Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ceremonia   Palacio Real   invitados   Anfitrión   Protocolo  

​Los actos de recibimientos oficiales

Según la RAE, se identifica con aquella «ceremonia o fiesta que se celebra para recibir a un personaje importante»
María del Carmen Portugal Bueno
@PortugalBueno
jueves, 25 de noviembre de 2021, 08:48 h (CET)

Los actos de recibimiento están íntimamente ligados a la figura del anfitrión, es decir aquella «persona o entidad que recibe en su país o en su sede habitual a invitados o visitantes», tal y como lo define la Real Academia Española (RAE). En referencia a la tipología de actos de recibimiento, podemos hablar de las recepciones y las audiencias.


La recepción, según la RAE, se identifica con aquella «ceremonia o fiesta que se celebra para recibir a un personaje importante». Pero, también, se define como aquel «acto solemne en el que desfilan ante el jefe del Estado u otra autoridad los representantes de cuerpos o clases».


Teniendo en cuenta la segunda acepción de recepción, podemos hablar de las recepciones oficiales ofrecidas, por ejemplo, por Felipe VI a un jefe de Estado extranjero, y conocidas con el nombre recepción de Estado. En España, otras recepciones que se celebran son las organizadas por la Pascua Militar, por la Fiesta Nacional, por la onomástica del rey y la recepción al cuerpo diplomático.


La gran mayoría de las recepciones de Estado se celebran en el Salón del Trono del Palacio Real y la etiqueta requerida es el chaqué para los caballeros y el traje largo para las señoras. También se puede vestir el traje nacional, como traje de gala, en el caso de los invitados extranjeros.


Los invitados al llegar al Palacio Real son recibidos por el personal de protocolo y los acompañan hasta el salón donde deben esperar hasta ser llamados para saludar al jefe de Estado. Tras el saludo, suele celebrarse un cóctel.


En referencia a la audiencia, esta es un tipo de recibimiento, pero con unas características particulares. La Real Academia Española define audiencia como «acto de oír las personas de alta jerarquía u otras autoridades, previa concesión, a quienes exponen, reclaman o solicitan algo». Es decir, son reuniones entre autoridades de primer nivel y, en consecuencia, son oficiales. Las audiencias oficiales se estructuran en tres momentos: salutación, fotografía y reunión privada.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Un alcalde para la eternidad

Se agradece que personas expertas y templadas como Francisco de la Torre lleven el timón de la gobernabilidad de un ayuntamiento

Señora Montero, deje su moralina sexista y presente la dimisión

“La integridad es la base sobre la que todos los otros valores están construidos”, Brian Tracy

Incitación a la pederastia

En cierta ocasión oí: “Tiempo de rojos, hambre y piojos”. Posiblemente esta sea la mejor definición del Comunismo

Conjunción de silencios y sonidos

A través del histórico órgano de Torre de Juan Abad en Ciudad Real

El desmadre prefabricado

El PSOE ha conseguido que el concepto “fin de mes” esté colgado por todas las redes como la auténtica “pandemia inflacionista del miedo"
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris