Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Baloncesto
Etiquetas:   LIGA ENDESA / PLAYOFF   SEMIFINALES - PLAYOFF  

El Real Madrid se clasifica para la final de la Liga Endesa (79 - 89)

Felipe Reyes y Sergio Llull sumaron 44 puntos entre los dos para liderar la clasificación blanca.
Miguel Francisco González Pujazón
@Miguel_Fgp
jueves, 12 de junio de 2014, 21:43 h (CET)
Ficha técnica
79- Unicaja Málaga: Jayson Granger (4), Ryan Toolson (17), Carlos Suárez (12), Nik Caner-Medley (13), Vladimir Stimac (7) - Quinteto titular - Domantas Sabonis (0) Txemi Urtasun (0), Fran Vázquez (8), Mindaugas Kuzminskas (9), Earl Calloway (3), Rafael Hettsheimeir (6). Entrenador: Joan Plaza.

89- Real Madrid: Sergio Llull (22), Rudy Fernández (9), Tremmel Darden (0), Marcus Slaughter (2), Ioannis Bourousis (8) - Quinteto titular - Felipe Reyes (22), Nikola Mirotic (2), Sergio Rodríguez (9), Jaycee Carroll (11),  Salah Mejri (4). Entrenador: Pablo Laso.

Parciales
: 17-24, 18-13, 20-19, 18-17, 6-16

Árbitros: Juan Carlos García González, Miguel Ángel Pérez Pérez, Fernando Calatrava.

Incidencias
: Cuarto encuentro de semifinales de la Liga Endesa disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena, con una asistencia de 10.600 espectadores. Sin eliminados.

Datos destacables
Lo mejor: Nueva final para el Real Madrid.
Como bien recordó Pablo Laso en rueda de prensa, el equipo blanco suma su cuarta final de la temporada, disputando así los títulos de todas las competiciones que han disputado

Lo peor: Unicaja dice adios.
El cuadro malagueño no obtuvo premio alguno pese a su enorme actuación en la eliminatoria de semifinales. En cualquier caso, el proyecto de Joan Plaza termina la temporada con nota y se dislumbra un futuro ilusionante para el club andaluz.
El Unicaja de Málaga no pudo forzar el quinto encuentro de semifinales y acabó sucumbiendo en una prórroga en la que el acierto de jugadores como Sergio Llull resultó decisivo. Los malagueños cierran el curso con mal sabor de boca, pero dejando el pabellón muy alto en la temporada que supone el regreso del equipo andaluz a la élite europea.

Pablo Laso apostó por la presencia de Marcus Slaughter en el quinteto titular, pero el jugador norteamericano no duró mucho sobre la pista al sufrir una lesión en los primeros segundos del choque. Pese al inconveniente, el conjunto merengue salió mejor a la cancha y aprovechó las imprecisiones de su rival en ataque para abrir una brecha de cinco puntos en el electrónico.

Dos triples consecutivos de Ryan Toolson parecían meter de lleno al equipo local en el encuentro, pero el escolta americano no encontró apoyo en sus compañeros. Entre tanto, Ioannis Bourousis se estaba convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza en la zona, controlando el rebote y provocando las dos primeras faltas personales de Fran Vázquez. Las dudas en el ataque cajista persistían, y el Madrid lo aprovechó para dinamitar el encuentro con un parcial de 0 - 10.

Cuando peor pintaban las cosas para los andaluces, Vladimir Stimac salió al rescate de los suyos y maquilló las cuentas al final del primer parcial (17 - 24). El Unicaja necesitaba reducir diferencias drásticamente si no quería verse obligado a remontar ante el equipo más anotador de Europa. Su rival, consciente de lo ventajosa de la situación, replicaba con acciones individuales de Jaycee Carroll cada canasta del cuadro malagueño, obligando a Joan Plaza a pedir tiempo muerto.

La entrada a pista de Rafael Hettsheimeir hizo subir varios enteros la intensidad defensiva de los verdes, que poco a poco lograron rebajar la diferencia en el luminoso. La anotación se congeló durante varios minutos y ninguno de los dos equipos fue capaz de cambiar el signo del partido en un tramo lleno de imprecisiones. La tercera falta de Fran Vázquez y una técnica a Joan Plaza hicieron encolerizar aun más a un Martín Carpena dispuesto a morir por su equipo. Como ya ocurriese en el partido ante el Gran Canaria, Caner-Medley asumió al mando al filo del descanso y con dos triplazos dejaba el partido (35 - 37).

El desacierto en ataque de los cajistas seguía sin tener remedio en la segunda mitad, y el esfuerzo realizado en los partidos anteriores empezaba a pasarles factura. El Real Madrid también estaba lejos de su inspiración habitual de cara al aro, y desaprovechó una ocasión de de oro para romper el encuentro ante un oponente que se encontraba contra las cuerdas. 

La defensa de los madrileños empezó a hacer aguas y la acumulación de faltas concedió demasiados tiros libres al Unicaja, con los que poco a poco conseguiría reengancharse al encuentro. La única vía de anotación viable para los blancos se encontraba en Felipe Reyes, que firmó unos minutos espectaculares para mantener a flote a su equipo. La técnica señalada a Pablo Laso, que ya había bailado al filo de la navaja en los partidos anteriores, le dio el último empujón al cuadro malagueño para mantener la ilusión de cara al último periodo (55 - 56).

Un espectacular 2+1 de Carlos Suárez tras un disputadísimo rebote ofensivo parecía despertar al conjunto andaluz de su letargo, pero nada más lejos de la realidad. El banquillo visitante sacó lo mejor de si y gracias a la intimidación de Mejri y a los puntos de Carroll tomó la delantera en los minutos decisivos, mientras que solo el alero madrileño de Unicaja era capaz de mantener el pulso anotador ante su ex- equipo.

El Chacho Rodríguez anotaba un triple y estiraba la renta de su equipo hasta una diferencia 7 puntos  que parecía abismal dado el enorme desgaste físico y psicológico de la eliminatoria. Aún con todo a favor, el Real Madrid era incapaz de matar el choque definitivamente con numerosos errores desde el triple, mientras que un parcial de 7 - 0 igualaba la contienda en un último esfuerzo de los malagueños. Rudy tuvo el tiro para ganar el partido, pero no superó la defensa de su par y no pudo evitar la segunda prórroga de la serie.

Ambos conjuntos parecieron dejarse lo mejor para el tiempo extra, en el que libraron una encarnizada batalla ofensiva más acorde con lo vívido a lo largo de la eliminatoria. Felipe Reyes seguía dominando bajo tableros mientras Granger y Toolson anotaban en penetración... Hasta que llegó Sergio Llull. 7 puntos consecutivos del menorquín, incluyendo un triple sobre la bocina, mataron el encuentro definitivamente y certificó la tercera final consecutiva de los blancos. Los intentos a la desesperada del equipo local no fructificaron, pero esto no acalló el apoyo de la afición malagueña, que a buen seguro no olvidará el brillante papel del equipo esta temporada, tanto en el Top 16 como en esta histórica eliminatoria.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La NBA y esa costumbre de despertar pasiones en los aficionados

​Brooklyn Nets, con Kevin Durant en buen estado, se asoma como un fuerte rival para llevarse la corona. Junto con el experimentado Kyrie Irving, los Nets son de cuidado

El Coosur Betis respira ante el Urbas Fuenlabrada (86-79)

Pau Gasol, ¿a los Lakers con su hermano Marc?

Después del fichaje de Marc Gasol por Los Ángeles Lakers, los rumores sobre la vuelta de su hermano Pau al equipo no han parado de crecer

Todo preparado en Orlando para el regreso de la NBA

El 30 de julio se reanudará la competición en la liga de baloncesto más popular del mundo

Betis: hasta donde pudo y le dejaron (65-84)

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris