Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cultura
Etiquetas:   Entrevista - Alicia González Laá   Actriz   Teatro   Barcelona   Sexualidad  

“En 1996 pronunciar la palabra vagina era un espanto; no creo que eso, ahora, haya cambiado tanto”

Entrevista a la actriz Alicia González Laá, una de las protagonistas de la obra "Los monólogos de la vagina", que se representa en la barcelonesa Sala Aquarella
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 20 de septiembre de 2021, 12:48 h (CET)

Alicia Gónzalez, Meritxell Huertas y Laia Alsina Rieron, trabajan como actrices desde jueves hasta domingo en la barcelonesa Sala Aquarella, interpretan “Los Monólogos de la vagina”, una obra que se estrenó en Nueva York en el año 1996, y en el Estado Español en el año 2001, porque la actriz Maite Merino la descubrió en Londres y decidió llevarla al madrileño Teatro Alfil.


La autora de esta obra, Eve Ensller, después de entrevistar a un montón de mujeres americanas sobre su sexualidad y sus órganos, escribió esta obra en la que habla sin tapujos de la vagina, el clítoris, la menstruación, el orgasmo, la violación, la represión social, la incultura sexual, la mutilación, el nacimiento, la masturbación.


Eve, trata la realidad sexual de la mujer con naturalidad, no debería ser de otra manera. Siempre digo si la gente suele saber que es el esternocleidomastoideo, o el embarazo, la artrosis en general o en particular de la rodilla, de la espalda, si hablan de la tensión alta o baja, de los problemas de corazón, de si una es baja, alta, mediana, rubia, morena , teñida, guapa fea, gorda o delgada, lo natural es que se hable y se sepa lo que es una vagina, un clítoris, un orgasmo, la menstruación, la menopausia y que alguien haya explicado, en el momento preciso,  que el clítoris es el único órgano humano que no tiene otro propósito  que dar placer, Eve Ensller,  ratifica que el pacer que proporciona el clítoris es superior que el que da el pene.


Y lo escribe no para enfrentar a mujeres con hombres, no, lo dice científicamente, en el clítoris hay más de ocho mil terminaciones nerviosas que provocan placer, mientras que el pene tiene cuatro mil.

Así las cosas, datos, realidades, “Los Monólogos de la vagina”,  cumplen 25 años de su estreno, se ha traducido a 45 idiomas, se ha representado en 120 países, siempre con un enorme éxito y sigue.


Estamos en 2021 y en la Sala Aquarella están contentos, las tres intérpretes, se salen, hemos hablado con Alicia Gónzalez de la obra y este concepto en el que socialmente, aún hoy, ¡parece mentira¡, hablar del sexo femenino es como si fuera pecado. Hablar del sexo femenino y sus partes, aún hoy, ¡tomemos conciencia¡ está mal visto, como si el pecado existiera y éstos órganos pertenecieran a ese apartado.


La obra es divertida, en su mayor parte, los monólogos están escritos en tono de humor, menos, claro está, cuando se habla de todo aquello que nunca jamás nadie se podrá reír. El teatro es seguro, si además se está más de una hora pasándolo bien, no lo dejen para mañana, además conocerán datos exactos de cómo son las vaginas, el clítoris y mucho más. Alicia, lo explica aquí muy claramente.


LAS TRES ACTRICES DE LOS MONOLOGOS DE LA VAGINA

Sabe de dónde proviene su segundo apellido, Laá?

No sé sabe muy bien, las últimas investigaciones familiares apuntaban a Austria, donde  un pueblecito, un valle y  un río  podrían llevar  este nombre, y donde a este apellido se le asimila a  un título nobiliario, podría ser marquesa.


Una  actriz aristocrática.

 Sí, y yo con estos pelos.


¿Desde pequeña quiso ser actriz?

De pequeña ya me dio el gusanillo de la interpretación, con mi hermana jugaba  a  hacer interpretaciones teatrales y me quedé con esto, decidí hacer teatro,  pero también quise tener una carrera, estudié “Humanidades”  en la Universitat  Pompeu Fabra, nunca ejercí y tampoco acabé la carrera porque pronto empecé a tener trabajo como actriz, “Humanidades”  es un background que tengo de conocimientos y ya está.


Tampoco le ha hecho falta.

Me gustaría haberla acabado, la carrera de actriz es una carrera de fondo en la que no se ha de llegar a ningún sitio, es una aventura y una incerteza constantes.  Por el camino he ido haciendo otras cosas, antes de,  “Com si fos ahir”, la serie en la que ahora estoy trabajando, hacía de canguro, cuidando a un niño. El trabajo de actriz llega  muy de vez en cuando, pasas muchas épocas sin trabajo, y basta que, cansada, decidas tirar la toalla para que te salga alguna cosa que te interesa. Esta lucha es muy compleja.  


Habla catalán, castellano e inglés, ¿El conocimiento de idiomas le ha servido en su trabajo?

Para trabajar, cuantos más idiomas conozcas  mejor, ojalá pudiera hablar bien francés, italiano y alemán. Saber inglés me ha abierto puertas y he hecho varios trabajos en este idioma.


¿Podría trabajar en Broadway o en Hollywood?

Eso sería lo más. Todos soñamos en ese momento de recoger una estatuilla y que millones de personas vean  tu trabajo, pero la vida te va llevando, todo esto deslumbra  pero, a lo mejor,  no es el destino más deseado. Yo me esfuerzo para hacer bien mi trabajo, por intentar vivir el día a día, si eso me lleva algún día a ganar algún premio en mi carrera, mejor que mejor, pero no es un objetivo,  a veces perdemos el norte por querer aquello que es imposible conseguir, la esencia de nuestro trabajo es estar atenta con la vida presente, con lo que pasa todos los días.


Ahora su día a día son las representaciones de “Los monólogos de la vagina”.

Si, ya la hemos estrenado, la interpretamos pre pandemia en el Teatro Capitol de Barcelona y tuvimos que cerrar a causa de la Covid, luego volvimos a la Sala Aquarella,  las condiciones sanitarias obligaban a trabajar con poco aforo y decidimos no quemar la obra y volver a bajar el telón. Ahora, en unas condiciones un poco mejores,  y con todas las medidas sanitarias vigentes, hemos vuelto a la Sala Aquarella con muchas ganas y las pilas bien cargadas. También hemos hechos unas representaciones en Bilbao, que han ido muy bien, hemos tenido un arranque muy bueno.


Esta obra  fue estrenada el 1996 en  Nueva York, y en el 2001 en España, después de tanto tiempo, ¿todavía es actual?

Nosotras cuando empezamos con esta obra pensamos que tendríamos  que actualizar alguna cosa, lo que ahora representamos es una adaptación, que no quiere decir que el texto original estuviera fuera de tiempo. Al contrario, con los años este tema no ha cambiado, quizá lo que ha cambiado es la conciencia de lo que refleja la obra, cuando se estrenó rompía un tabú de aquellos momentos, 1996, cuando nadie hablaba de este tema. Pronunciar  la palabra vagina era como un espanto, algo imposible de mencionar, no crea que eso  ahora ha cambiado tanto, a mi la gente me pregunta por la calle, “¿qué está interpretando ahora” y mi respuesta ha sido muchas veces:  “Los monólogos…..”, decirlo rápidamente y la palabra vagina dejarla en suspenso, aún es una palabra que cuesta decirla, ¿por qué?


ALICA MERITXELL Y LAIA TRES ACTRICES PARA LOS MONOLOGOS

¿Cree que hay muchas personas que aún hoy no saben lo que es la vagina?

Creo que todos sabemos lo que es la vagina,  otra cosa es que quieras hablar de ella, que te de más o menos vergüenza, saberlo, creo que todos lo sabemos, mire, a mi me encanta poner este ejemplo del que es protagonista mi hijo, tenía seis años y venía al teatro y estábamos con otra actriz, Laura, y me preguntaba: ¿qué estás haciendo?; yo le contesté: “Esta obra se llama “Los Monólogos de la vagina”, y la respuesta de mi hijo fue: “¿Qué es monólogo?”.


La autora de la obra, la americana Eve Ensler, escribió que la vagina es superior al pene masculino por el hecho de que está conectada con el clítoris único órgano humano que no tiene otro propósito que el de dar placer.

Eso lo decimos en la obra, el clítoris tiene una concentración de nervios cuya única función es proporcionar placer, es muy superior que el pene, eso, creo que sí hay poca gente que lo sepa.


Hay poca gente que lo sabe pero mucha que lo disfruta.

Hay personas que por educación, por cultura, por lo que sea, no se da cuenta, de forma natural, que se proporcione este placer.  No hay que pensar que las relaciones sexuales tan solo tienen como función el procrear, como no hay que ejercer ningún tipo de violencia contra el placer femenino.


De este tema, de forma natural, se habla poco. Se habla del dolor de artrosis  en una rodilla de forma normal, pero se reprime hablar del clítoris que también forma parte del cuerpo de la mujer como si hacerlo fuera cometer un pecado.

Es como un mundo desconocido, el placer se ha demonizado, lo vemos como cuando a Eva se la presenta como la mala de la película, hay que ver todo el tema de la Virgen María.


¿En la obra hablan de este tema?

En concreto, de este, no, se trata un poco como a vista de pájaro, en la obra se habla de muchos temas, hablado de todo sin vergüenza, y nos preguntamos por qué aún tenemos vergüenza de hablar de estos temas femeninos tan naturales, hablamos de los tabús sexuales en torno a la vida de la mujer.


Tampoco se habla con naturalidad de la menstruación.

Es verdad, la gente antes decía está indispuesta, en lugar de decir está menstruando, que era la verdad, la autora de la obra la escribió después de hablar con muchísimas mujeres para que les explicara  sus experiencias por el sólo hecho de ser mujer, la primera regla, cómo era su menstruación, su primera relación y el descubrimiento de su vagina, cómo sentían el orgasmo, y hay una parte reivindicativa ponemos el foco en decir qué quiere decir que esto no sea normal.


¿Hablan sólo de mujeres o también de la relación entre mujeres y hombres?

En esta obra se habla de mujeres y también de hombres, y de que todos estamos dentro de esta cultura en la que se pasa por encima de estas  realidades.


En realidad, si no se habla de la vagina, del clítoris, del orgasmo de la mujer, de la menstruación, y tantas más cosas son porque la sociedad, en general, es machista, ¿es así cómo lo interpretan en la obra?

Tal cual, es así, y los perjudicados en este caso lo son tanto las mujeres como los hombres, esta obra ayuda a hablar sin tapujos y sin vergüenza de estos temas, y pone el foco en lo absurdo que es  no tener en cuenta la visión femenina.


¿Cómo explican todos estos temas?

Es una comedia, hay un momento en que cambia el tono porque hay cosas de las que una no se puede reír, hablamos de la violación y sus consecuencias, hablamos de la mutilación y cuando entramos en estos temas, nos ponemos muy serias, al principio, usamos un tono de humor y luego nos ponemos serias, el público también lo pide.


¿Qué tipo de público viene a ver esta obra y cómo la acoge?

La reacción es brutal, espectacular, tanto hombres como mujeres salen muy entretenidos, aunque no sé como describirlo, se produce cómo algo  muy catártico, esto hace que las actrices que representamos la obra nos digamos que nuestro trabajo tiene sentido.


LOS MONOLOGOS DE LA VAGINA SE ESTRENO EN 1996

¿La gente sale más libre?

Seguro, se lo pasa muy bien, agradecida de que durante hora y cuarto ha reído mucho, se ha emocionado, se ha sentido muy acompañada y  ha visto que se puede hablar de algo que le parecía tabú. Es una obra tanto para mujeres como para hombre, es inclusiva, no se critica ni se rechaza a los hombres, sino que se les dice que a ellos también les interesa conocer cómo funciona el cuerpo de las mujeres para que puedan gozar con ellas.


Estamos ante una obra interpretada exclusivamente por mujeres.

La autora dejó escrito que la obra siempre se debía interpretar por, como mínimo, tres actrices. Naturalmente, si hablamos del “Monólogo de la vagina” es de cajón que ningún hombre puede interpretar la obra. Además,  esta obra es emblemática, cada 14 de febrero, el día V, es el día de San Valentín,  pero también el de la vagina, y diferentes colectivos leen  el texto de la obra en diferentes lugares teatrales. Hay una versión especial del texto para ser leída ese día.


¿Cree que estos monólogos los podría interpretar una persona trans?

Es cierto que en el  texto original no hay representada esta figura pero podría ser perfectamente una persona trans quién representara la obra,  como también una prostituta que reivindicara su vagina, ¿por qué no?, se tendrían que añadir estos monólogos para estas personas, versionar, digamos, pero se podría hacer perfectamente, una persona trans ha vivido todo lo que se habla en la obra.


En el año 2001, en el Madison Square Garden de Nueva York, asistieron 18.000 personas a ver “Los monólogos de la vagina”, entre ellas había mujeres muy conocidas como Jane Fonda, Winona Rider, Whoopi Goldberg, Glenn Close, Oprah Winfrey, Brooke Shields, en ese momento la llamada novia de América, etc, etc, ¿esto sólo ha pasado en América o usted conoce actos similares  en Catalunya u otra parte de Europa?

El texto de “Monólogos” es un texto reivindicativo que acogieron mujeres feministas, sé que aquí, en Barcelona, se ha hecho con gente conocida, no con actrices.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Algunos datos de mitología asturiana y filipina, asidero cultural, como otras

Todas las mitologías tienen su sabor cultural extravagante, digerible, que hace abrir campos nuevos para el desarrollo de la cultura de las artes

Carme Teatre ha iniciado el IV Cicle CARME’n’DANSA con talleres formativos y exhibición de danza contemporánea

La programación presenta doce propuestas multidisciplinares, todas ellas estrenos en Valencia

Calú Cruz, promotor, escritor bajo la solidaridad cultural

La vida, como la cultura, no aguarda a nadie, solo nos sucede, y por ello es necesario aceptarla sin prisa, comprometerse

Inauguración del curso de la XX Promoción de Jóvenes Creadores de la Fundación Antonio Gala

Los jóvenes seleccionados reciben eventualmente la visita de creadores ya consagrados que les orientan y aconsejan

​"Al final, todo movimiento puede ser una danza"

Entrevista a Anna Llusent Nuri, cofundadora y profesora de danza en Dansanimalia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris