Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Violencia   Machismo   Cazadores   Violencia Género  

Otro crimen a manos de un cazador

¿Y cuántos van?
Julio Ortega Fraile
@JOrtegaFr
jueves, 14 de marzo de 2019, 16:48 h (CET)

Valga (Pontevedra): Javier Bello, de 46 años, mata a su mujer María José Aboy, de 43, con un tiro de su escopeta de caza.

Violento + Armas = Combinación muy peligrosa.

Cazador = Violento.

Así que Cazador armado = Violento armado = Muertos.

Cada poco tiempo comprobamos que esto se cumple y no se trata de excepciones como aseguran los cazadores, a menos que excepción sea igual a recurrente, pero como esto último es un postulado falso se deduce que los escopeteros mienten mientras muchas mujeres, sus mujeres, mueren tras ser encañonadas.

Asesinadas.

Por ellos.

Con sus armas. Armas legales.

¿Armas legales en manos de violentos comprobados?

¿Sería admisible poner de director de una guardería a quien demostrase tendencia a la pederastia?

¿Y de responsable de un centro de acogida de refugiados a un neonazi?

¿Qué tal los miembros de La Manada como magistrados en juicios por violación?

Pues si no llevamos a cabo las aberraciones que proponen las tres últimas preguntas para no tener que lamentar abusos infantiles, inmigrantes apaleados ni violadores libres, dejemos de entregar licencias de armas a personas a las que les gusta, y mucho, utilizarlas.

Sé que hay ciudadanos en general y políticos en particular que aun sin ser cazadores consideran que los animales están para ser explotados/torturados/ejecutados. Y aunque esta forma de pensar tenga como consecuencia que otros se sepan autorizados moral y legalmente para hacer algo tan espantoso como causar sufrimiento o arrebatarle la vida a quienes deberían tener tanto derecho a disfrutar de ella como nosotros, los humanos, espero que en esa solidaridad excluyente, en esa compasión selectiva, en esa empatía mutilada y en esa rabia «según quién, dónde y cómo», conserven al menos un ramalazo de cordura para darse cuenta de que el número de parejas/vecinos/desconocidos que van cayendo asesinados por disparos de cazadores es muy alto y que cada poco tiempo suma un dígito más.

Al cazador le gusta matar. La Administración le pone la escopeta y él se encarga de poner los muertos.

¿Cuántos féretros más hacen falta para que la sociedad ponga su hartazgo en las tripas de los políticos y éstos pongan en la ley la prohibición de armas para violentos? Es decir, para cazadores.

Comentarios
Aurora Varela 14/mar/19    19:48 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Victoria sobre el envejecimiento

Las arrugas son indicadores fiables que el cuerpo debe morir

¿Revolución de colores contra Putin?

La implementación de sanciones por EEUU, el colapso del rublo, la caída del precio del petróleo y la subida de impuestos serían misiles en la línea de flotación de la supervivencia económica del Gobierno de Putin

El odio reconcentrado que carcome al comunismo español

​En el colmo de la ignominia, siendo un bien municipal, la ha arrojado, con el mayor de los desprecios a un vertedero. ¿Puede haber mayor ruindad?

Una pandemia de la que la izquierda saca provecho, ¡Inmoral!

Y mientras tanto, aprovechando la vigencia del estado de alarma y manteniendo a los ciudadanos pendientes de la epidemia que asola nuestro país, ellos, de matute, van colando decretos ley para ir formando o tejiendo, como prefieran, su especial cordón sanitario entorno a la Constitución

Filigramma 7: leer y quedar atrapado

No sé qué tiene ese poema, que lo he convertido en mi bandera, en mi divisa, en mi escudo de armas…
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris