Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   PP   Escraches  

Escraches y balas

Hemos sobrepasado el límite yendo a las casas de los políticos y hemos provocado que algunos imbéciles acabaran enviando sobres con balas. Seguro que ni con nuestros enemigos más cercanos hemos llegado a comportarnos así
Juan José Sánchez Soto
@sanchez_jj
martes, 23 de abril de 2013, 14:51 h (CET)
Pese a mi ya conocida opinión sobre la política actual que está llevando el Gobierno, creo que nos estamos pasando. Nos estamos pasando, nosotros (la sociedad española), en llevar hasta la puerta de las casas de los políticos nuestra rabia y nuestras críticas. No hago distinción entre partidos políticos porque me parece igual de aberrante ir a casa de un político del PP o uno del PSOE, o de otros partidos. Me parece también muy aberrante que alguien como Jorge Vestryngue, que militó en su día en el PP, hoy anime a acorralar a los políticos hasta la puerta de su casa. Yo también milité en el PP y nunca se me ocurriría llegar hasta tal extremo, un extremo propio del radicalismo más odioso que puede albergar una democracia como la nuestra.

Esta semana pasada conocíamos la noticia también de que Javier Arenas había recibido un sobre con una bala dentro. En una democracia, un demócrata de verdad no puede dejar llevarse por la ira y rabia de un Gobierno para perder los papeles de esta forma. El propio Gobierno ya se está retratando con sus medidas y está haciendo lo imposible para perder las próximas elecciones, quejémonos sí, pero sin pasarse.

Porque hemos sobrepasado el límite yendo a las casas de los políticos y hemos provocado que algunos imbéciles acabaran enviando sobres con balas. Y seguro que ni con nuestros enemigos más cercanos hemos llegado a comportarnos de esta manera.

Tampoco quiero defender las palabras del Gobierno que utiliza para ir de víctima: "quieren quitarnos el poder que hemos conseguido en las urnas". Yo voté en las urnas un programa electoral que hoy no existe.

Lo admito sí, fui un iluso, pero en este tema defiendo al Gobierno siempre y cuando se limite a exigir respeto a secas, que se limite a cumplir la ley sin necesidad de cambiarla... Si únicamente se refiere a los escraches condenándolos de la misma manera que he hecho yo en mis párrafos anteriores tendrá el respeto de sus propios votantes, y del resto de demócratas que entendemos que la democracia no pasa por acorralar a las casas de nadie. Habló un indignado con las políticas actuales, un indignado muy cabreado y que seguramente en el próximo Consejo de Ministros aumente su ira. Pero siempre será una ira democrática.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Horas decisivas

Siempre son horas decisivas y solemos hacerles poco caso

La segunda dosis

¿Que suele ocurrir cuando la oferta escasea?

¿Existe el “efecto Montero”?

No se descarta que, el desprestigio por su hábito de mentir y las amenazas a las CC.AA., sean su aval para abandonar la primera línea nacional

¿Vicepresidente del gobierno o troceador de España? Decídase señor Iglesias

​El señor Pablo Iglesias, en su entrevista en la Sexta, habló demasiado, quizá por sentirse en un ambiente que le resultaba cómodo

La credencial hacia el futuro

“Hemos de salir de este estado de confusión cuanto antes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris