Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Masonería   Nuevo orden mundial   Evolución   occidental   Humanidad  

¿Nos enteraremos de una vez?

Manifiesto que los masones están dirigiendo el mundo, instaurando el Novus ordo seclorum, para dominar a la Humanidad
Manuel Villegas
viernes, 26 de noviembre de 2021, 09:00 h (CET)

Hace tiempo que se vienen produciendo drásticos cambios en la sociedad no solo española sino en la del resto de los países. Mutaciones que están dando al traste con nuestras inveteradas costumbres y forma de vida, y que están socavando los pilares que han sostenido a la civilización occidental durante milenios (dos al menos). Relacionar todos posiblemente fuese interminable, por lo que seleccionaremos solamente algunos de los que nos parecen más graves y perniciosos:

         

El aborto, es el asesinato de la persona más indefensa que pueda existir en nuestro mundo, con él se le priva de la vidaa una criatura que no puede valerse por sí misma y no tiene nadie que le defienda. Se arguyen explicaciones tan falaces y faltas de veracidad como que la mujer gestante, es dueña de su cuerpo y puede hacer con él lo que le venga en gana.

         

Admitamos que cada persona es dueña de su cuerpo, hasta cierto punto, pero del que no puede disponer, por muchas razones que dé, es del que se está gestando en su vientre. Este, desde el momento de su concepción, es una criatura independiente que se está formando dentro de su vientre. La tierra no puede decir que le pertenece la espiga ni el árbol que se cría en ella.

         

La eutanasia es otro crimen aborrecible y nefasto porque se practica con personas que, por su edad o enfermedades, no puede valerse por sí mismas, y por mucha legislación que la regule, puede ser un “coladero” para eliminar a la persona que estorba o para poder cobrar una herencia que sus parientes desean.

         

Se ha perdido el respeto a toda autoridad. Los hijos no pertenecen a sus padres. Demos por descontado que estos no son una mercancía con la que se pueda hacer negocios y que los padres no pueden disponer de ellos a su antojo, pero son responsables de su educación, como mínimo hasta que lleguen a la edad adulta. Cierta ministra socialista, cuyo nombre es mejor no recordar por sus sandeces, dijo que los hijos no pertenecen a sus padres, ¿Acaso son del Estado?¿o es que vamos a volver a los tiempos de la antigua Esparta en la que los niños eran separados de sus padres los siete años y entregados a los poderes públicos, para que los formasen e hiciesen de ellos unos guerreros dignos de llamarse espartanos?

         

Se ha perdido el respeto y el sentido de la obediencia a toda autoridad, no solo a los padres, maestros y fuerzas del orden público cuya razón de ser es velar por los ciudadanos, sino a todo el que tenga un ápice de jefatura. La última ley deja a los pies de los caballos a toda autoridad para que el desorden y la anarquía campe a sus anchas.

         

Otra aberración es que se la quiere enmendar la plana a la Naturaleza, de forma que cualquier mequetrefe, sin haber llegado a la mayoría de edad, y sin conocimientos fundados puede decidir sobre su sexo y elegir si quiere ser varón o hembra. De manera que, a partir del momento en el que lo decida, puede elegir el sexo al que le gusta pertenecer.

         

Hay tantas cosas que están haciendo temblar las columnas de nuestra civilización que enumerarlas todas puede ser causa de fastidio. ¿Quién está detrás de todo esto? Los políticos y los gobernantes desde luego que no, son meras marionetas a merced de unas fuerza que opera en la sombra y cuyo propósito es aniquilar y destruir todos los valores de nuestra civilización.

         

Esta fuerza no es otra que la Masonería. Desde el año 1723 en el que se publicaron las Constituciones de Anderson, elaboradas por dos pastores protestantes ingleses, el fin de los masones es instalar en la sociedad occidental un nuevo orden mundial y acabar con la Iglesia católica (ya hay muchos dentro de ella). El “novus ordo seclorum” que campea en los billetes de un dólar estadounidense, por cierto todo él esta plagado de simbología masónica (no es momento de explayarme sobre ello, en otra publicaciones lo he llevado a cabo).

         

De los once padres que firmaron la Carta Magna de independencia de los EE. UU, nueve era masones. La Revolución francesa, fue diseñada, planeada y llevada a cabo por los masones.

         

El Nuevo Orden Mundial que hoy se admite internacionalmente es el que hemos referido anteriormente, y cuyo fin es liquidar toda la integridad que ha sido el pilar de nuestra evolución occidental, con el pretexto de crear una globalización en la que todo el mundo se gobierne por los principios que dicta esa fuerza oculta a la que nos hemos referido.


El arzobispo Carlo María Viganó, ha dicho bien claro que “desde hace dos años (yo digo que más)asistimos aun golpe global en el que una élite financiera e ideológica ha logrado tomar el control de parte de los gobiernos nacionales, instituciones públicas y privadas, medios de comunicación, poder judicial, políticos y líderes religiosos. Los derechos fundamentales, que hasta ayer se presentaban como inviolables, han sido pisoteados en nombre de una emergencia.

         

Manifiesta que se ha dado un golpe global que priva a los ciudadanos toda posibilidad de defensa. Su exposición es mucho más extensa y, de manera solapada, no puede ser más explícito por el cargo que ocupa, señala a la masonería como responsable de todo el mal que nos aqueja, según mi opinión.

         

Yo, que no soy persona importante pero sí responsable de mis aseveraciones, manifiesto que los masones están dirigiendo el mundo, instaurando el Novus ordo seclorum, para dominar a la Humanidad.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Contra la educación diferenciada

Jesús Domingo Martínez, Gerona

Calendario de Adviento

Cuidado con esas falsas esperanzas que pueden diluirse con la cruda realidad burocrática

Constitución, parlamentarios, ciudadanos

Los votos son poder, los gobiernos son delegaciones del pueblo

​La Vanguardia, la valedora de la burguesía separatista catalana

Vemos como un medio de comunicación, que en otro tiempo se caracterizó por su objetividad, ha caído en lo más bajo del proselitismo y el sectarismo separatista

Larga vida a nuestra Constitución

Estoy tratando de digerir la rabia y la pena que me causa la decisión de la mesa del Congreso de no invitar a los parlamentarios constituyentes al encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris