Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Nochebuena   Navidad   Celebración   Banquete   Misa   Actos  

​Nochebuena y Navidad son actos privados

Con «celebraciones a las que se acude por relaciones interpersonales de estricta consanguinidad, amistad o compromiso social
María del Carmen Portugal Bueno
@PortugalBueno
lunes, 20 de diciembre de 2021, 08:47 h (CET)

En la organización de eventos, para su correcta planificación, lo primero que hay que identificar es el tipo de acto a organizar teniendo en cuenta a su emisor y su campo de actuación. En este sentido, la clasificación básica es la de actos privados y públicos.


Los actos privados son los que se celebran en el ámbito familiar e íntimo y se organizan tanto por personas físicas como jurídicas. Estos actos, tal y como explica María Teresa Otero Alvarado, son «celebraciones a las que se acude por relaciones interpersonales de estricta consanguinidad, amistad o compromiso social. Su carácter de privado no quiere decir que se realicen en secreto o informalmente».


Por su parte, los actos públicos corresponden al ámbito de la vida pública de las personas físicas o jurídicas. Estos, siguiendo con las enseñanzas de Otero, «se llevan a cabo en la vida de estas organizaciones (presentaciones, apertura de parlamentos, partidos de fútbol, procesiones, verbenas populares, funerales oficiales, exposiciones y conciertos o ferias internacionales)». En consecuencia, los banquetes de Nochebuena y Navidad son actos privados revestidos de solemnidad, tal y como indica la definición de acto del Diccionario de la lengua española: «celebración pública y solemne».


La solemnidad de estos actos reside en el motivo de su celebración, el nacimiento de Jesús. Y la manera concreta de celebrarlo es con la organización de un banquete ya sea en la propia casa o en un establecimiento hostelero. Y, teniendo en cuenta su carácter religioso, desde esta perspectiva también se une a la celebración de Nochebuena y Navidad, la santa misa.


Bajo estas premisas, ya podemos elaborar la lista de invitados. Esta se diseñará en relación a los grados de parentesco por consanguinidad y afinidad del anfitrión.


Otro de los elementos a planificar en estos banquetes es el menú que contará, seguramente, con un plato tradicional de la familia.


Y para que la celebración de Nochebuena y Navidad no pierda su identidad, realizaremos una lista de villancicos para cantar delante del belén tras la cena del 24 de diciembre.


¡Feliz Navidad!

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Qatar: ni fu ni fa. Ni fútbol ni fanes

El país anfitrión ha demostrado que no tiene ni equipo ni hinchada

El desguace de España, ladrillo a ladrillo

Por funestas que puedan ser las consecuencias de una ley sancionada por el Parlamento, nadie carga con la responsabilidad, ni a nadie es posible exigirle cuentas

La fina y delicada epidermis de la ultraizquierda

Irene Montero le dijo a Ana Botella, varias veces, creo que fueron cuatro, que se hallaba donde se encontraba por ser esposa de Aznar

El mundo mira a Qatar

El único gesto digno y valiente de este mundial lo ha tenido la selección de Irán

Acerca de los pueblos

Ese sentimiento primordial que resiste a las manipulaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris