Siglo XXI. Diario digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Tienda Siglo XXI Grupo Siglo XXI
19¬ļ ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Pol√≠tica

¬ŅEspa√Īa racista?

Antonio Casado
jueves, 25 de mayo de 2023, 08:00 h (CET)
MADRID, 24 (OTR/PRESS) Contra el brote racista de Mestalla se han puesto las pilas todas las partes interpeladas. Polic√≠a, fiscales, clubes de f√ļtbol, los organismos federativos, Gobierno, partidos pol√≠ticos, medios de comunicaci√≥n y opini√≥n p√ļblica en general. Sana respuesta.

Sana e incompatible con la desproporcionada e injusta acusaci√≥n contra el supuesto racismo de los espa√Īoles. Ni siquiera el de los seguidores del Valencia, que no hacen sino condenar la conducta de quienes insultaron a un jugador del equipo contrario por el color de su piel.

Son conductas vinculadas a la intolerancia. Y al odio, incluso en el terreno judicial (art√≠culo 510 del C√≥digo Penal). Pero hay que decirlo todo y no callar nada en un intento -fallido tan a menudo- de evitar conclusiones injustas. Quien desprecia o insulta a otra persona incurre en ese tipo de comportamientos. Y eso ocurre en los gestos, las palabras o las actitudes que llevan una carga ofensiva, humillante e intimidatoria hacia un colectivo. En esta descripci√≥n tambi√©n encaja la bofetada de Vinicius a un adversario (le cost√≥ la tarjeta roja) y sus gestos despectivos hacia el p√ļblico valencianista.

Esto no supone justificar el racismo, que es injustificable. Me limito a se√Īalar la asimetr√≠a argumental que se observa en los razonamientos que se agotan en una profesi√≥n p√ļblica de antirracismo sin tener en cuenta otras circunstancias cosidas al caso. Por ejemplo, la calidad del jugador, su actitud provocadora y la psicolog√≠a de la masa en un estadio. Sin olvidar el hecho de que estamos en campa√Īa electoral. Todo eso, a mi juicio, ha contribuido a sacar las cosas de quicio.

No habr√≠a caso si Vinicius no disfrutase sembrando el p√°nico entre futbolistas y seguidores del equipo contrario. Nada nuevo en el ecosistema del futbol nacional. Pero convertir el comportamiento racista de unos cuantos en indicador del supuesto racismo de los espa√Īoles me parece muy exagerado. Es una generalizaci√≥n injusta con los millones de espa√Īoles contrarios a las conductas racistas. En 2022 se produjeron m√°s de 600.000 casos de robo o hurto en Espa√Īa, el 1000 % mas que los casos de racismo investigados en el mismo periodo, pero a nadie se le ocurre decir que Espa√Īa es un pa√≠s de ladrones.

Podr√≠amos abrir un debate sobre si los gritos racistas de una parte del p√ļblico son m√°s o menos graves que la provocadora arrogancia de Vinicius, pero no es aconsejable en el inflamado clima prelectoral que tan excitados tiene a los "putos rojos de mierda" frente a los "putos fachas de mierda", seg√ļn las pedradas verbales que se intercambian a diario unos y otros. Tambi√©n son conductas de odio, pero est√°n normalizadas y nadie se pone tan estupendo ante ellas como los que van de campeones de los derechos humanos por cuenta de los gritos racistas contra Vinicius.

Noticias relacionadas

La culpa es de Rivera

No, el mercado laboral no va bien

Arrimadas se despide

El problema del PSOE

S√°nchez, incluso ganando, va a perder

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris