Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Rafa Esteve-Casanova
Contar por no callar
Rafa Esteve-Casanova
No se puede dejar pasar esta ocasión como algunos quieren hacer con la excusa que son unos presupuestos autonomistas. Sí, lo son, pero no hay posibilidad de otros

Hace poco más de una semana que, en primera instancia, ERC y JUNTS, los socios de Gobierno de la Generalitat de Catalunya consiguieron que los presupuestos para el próximo año pudieran echar a andar. No fue como ambos partidos querían, una vez más se rompió la ilusoria unidad del independentismo y la CUP, formación anti capitalista, volvió a sus raíces y se mostró reacia a dar el sí a unos presupuestos en los que el gobierno catalán había intentando acercar posturas con lo solicitado por este movimiento asambleario, de nada sirvió que se aumentara hasta 1.000 millones de euros el plan inicial de la partida de vivienda, ni algunas otras solicitudes de los cupaires. 


Al final esta mínima representación, en porcentaje de votos no llegan al 7%, voto negativamente, como lo hicieron PSC, C’s, PP y VOX. A pesar de este voto negativo al inicio de la tramitación del presupuesto para el 2.022 el President Aragonés sigue tendiendo su mano a la CUP con la intención de obtener su voto afirmativo el próximo 23 de Diciembre cuando se vote la aprobación definitiva de las cuentas para el próximo año.


El Presupuesto que durante estas semanas será debatido en el Parlament de Catalunya ha sido elaborado por un Conseller de JUNTS, Giró, antiguo director general de La Caixa, y un Presidente d’ERC, Pere Aragonés, que han hecho todo lo posible porqué los números salieran adelante contra los que ponían palos en las ruedas para hacerlos volcar. El actual Gobierno catalán es tan solo un matrimonio de conveniencia en el que una parte de JUNTS se esfuerza cada día por demostrar con su actitud que no han digerido todavía el haber perdido, ante ERC, las últimas elecciones al Parlament catalán. 


Y esta lucha por el poder ha quedado reflejada estos últimos días en las discusiones sobre quienes tenían que ser los socios que acompañaran con sus votos favorables el inicio de tramitación del presupuesto para el próximo año. Cuando menos de 48 horas antes del inicio de la sesión en la que tenía que aprobarse si habría nuevos presupuestos o se tendrían que prorrogar los actuales la CUP hizo publica su negativa al voto favorable, y mientras Pere Aragonés buscaba un nuevo socio para conseguir llevar adelante las cuentas una parte de JUNTS se frotaba las manos ante la ocasión que se les presentaba de dejar en mal lugar al President de la Generalitat por buscar como nuevo socio al grupo de COMUNS, no quedaba otro remedio, pero una parte de JUNTS, los de la independencia mágica, junto con su cuadrilla de hooligans en Twitter comenzaron a lanzar anatemas y acusaciones de españolismo botifler contra Pere Aragonés y los suyos.


Los presupuestos son necesarios, y más en los tiempos que corren, con la pandémia corriendo entre nosotros y el nacimiento de nuevas cepas víricas que no presagian nada bueno. Los presupuestos presentados y defendidos por el Conseller Giró, de JUNTS, son importantes y expansivos. De entrada aumentan en 5.148 millones, que se hubieran perdido en caso de no aprobación, 2.142 millones de ellos provenientes de los fondos Next Generation de la Unión Europea. El presupuesto del departamento de Salut, llegará a los 11.171 millones por el aumento previsto de 1.500 millones, y en Educació con un aumento de 1.609 millones se llegará a un gasto de 5.581 millones. Aparte de aumentos en otros departamentos. 


No se puede dejar pasar esta ocasión como algunos quieren hacer con la excusa que son unos presupuestos autonomistas, si, lo son, pero no hay posibilidad de otros, seamos realistas, la independencia todavía está lejana, y el pueblo catalán, especialmente las clases más desfavorecidas por la fortuna, no pueden permitirse el lujo de perder los millones en los que estos presupuestos aumentan. Todo esto sin olvidar que Catalunya es una de las CC.AA que más dinero de los impuestos recaudados envía a Madrid, 52.900 millones anuales de los que tan sólo retornan en inversiones 35.200 millones Esto es lo que se conoce como “déficit fiscal”, una plaga que ya dura demasiados años.


Pere Aragonés y ERC han dialogado, se han sentado a hablar con los “comunes” los únicos que podían, con su abstención, abrir la puerta para continuar debatiendo en qué y cómo se gastaran los millones de las cuentas del 2022. No olvidemos que la CUP ya había anunciado que con su voto cerraba la puerta a los presupuestos presentados por el Gobierno de la Generalitat. Ha llegado el momento de aplicar la geometría variable, que, simplemente, consiste en apoyarse en socios diferentes según el tema a debatir.


Una de las cosas más extrañas que he presenciado en política ha sido escuchar desde la tribuna de oradores como el diputado Canadell, un neo liberal que veía a Trump con buenos ojos, en su intervención en lugar de defender el proyecto de presupuesto se dedicó a atacar al grupo de COMUNS, que con su abstención abrirían la puerta a unos presupuestos elaborados por el Conseller Giró, nombrado por el partido del diputado Canadell, y también a acusar a ERC, con el que JUNTS, es socio de Gobierno de haber intercambiado “cromos” con el Ayuntamiento de Barcelona, gobernado por Colau, de Comuns, donde ERC apoyará los presupuestos municipales. El diputado Canadell, que cuenta con la admiración de los hooligans del independentismo en Twitter, seguramente no recuerda que su formación, JUNTS, regaló la Presidencia de la Diputación de Barcelona al PSC, para que no la tuviera Dionís Guiteras, representante d’ERC, alcalde de Moià, que en unos años ha conseguido saldar la deuda millonaria en que el anterior alcalde convergente sumió al pueblo.


De todas maneras el matrimonio entre ERC y JUNTS no se romperá, seguirán las discrepancias, discrepancias normales si pensamos que en JUNTS cohabitan diversas ideologías, desde gentes que creen en realidad en los postulados de la izquierda hasta antiguos convergentes que no han renunciado a los postulados de defensa del capitalismo como cualquier derecha civilizada, la única argamasa que les une es la esperanza de ver un día la independencia de Catalunya. Dicen que el poder desgasta, pero más desgasta estar alejado de los centros donde se toman las decisiones. 

Artículos del autor

Aunque tarde, los fascistas que hace ocho años entraron en el Centre Cultural Blanquerna, sede de la Delegación de la Generalitat catalana en Madrid se comerán el turrón navideño en la prisión que elijan. Su prepotencia y la ayuda de algunos jueces les hizo creer que eran impunes para seguir con sus aventuras de matones de barrio repartiendo palizas a quienes no piensan como ellos y boicoteando actos de organizaciones democráticas.

El pasado 7 de noviembre se cumplieron 50 años de la constitución de la Asamblea de Cataluña. También era domingo, como ha pasado este año, y en la Iglesia de San Agustín en pleno barrio del Raval de Barcelona los habituales de la misa de doce miraban con extrañeza cómo aquel domingo el número de asistentes al oficio dominical había aumentado con unos feligreses distintos de los habituales a la misa del mediodía y totalmente desconocidos en el barrio.

Desde que Colau alcanzó por segunda vez la Alcaldía de la capital de Catalunya cada cierto tiempo se levantan voces, interesadas por supuesto, contra esta alcaldesa que alcanzó el más alto sillón municipal con algunas promesas que cuando tomó la vara de alcaldesa vió que no podría cumplir. Ada Colau venía de la lucha contra los desahucios, disfrazada, literalmente, de aquella Abeja Maya de los dibujos infantiles cual nueva super heroína.

Una vez más, este 12 de octubre además de celebrar la onomástica de las “pilares” se ha celebrado, desfile militar incluido, el Día de la Hispanidad, antaño conocido como Día de la Raza. Desde 1987 es además la Fiesta Nacional de España en virtud de la Ley 8/87 del 7 de octubre, cuyo único artículo dice “Se declara Fiesta Nacional de España, a todos los efectos, el día 12 de octubre”.

El pasado miércoles se reunió en el Palau de la Generalitat en Barcelona la llamada “Mesa del Diàlogo”. A un lado el Gobierno de España, y su Presidente  Pedro Sánchez, enfrente los representantes del Govern de la Generalitat, con su President, Pere Aragonés, al frente. Una reunión de alto nivel a la que muchos, de un lado y otro, habían intentado poner piedras en el camino con el fin de impedir su celebración.

El pasado 2 de Agosto los Gobiernos de España y Catalunya firmaron un acuerdo por el que el Gobierno presidido por Pedro Sánchez se compromete a invertir 1,700 millones de euros en la ampliación del Aeropuerto de Barcelona, de siempre conocido como El Prat y que desde hace algún tiempo ostenta el nombre oficial de Josep Tarradellas, nombre impuesto desde las altas instancias madrileñas sin consultar a ninguna autoridad catalana.

Pocos minutos después de las siete de la tarde del 13 de Septiembre del año 2013 la multitud agrupada en la Plaza de San Pedro del Vaticano comenzó a aplaudir, la “fumata” era blanca, “habemus papam”. Después de dos días de cónclave y tan sólo en cinco sesiones los cardenales habían elegido un nuevo sucesor de San Pedro al frente de la Iglesia Católica. 

Por fin, después de largo tiempo de espera, antes de las vacaciones estivales, ha tenido lugar la primera reunión bilateral entre los Gobiernos de Catalunya y España. Desde su constitución el Govern presidido por Pere Aragonés insistía en la celebración de esta reunión entre ambos Gobiernos.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris