Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ministra   Hacienda   María Jesús Montero   Trayectoria  

La Chiqui

Fue escalando puestos en el socialismo andaluz con los condenados Chaves y Griñán y (la ninguneada por Sánchez) Susana Diaz
Gabriel Muñoz Cascos
jueves, 10 de noviembre de 2022, 10:27 h (CET)

No se extrañen del título que he escogido hoy para hoy. Es que voy a opinar de la ministra de Hacienda, del gobierno de España y me pide el cuerpo utilizar esta expresión que creo que conoce todo el mundo. Vamos a ello. 


La sevillana María Jesús Montero Cuadrado, nació en 1966. Desde muy joven, alternando con los estudios de medicina, se metió en política de la mano del comunismo (fue militante) y del socialismo, lo que demuestra su desmedida ambición, porque ya en 1986, faltándole 4 o 5 años de carrera, ya fue presidenta de la Comisión de Marginación del Consejo de la Juventud de Andalucía (1986/1988) y secretaria general de la misma institución (1988/1990). 


Su ejercicio profesional ha consistido -esencialmente- en cargos administrativos relacionados con la Sanidad. Curiosamente, en 1995 fue designada como personal fijo con plaza en propiedad como subdirectora del hospital de Valme, de Sevilla. Su nombramiento al parecer fue opaco y relativo a una convocatoria realizada en 1992, dos años antes de que Montero fuera técnico del SAS. Luego, ya se sabe, siempre de manos amigas fue escalando puestos en el socialismo andaluz con los condenados Chaves y Griñán y (la ninguneada por Sánchez) Susana Diaz. 


Hay que recordar que fue nombrada consejera de Salud por Griñán y cuando éste cedió los “trastos” a Díaz, ésta la nombro consejera de Hacienda y Administración Pública, etapa en la que pedía (a diario y de mala manera) al gobierno de Rajoy cuatro mil millones por déficit de financiación. Las tornas cambiaron en cuanto Sánchez la designó (para nuestra desgracia) ministra de Hacienda del Gobierno. 


Esta tipa altanera que utiliza un lenguaje inapropiado para ser ministra, en cuanto pisó Madrid, se olvidó de aquella petición para siempre. Así demuestra la Chiqui su catadura política, totalmente coincidente con el plagiador (de tesis y libros) mayor del Reino de España.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Agramonteses y beaumonteses en la Navarra del siglo XXI

En la altivez de su nueva posición, el PSN se percatará pronto de que el Virrey Esparza es sólo una marioneta en sus manos

Escuchar con el corazón abierto

Está visto que únicamente se divisa bien con el alma, lo esencial es incorpóreo para los ojos

Hezbolá en Paraguay

No se trata de una captación de adeptos a una organización político-religioso-militar, sino de una intervención norteamericana en plena campaña electoral

​Acción frente al sanguinario y contaminante McDonald's

Si acudes a un restaurante vegano, disfrutarás de una hamburguesa incluso más sabrosa y, lo más importante, acorde a la ética

​Abuso animal en Alfafar, nada nuevo

Lo más triste es ver que incluso a una niña le han hecho partícipe por todo el pueblo subida de pie en un caballo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris