Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Escritor   Intelectual   Nicaragua   Recuerdo  

Recordando al eterno maestro

Francisco Arellano es considerado uno de los grandes intelectuales de Nicaragua
Harley Ezel
martes, 15 de noviembre de 2022, 10:22 h (CET)

Contenía un poco de maná, los mandamientos

y de Aarón su báculo sagrado.

El arca, ordenada por Yavhé

parecía una tienda más pequeña,

llevada en los hombros de dos pares

de jóvenes varones; de madera de acacia,

recubierta de oro noble.

(Del poema Arca de la alianza)


Francisco


Francisco José Arellano Oviedo nació el 14 de noviembre de 1941 en Granada, Nicaragua, hijo del campesino Humberto Arellano Ríos y la maestra Alicia Oviedo Angulo. Estudió en el Colegio Salesiano de Granada, donde llevó a cabo sus estudios primarios, y sus secundarios en el Instituto San Francisco de Asís.


De 1961 a 1964 estudió Magisterio y Estudios Humanísticos en el Instituto Internacional de Rúa en San Salvador, donde obtuvo su título de maestro. En 1967 ingresa al Seminario Salesiano en Guatemala y posteriormente en el de El Salvador, aprendiendo los idiomas latín y griego; también estudió Filosofía y Teología.


En 1971 publica el poemario Entre la sangre y el agua y en 1972, el ensayo Ernesto Cardenal, último renovador de la poesía castellana, año en que empieza a impartir clases en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), donde también realiza estudios en Ciencias de la Educación, obteniendo su título en 1975.


En 1976 publica la colección de ensayos El calendario de la nacionalidad nicaragüense en la poesía de Pablo Antonio Cuadra y expone el Seminario la Enseñanza del Español en la Universidad Heredia, de Costa Rica.


A la vez que impartía clases en la UNAN, también ejercía el magisterio en la Universidad Centroamericana (UCA). En 1979 publica Sobre el placer de la ironía y en 1980, realizó un curso de actualización pedagógica en la UNAN.


En 1982 publica Introducción al pensamiento vivo de Ricardo Morales Avilés, en 1983 realiza un posgrado sobre Currículo en la UNAN, en 1984 publica Epigramas: Teoría y Ejercicios y en 1987 dirige el Seminario sobre Planificación y Organización Educativa en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua.


En 1987 inicia a dar clases en la Universidad de Ingeniería (UNI) y en 1988 recibe un reconocimiento por parte de la Biblioteca Nacional Rubén Darío, por su contribución y apoyo a la obra "Bibliografía Nacional Nicaragüense".


En 1990 labora como asesor del ministro de Educación y fundador y director de la revista Maestro del MED, Humberto Belli, en 1992 participa en el Primer Seminario taller Iberoamericano del libro para autores, editores y libreros,y en 1993, labora como maestro en la Universidad Católica (UNICA), donde también fungió como Secretario general. Dicha Alma Mater fue fundada en 1992 por el Cardenal Miguel Obando y Bravo.


En 1994 viaja a República Dominicana para impartir el Taller de educación preventiva contra el uso de drogas, el 26 de mayo de 1995 es ingresado a la Academia Nicaragüense de la Lengua, durante la posesión leyó el discurso El objeto de la gramática: evolución y conveniencia de la función normativa, y en el mes de noviembre, es nombrado Académico correspondiente hispanoamericano de la Real Academia Española.


En 1996, funda la editorial PAVSA, también es nombrado Secretario de publicaciones de la Academia. En 1998 es nombrado tercer secretario general suplente de la Asociación de Academias de la Lengua Española y en ese mismo año participa en el XI Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española.


En 1999, publica Monumentum Aere Perennius, con prólogo del escritor Guillermo Rothschuh Tablada y en 2000 es nombrado miembro de la Comisión Interacadémica para la elaboración del Diccionario panhispánico de dudas y de la Comisión Interacadémica para elaboración del Diccionario de la lengua española.


En 2001 recibe un reconocimiento por su participación como ponente al Segundo Simposio sobre el habla y la literatura nicaragüense, por el Centro de Investigaciones Lingüísticas y Literarias, en 2002 recibe uno de la Comisión Permanente de ASALE y de la Spanish Action League of County, Inc. Syracuse, por su apoyo a la comunidad hispana y en enero del 2003, uno de parte del Centro Nicaragüense de Escritores, año en que publica el ensayo La onomástica nicaragüense.


En 2005 publica Catoblepas y junto al también escritor Jorge Eduardo Arellano, edita la antología Festival de Poesía de Granada 2005: Memoria poética, ese año es galardonado con el Premio Nacional Rubén Darío.


En marzo de 2007 publica Diccionario del Español Nicaragüense, el cual recopila 2,000 palabras nicaragüenses. “Como no disfrutar de esta tarea de buscar, analizar, desentrañar los significados de nuestras palabras, si ahí está nuestra cultura, nuestro pueblo con sus tradiciones, sus realizaciones y contradicciones”, expresó Arellano.


En mayo de 2007 publica el ensayo El Canto Errante o la dinámica de la modernidad y el poemario Sonetarios, y en noviembre la segunda edición del Diccionario del Español Nicaragüense, también recibe el Premio el Güegüense de Plata, por parte de la Fundación Mejía Godoy.


En 2008 publica Por la señal de la poesía y en 2009, la tercera edición del Diccionario del español Nicaragüense.


En diciembre de 2011, es nombrado director de la Academia Nicaragüense de la Lengua, y publica Memorias del Hospital Bautista. En 2012 publica Memorias de mi vida y en 2013, Entre piadosos ronda el diablo.


En marzo de 2016, asistió al VII Congreso Internacional de la Lengua Española y en el mes de diciembre es reelegido como director de la Academia Nicaragüense de la Lengua.


En enero de 2017, es ingresado a la Academia Dominicana de la Lengua, también participa en la revisión y aprobación de la Planta de la 24a edición del Diccionario de la lengua española, DEL, en Burgos, España, y en 2018 es galardonado con la Orden Clan Intelectual de Chontales.


En 2019 es partícipe del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española y en septiembre de 2020, publica el poemario Versos para loar a nuestra Madre.


Francisco estuvo casado en tres ocasiones, la primera con Lesbia Blandón, con quien procreó a Néstor Arellano (1966), la segunda con Rosa Lacayo con quien tuvo dos hijos: Francisco Manuel (1982) y German (1984), y la tercera con la Lic. en artes y letras Gloria María Blanco, con quien procreó a Marcos Antonio Arellano (1989).


Francisco Arellano murió la tarde del 24 de abril de 2021, a la edad de 79 años, a causa de un accidente cerebrovascular, a pocos meses de haber superado el COVID-19; fue sepultado en el Cementerio Jardines del Recuerdo.


“Era totalmente amoroso, tenía moral para corregirte, muchas personas lo buscaban para pedirle consejos, fue estricto solo cuando tenía que serlo, aunque no era necesario, siempre tuvo la facilidad, nunca te levantaba la voz, fue lo más tranquilo posible, expresó su hijo menor, Dr. Marcos Antonio Arellano.


“Francisco Arellano Oviedo llevó adelante a la Academia Nicaragüense de la Lengua por diez años, con devoción y altura, como director. Como amigo y colega suyo, lamento su muerte que entristece a la cultura nicaragüense”, expresó el escritor Sergio Ramírez.


“Al Maestro Francisco Arellano lo recuerdo con mucho respeto, admiración y cariño. Me dio clases en mi carrera de Periodismo, a inicios de los años ochenta. Fue un gran caballero de la enseñanza y la palabra. Aplicaba la filosofía cuando nos impartía las clases de español y literatura. No recuerdo que en su clase algún estudiante se haya portado mal, todo lo contrario, había un silencio respetuoso siempre. Las enseñanzas del Maestro Arellano, son para siempre”, expresó la escritora y periodista Miriam Palacios Sevilla.


Francisco Arellano es considerado uno de los grandes intelectuales de Nicaragua.

Noticias relacionadas

Movimiento del saber infinitista, de Latinoamérica para el mundo

Son una especie de nodo en el tiempo y en el espacio por el cual confluyen creativos que están dando vida a la poesía latinoamericana actual

Ester Abreu, endulzada de sabiduría

Cumpleaños de la escritora, poetisa, traductora y profesora brasileña

«La Voz». Por qué importa Sinatra

Singular homenaje al crooner acaso más idolatrado de la canción estadounidense

​Levantarse

Vencer los obstáculos

«Hay que construir la Historia contando con la aportación de la sociedad civil»

Entrevista al historiador Francisco J. Leira Castiñeira
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris