Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Visiones

Héroe inesperado

Isaías Lafuente Isaías Lafuente
sábado, 26 de marzo de 2022, 08:01 h (CET)
MADRID, 25 (OTR/PRESS) Hace justo tres años escribí un artículo sobre un desconocido Volodimir Zelenski que, en vísperas de las elecciones presidenciales en Ucrania, encabezaba como favorito todas las encuestas. Hasta entonces su único acercamiento a la política había sido interpretar al entonces presidente de su país en una serie de televisión y me preguntaba si podía llegar a ser presidente el doble del presidente. Y llegó. Zelensky ganó las elecciones y se puso al frente de su país. Al margen de su encanto personal y de su evidente popularidad jugaron a su favor los escándalos de corrupción y el hartazgo de la ciudadanía de su tradicional clase política en la que, según las encuestas, solo confiaba el nueve por ciento de los ucranianos.

En estos años nos habíamos olvidado de él. La verdad es que Ucrania no nos importaba mucho. La comunidad internacional había bendecido por la vía de los hechos la ocupación de Crimea por parte de Rusia y hacía la vista gorda hacia las vulneraciones de derechos humanos que Putin practicaba en el interior de su país. Nadie supo ver que ambas cosas no eran sino el ensayo de la invasión del país vecino, sin respetar ni el orden internacional ni las leyes de la guerra.

Y es en estas circunstancias trágicas en las que aquel cómico al que miramos un día con desdén ha vuelto a emerger como un líder internacional. Zelensky ha ignorado emprender un exilio de oro y se ha resistido a firmar la rendición sin luchar. En apenas un mes se ha erigido en un héroe inesperado para los ciudadanos de su país, en símbolo de una numantina resistencia para la historia de la guerra y en voz de la conciencia para esa parte del mundo que ha decidido apoyarle en su causa, brindándole ayuda militar y emprendiendo una guerra económica paralela contra el invasor con el fin de estrangularlo por esa vía.

Vivimos tiempos inciertos. No sabemos cuánto durará esta guerra ni cómo terminará. Desconocemos la magnitud final de una herida que ya es inmensa. Ignoramos cuál será la capacidad de resistencia de nuestra generosa ayuda y de nuestra sincera hospitalidad hacia los millones de ciudadanos, mayoritariamente mujeres y niños, que han tenido que abandonar sus casas y su país. Será entonces cuando todos demostremos nuestra talla. También el cómico que hace tres años nos sorprendió y tres años después ha vuelto a hacerlo.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Tenemos una deuda de escucha

Cisma catalán

Educación económica, la asignatura pendiente

El pacto de La Toja, que no de La Moncloa

La deflactación de Sánchez

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris