Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Antonio Casado
Antonio Casado
Columna de opinión
Desde sus inicios profesionales en el viejo diario Pueblo de Madrid, Antonio Casado se especializó en información política, a la que sigue dedicándose en prensa, radio y televisión. De la generación profesional de la Transición, está casado y tiene dos hijos. En los años ochenta se incorporó a Radio Nacional de España, donde dirigió el 'Diario de la Tarde' y 'España a las ocho'. Posteriormente fue corresponsal diplomático de RNE y en 1990 ejerció como redactor jefe del semanario Tiempo hasta 1992. En estos últimos años desempeñó el puesto de corresponsal político en dicha revista. Actualmente es comentarista político de elconfidencial.com, Onda Cero, Antena 3 TV y Canal Nou.
Antonio Casado
Últimos textos publicados
Leguleyos
MADRID, 18 (OTR/PRESS) El Gobierno encarga a la Abogacía del Estado la presentación de un recurso contra la Junta de Castilla y León por adelantar el toque de queda a las ocho de la tarde, cuando el vigente decreto del estado de alarma no permite que pueda hacerse antes de las diez de la noche. O sea, por dos horas de diferencia.

Y sobre esas dos horas de diferencia la clase política se pone estupenda al calor del principio de legalidad o el derecho a moverse libremente. Una prueba más del abaratamiento de una clase política incapaz de entenderse en una cuestión que afecta, antes que nada, a la salud de los españoles.

Los leguleyos frenan la reacción ante el alarmante crecimiento de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos. Si nos enfrentamos a una realidad tan cambiante como la de esta insidiosa pandemia no es de recibo que la clase política se enrede en los componentes legales del caso. Es decir, en la letra de la norma (vigente hasta mayo) que, efectivamente, permite un margen de una hora, arriba o abajo, en su capacidad de modificar la horquilla del toque de queda (de las 23.00 h a las 06,00 h).

Vale. Es la letra del decreto. El espíritu apunta a la delegación de medidas. Las que el poder central deja en manos de las CC. AA. en la clave descentralizadora que contempla la Constitución e incluso el propio decreto sobre estado de alarma. Por supuesto, sin ánimo de consentir una violación del fundamental derecho del ciudadano a la movilidad ¿Por qué se viola ese derecho, según Moncloa, fijando el toque de queda en las ocho de la tarde y no en las diez de la noche? Tan confinamiento es lo uno como lo otro ¿Y no es descentralizar las decisiones, como predica el Gobierno, decidir en función de cada realidad territorial?

Lo penoso es que los gobernantes, el central y el territorial, sean incapaces de entenderse en causa tan de común interés como es la salud de los ciudadanos. Y en este punto es donde la convivencia se envenena con las documentadas sospechas de que andan por medio los intereses de partido, puesto que a situaciones iguales se toman decisiones desiguales, según el signo político del gobernante.

A la vista de los antecedentes, está perfectamente justificada la sospecha de que de que, por no cargar con la contradicción (como si la contradicción no fuera el estado natural de la clase política española) el Gobierno no quiere ser restrictivo en Castilla y León (por eso recurre la restrictiva decisión de esta Comunidad) un minuto después de haber sido expansivo en Cataluña para redondear la faena del candidato Illa en las urnas del 14 de febrero, que ahora han quedado aplazadas para el 30 de mayo.

martes, 19 de enero de 2021.
 
Años reputacionales
MADRID, 13 (OTR/PRESS) Mal pinta una sociedad contagiada por el pesimismo y viviendo bajo una doble amenaza sobre la salud y el bolsillo de su gente. Los analistas lo llaman "malestar social". Está larvado pero sigue creciendo como consecuencia de la crisis económica derivada del frenazo pandémico. Y se hará más visible cuando se retiren los analgésicos en un mercado laboral intervenido por el Estado, con cargo al bolsillo del contribuyente. Es decir, los ERTE (755.000 personas inseguras en su puesto de trabajo a partir de mayo) y las ayudas a los autónomos. Piadosas formas de solidaridad ideadas en el llamado Estado del Bienestar. Luego vendrán los despidos, la desaparición de empresas no competitivas y, desde el punto de vista social, el crujir de dientes.

Como ya ocurriese en la anterior crisis financiera (a partir de 2009 en España), la respuesta del Gobierno para salir del agujero se remite a la multimillonaria ayuda europea pensada para no solo para la recuperación. Sobre todo, para la transformación del sistema productivo. De ahí que el marco venga exigido por la modernización y las reformas pendientes, con motivaciones más sociales, más ecológicas, más digitales, más industriales. Nada menos que 140.000 millones durante seis años.

Se distribuirán en función del impacto de la pandemia sobre la riqueza (en torno al 11% de caída en el PIB de 2020), el paro en general y el paro juvenil en particular. Una decisión histórica en la forja de la Europa unida que cursa con el inevitable debate político nacional: ¿Y si los fondos se convierten en una piñata clientelar de regalos improductivos, como ya ocurriese con el desdichado plan E de Rodríguez Zapatero?

La pregunta no es ociosa. Forma parte de un estado de opinión de los inversores contagiados por la desconfianza en un Gobierno que sobrevive apoyado en socios poco fiables y claramente desestabilizadores. Lo que le faltaba a una economía nacional que sufre el mayor desplome de la Eurozona. No conviene olvidar que la inversión internacional es determinante en muchas empresas del Ibex 35. Cuesta pensar en la remontada si falla ese vector. Y de ahí la significativa ausencia de los ministros de Podemos en la XI edición del "Spain Investors Day" (SID) inaugurada este miércoles por el rey, Felipe VI.

Se entiende que Sánchez haya querido ofrecer la mejor cara de su Gobierno en un acontecimiento que cruza a las grandes empresas españolas con inversores de todo el mundo. Se trata de desactivar los daños reputacionales causados por la presencia de una fuerza populista que ve al Ibex como el poder oscuro que ahoga a los de abajo y maneja a los de arriba. Y de desmentir ante el mundo que a España le falte certidumbres, seguridad jurídica y estabilidad política. Espero que se consiga, por el bien de todos.

jueves, 14 de enero de 2021.
 
Fátima nos avisó
MADRID, 11 (OTR/PRESS) Los diccionarios asocian la emergencia "una situación imprevista que requiere especial atención y debe solucionarse lo antes posible". El calificativo "imprevista" la define. Pero Filomena estaba anunciada por tierra, mar y aire con la antelación suficiente como para no encajar en dicho calificativo.

A pesar de ello, hemos vuelto a llegar tarde y se han vuelto a gestionar mal los efectos de una borrasca cuya agresividad había sido suficientemente documentada a efectos preventivos por los meteorólogos. Incluso por los poderes públicos centrales, autonómicos y municipales. Sin embargo, los poderes públicos son los principales afectados por la general valoración de lo ocurrido: éxito total en previsión (avisos sobre lo que venía) y nuevo fracaso en la planificación de la respuesta.

Las estrellas de este severo desafío de la Naturaleza, en forma de nevada, han sido el voluntariado y la capacidad organizativa de los propios ciudadanos. Suele ocurrir que la solidaridad aparece como movimiento de apoyo a las disposiciones de los poderes públicos. Pero en esta ocasión parece que ha sido al revés, si exceptuamos las tareas reclamadas sobre la marcha a la UME (Unidad Militar de Emergencias), que nunca agradeceremos bastante.

Basta seguir el trabajo de los medios de comunicación, que han concedido los honores de portada al voluntariado, la autoorganización y, como queda dicho, la UME. Todo lo cual nos lleva a la conclusión de que en España son manifiestamente mejorables los sistemas de protección civil ante este tipo de emergencias.

¿Las causas? Por un lado, la desidia de una clase dirigente más mentalizada en las pendencias por el poder que en mejorar las condiciones de vida de la gente. Por otro, los vicios ocultos de un aparato administrativo que está pidiendo a gritos una actualización, en línea con las exigencias modernizadoras que forman parte de la condicionalidad europea para acceder a los fondos de ayuda en los países más castigados por la covid 19, como es el caso de España.

De la falta de agilidad del sector público, que nos vuelve a recordar a un paquidermo envejecido, ya hemos tenido pruebas en la aplicación práctica de los ERTE, el Plan Renove, el IMV (Ingreso Mínimo Vital) o los planes de vacunación. Ejemplos vivos de la diferencia entre lo que se dice y lo que se hace desde el poder. Las promesas y las buenas intenciones se marchitan a poco de ser declaradas, como escribió Séneca.

Lo malo es que la factura de una mala gobernanza la pagan los ciudadanos ante una deficiente prestación de los servicios consagrados en su día en el llamado estado del bienestar y luego reñidos en una absurda tensión política entre descentralización y mando único, o al revés. Galgos o podencos.

martes, 12 de enero de 2021.
 
 
El bochorno
sábado, 9 de enero de 2021.
 
Pascua militar con mensaje
jueves, 7 de enero de 2021.
 
¿Se apaga Ciudadanos?
martes, 5 de enero de 2021.
 
Maldito 2020
sábado, 2 de enero de 2021.
 
Sánchez y la monarquía
jueves, 31 de diciembre de 2020.
 
Sánchez comparece
martes, 29 de diciembre de 2020.
 
Felipe VI, previsible
sábado, 26 de diciembre de 2020.
 
El mensaje del Rey
jueves, 24 de diciembre de 2020.
 
Felipe VI y Azaña
sábado, 19 de diciembre de 2020.
 
El miedo como vacuna
jueves, 17 de diciembre de 2020.
 
Cataluña, a las urnas
martes, 15 de diciembre de 2020.
 
Así es el pedro-pablismo
sábado, 12 de diciembre de 2020.
 
Deméritos del emérito
jueves, 10 de diciembre de 2020.
 
Tridente subversivo
martes, 8 de diciembre de 2020.
 
Venezuela: la farsa del 6-D
sábado, 5 de diciembre de 2020.
 
La carta de los militares
martes, 1 de diciembre de 2020.
 
Añorado Rubalcaba
sábado, 28 de noviembre de 2020.
 
No al PSOE desmemoriado
martes, 24 de noviembre de 2020.
 
Pecado original
sábado, 21 de noviembre de 2020.
 
Arde el PSOE
jueves, 19 de noviembre de 2020.
 
La tormenta de Bildu
martes, 17 de noviembre de 2020.
 
Malas compañías
sábado, 14 de noviembre de 2020.
 
El grito de Lambán
jueves, 12 de noviembre de 2020.
 
El Rey e Iglesias, en Bolivia
martes, 10 de noviembre de 2020.
 
Archivo
07/11/2020 ¿Autoritarismo o torpeza?
05/11/2020 Incertidumbre
03/11/2020 Arde la calle
31/10/2020 Madrid, el desajuste
29/10/2020 Los PGE de Iglesias
27/10/2020 La salud y los principios
24/10/2020 El destape de Casado
22/10/2020 Candidato Abascal
20/10/2020 Sobre el bloqueo
17/10/2020 Europa nos mira
15/10/2020 De políticos y jueces
13/10/2020 Fiesta Nacional
10/10/2020 La batalla de Madrid
08/10/2020 Que España funcione
06/10/2020 En modo amenaza
03/10/2020 Torra con lanzallamas
01/10/2020 El oscuro caso Bankia
29/09/2020 La que se avecina
26/09/2020 Gana el activismo
24/09/2020 La fiscalía que arde
22/09/2020 La frágil paz Sánchez-Ayuso
19/09/2020 Política basura
17/09/2020 Septiembre negro en Cataluña
15/09/2020 El dilema de Sánchez
12/09/2020 Dos caras del PP
10/09/2020 Casado se desmarca
08/09/2020 Negacionistas ofendidos
05/09/2020 Confusión e incertidumbre
03/09/2020 Casado, alternativo
01/08/2020 Vox, como pretexto
30/07/2020 El ciclista cansado
28/07/2020 Virus y política
25/07/2020 Por la gravedad del delito
18/07/2020 Una jornada emotiva
16/07/2020 La batalla de Bruselas
14/07/2020 Rebrote soberanista
11/07/2020 La credibilidad del reino, en juego
09/07/2020 Galicia y Euskadi: el trámite
07/07/2020 Sesenta y cinco millones
04/07/2020 Olor a cloaca
02/07/2020 Mesa catalana sin prisas
30/06/2020 Independentismo con grietas
27/06/2020 Buenas noticias
25/06/2020 Frágil normalidad
23/06/2020 Lo que viene ahora
20/06/2020 Cien días después
18/06/2020 Espejismos
16/06/2020 Los 21 de Sánchez
13/06/2020 Marlaska tenía razón
11/06/2020 Indolencia socialista
09/06/2020 La que se avecina
06/06/2020 Tensiones larvadas
04/06/2020 Clima irrespirable
02/06/2020 Tramo final
30/05/2020 ¿Ha enloquecido Marlaska?
28/05/2020 El caso 'Marlaska'
26/05/2020 La bandera es de todos
23/05/2020 ¿Siniestro total?
21/05/2020 Políticos a garrotazos
19/05/2020 Madrid: alto riesgo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris