masonería, como institución, no participase en movimientos subversivos contra los poderes establecidos, pero sus miembros fueron elementos activos y fervientes componentes en la Revolución francesa, como hemos dicho, y en la independencia de las colonias inglesas que constituyeron los Estados Unidos.

Las trece colonias inglesas de América del Norte que se conjuraron para independizarse de la metrópolis fueron New Hampshire, Massachusetts, Rhode Island, Connecticut, New York, New Jersey, Pensilvania, Delaware, Maryland, Virginia, North Carolina, South Carolina y Georgia.

Nueve de los representantes de las mencionadas colonias eran masones, es decir, Ellery, Franklin, Hancock, Hewes, Hooper, Paine, Stockton, Walton y Whipple.

La masonería y el Ku Klux Klan

Este movimiento secreto nació en el sur de los Estados Unidos. Significa "clan del círculo" (del griego κικλός, kiklós), fue fundado después de la Guerra de Secesión por un masón, Nathan Bedford Forrest, que fue su primer Brujo, así se denominan sus integrantes, Imperial. En 1915 fue revitalizada por otro Masón, Wiliam Joseph Simmons, logrando su momento cumbre con unos 5 millones de adeptos, y todos los oficiales altos del Klan eran masones; Albert Pike, uno de los masones más importantes, era Jefe de Justicia del Klan.

Este tenía dos planes que deseaba cumplir a toda costa:

1º Fomentar tres guerras mundiales, permitiendo que en la tercera se abriera el camino para introducir en el mundo una fe global, una religión que tendría, como ídolo, a Lucifer

2º También, desde sus inicios, pretendía devolver a los negros a su antigua condición de esclavos.

Símbolos masónicos en el billete de un dólar estadounidense

Ya hemos mencionado la importancia de los masones en la constitución de los EE. UU. Veamos ahora cómo la plasman de forma inequívoca en los distintos símbolos que aparecen tanto en el anverso, cuanto en el reverso del billete de un dólar estadounidense.

Influencia que hoy se estampa en este billete, al que han incorporado diversos símbolos procedentes de los masones y de los Illuminati en cuya creación participó el masón Giusepe Mazzini, gran amigo de Pike.

Pero consideramos que primeramente debemos de aclarar quiénes son éstos:

Por los datos que se tienen sobre la misma, ésta es una sociedad secreta, también denominada Perfectibilistas, o Iluminados de Baviera, fundada por Adam Weishaupt, jesuíta renegado quien en su lecho de muerte abjuró de la religión católica.

Los fines de esta son derrocar a los gobiernos del mundo y eliminar la religión a la que consideran como una lacra social, para, una vez eliminadas estas instituciones, implantar un nuevo orden social. Su influencia ha sido tal en los estamentos políticos y los gobiernos de las naciones que hoy esos propósitos son aceptados sin reparo alguno, como Nuevo Orden Mundial, denominación que fue instaurada por el masón Woodrow Wilson, 28º Presidente de los EE. UU. y creador junto con su Omnipotente coronel Edward Mendell House del Consejo de Relaciones Exteriores, la poderosa organización para masónica que es una de las claves del Gobierno Mundial hasta hoy.

Las premisas que propugna esta sociedad secreta son:

-La superación del viejo conflicto entre “izquierdas” y “derechas

-Un sistema múltiple de estructuras de poder entrelazadas y disociadas que converjan en un único fin supremo de naturaleza luciferina, es decir. El establecimiento de un Nuevo Orden Mundial, ya mencionado.

Este Nuevo Orden Mundial o Novus ordo seclorum como reza en el billete referido, lo veremos más adelante, ya comienza a tomar forma en el año 1917, cuando las dos logias masónicas más importantes de Francia, la Gran Logia de Francia y el Gran Oriente de Francia, organizan una conferencia interaliada para establecer un programa de acción común en el que se permitiera hacer oír su voz a la masonería en el conflicto que asolaba a Europa y al mundo entero.

Este sería el germen de la creación de la Sociedad de Naciones a instancias de la Federación Internacional Masónica para la Sociedad de Naciones, que el 18 de abril de 1946 fue disuelta dando paso a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En la famosa carta que Albert Pike, que se conserva en el museo Británico de Londres, escribió a Giuseppe Mazzini en 1871, perteneciente éste a la sociedad secreta de los Carbonarios y fundador en el año 1834, en Berna, de la asociación, también clandestina de la Joven Europa que pretendía, entre otras cosas, unir a toda Europa bajo una confederación republicana, le habla de estos propósitos. Idea que hoy la encontramos vigente en España con la anhelo de los nacionalistas de convertirla en una unidad plurinacional.

También le expresaba su convencimiento de que occidente se serviría del Islam como herramienta para cumplir sus objetivos, afirmando que los Illuminati usarían a los musulmanes como “eje central” para llevar a Occidente a una guerra contra el Islam.

¿Fue pronóstico, o propósito que se ha ido fraguando a través del tiempo, cuyos resultados contemplamos hoy viendo la situación tan frágil y delicada que relaciona a Occidente con los islamitas?

No soy partidario de las teorías que hablan de conspiraciones a nivel mundial, pero hay muchas coincidencias entre los planes de los masones y la realidad actual que vivimos.

Comentarios
SERAFIN gonzalez burgos 27/oct/20    17:40 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Enseñar con autoridad

Ayer leí un viejo libro que comentaba como “enseñar con autoridad”

¿Borrasca pandémica en el 2021?

Según estimaciones del Gobierno, la Deuda conjunta de las Administraciones Públicas para el 2021 podría alcanzar el techo ionosférico del 117% del PIB nacional

Soberbios

Aunque no sea fácil, frente a la soberbia envolvente; hemos de recurrir al temple de personas con dignidad

La casta no dimite

​Pues eso, señor Herrera, director general de ‘chichinabo’ y pacotilla: dimita cuanto antes, lávese la cavidad bucal y consulte el DRAE en cualquiera de las versiones más recientes

El gobierno desprecia lo privado y yerra en lo público

La independencia pierde fuelle en Cataluña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris