Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Autora   Escritora   Novela   Presentación  

Adriana Serlik escribe contra el silencio

El próximo día 20 de Abril se presentará en Madrid, en el Salón 13 Rosas de CCOO, “El puente invisible”, primera novela de la autora
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
jueves, 14 de abril de 2022, 08:46 h (CET)

278033777 716599026199788 7702123759690247067 n

Definir a Adriana Serlik, nacida en Avellaneda (Argentina), nómada, seguramente, a la fuerza, que ha pasado por Asunción, Madrid, Roma, Florencia y Londres y desde hace quince años afincada en la ciudad de Gandia, capital de la comarca de La Safor en el País Valencià. Repito, es difícil definir a esta pequeña en estatura pero gran mujer en espíritu y ganas de vivir. La conocí hace más de veinte años cuando desde su web “La lectora impaciente” espoleaba a narradores y poetas para que no dejaran de escribir. 


Pasaron los años, desde la Ribera se trasladó a la Safor, y seguimos manteniendo el contacto sin conocernos personalmente hasta que, hace aproximadamente diez años, me llamó para que presentara en Barcelona su poemario “Frágil”, cosa que hice con sumo gusto. El prologo lo había escrito mi amigo y colega Alfons Cervera, de él extraigo una parte que nos podría servir para definir a esta Adriana Serlik que está constantemente en movimiento para remover Roma con Santiago, como dice el refrán, con tal que la cultura pueda llegar a conocimiento de todos. Cervera escribe en el prologo de “Frágil”: “ No le gusta ese mundo, será por eso su inquietud adolescente, su culo de mal asiento, su negación del llanto (tan propio de poetas o lo que sean esos de la lágrima suelta)porque como decía Juan Gelman el poeta “se abstiene de llorar”.


Y seguí recibiendo en casa más libros de poemas, en uno de ellos “El ojo cósmico” nos relató su lucha triunfadora contra la enfermedad, porque la lucha siempre es un triunfo, y por la prensa y las redes sociales seguí sabiendo de su otra lucha, la lucha en favor de la cultura, de cómo luchaba por ella desde la Universidad Popular de Gandia, de las exposiciones que año a año se han llevado adelante con su empuje, de esas palabras que cada año lleva escribiendo para una falla de Gandia, de sus apariciones en la radio. Y es que esta “loca joven casi anciana”, como no dejó escrito a Teresa y a mí en uno de sus poemarios, no sé de donde saca el tiempo para hacer tantas cosas, pero lo saca, y nos ha dado a luz su primer novela “El puerto invisible”, editada por la editorial Legados.


ADRIANA SERLIK 1

En la contraportada de la novela se dice, entre otras cosas, “No solo fue recordar; lo doloroso fue recordar en un obligado silencio”, por eso, para mi, esta primera novela de Adriana Serlik es un grito contra el silencio, un silencio obligado a lo largo de los 40 años que duró la dictadura franquista, silencio mucho más duro en los años en los que viven los personajes de “El puerto invisible”, porque aquel nefasto día uno de Abril de 1939 no había llegado la victoria, había llegado la derrota, lo que para unos era el triunfo para los otros, los que habían permanecido leales al legitimo gobierno republicano fue una derrota que fueron pagando a lo largo de muchos años.


La autora, con un lenguaje claro y directo, ha sabido trasladar al lector la atmósfera de aquellos años de la primera mitad del pasado siglo XX. A mi, que soy de la generación de Adriana, la lectura de su primera novela me ha traído los recuerdos de mi infancia, y el silencio, ese silencio obligado que a muchos niños nos impidió conocer la historia familiar, ya adultos conocimos que había algún desaparecido que nunca volvió de aquella guerra, seguramente debe estar en alguna cuneta, otros miembros de la familia habían tenido que marchar lejos, algunos habian sufrido cárcel y enfermedades. 


Todo eso, que ya es historia, triste historia de España, que tampoco nos contaron en las escuelas, está en las páginas de esta novela de Adriana Serlik. Una novela en la que, como en aquella triste y gris realidad, las mujeres son las protagonistas, las mujeres fueron las grandes perjudicadas de aquellos tiempos, mientras las de los ganadores lucían joyas, collares de perlas y visones, las otras, las que tenían el marido enfermo, o preso, o desaparecido, peleaban día a día por poder poner un plato de comida en la mesa. Unas heroínas que tapaban sus penas con las canciones de Quintero, León y Quiroga mientras lavaban restregando la ropa en unas tablas onduladas de madera, y se tragaban las lágrimas con orgullo porque conservaban intactos sus ideales. Esta novela, para mi, es un homenaje a todas aquellas mujeres que mantuvieron el tipo en aquellos años de penurias. Gracias Adriana por haberla escrito.


ADRIANA PRESENTACIÓ A MADRID.

El próximo día 20 de Abril se presentará en Madrid, en el Salón 13 Rosas de CCOO,  “El puente invisible”, primera novela de Adriana Serlik, intervendrán los “padrinos” del acto Diana Morant (Ministra de Ciencia e Innovación) y Agustín Sánchez Antequera (editor), así como la autora Adriana Serlik. Si pueden acudir no se lo pierdan. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Poemas de la reconocida poeta y traductora colombiana María Del Castillo Sucerquia

Poesía

​Ser un ser humano

Si te lastiman, te hacen daño

​Escena del "guiso de humanos" de la novela «Mundo al revés: Origen»

Fragmento del capítulo 5: "Comida familiar"

Eva Díaz Pérez, “El sueño del gramático”

La aventura humanista de Elio Antonio de Nebrija (Fundación José Manuel Lara)

Más allá de la razón

Cuento de Alberto Juárez Vivas, escritor, poeta, gestor y promotor cultural nicaragüense
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris