Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Constitución   Constitución de Cádiz   Políticos españoles   Justicia   Corona  

Hace 211 años

Queremos una Constitución y Justicia digna de la España libre
José Enrique Centén
lunes, 13 de septiembre de 2021, 09:05 h (CET)

Se forjó una Constitución en San Fernando para la España Libre, ratificada en San Felipe Neri de Cádiz el 12 marzo del 1812, donde definía la Soberanía de la Nación en su Capítulo I, artículo 2, «La Nación española es libre e independiente, y no es ni puede ser patrimonio de ninguna familia, ni persona». Siendo proclamada el 19 de marzo y conocida popularmente como «la Pepa».


Vigente hasta el 4 de mayo de 1814, cuando regresó de Francia Fernando VII, el segundo mayor genocida español, el mismo que solicitó ser hijo adoptivo de Napoleón, e hizo abdicar a su padre en él y ambos ante Napoleón, cediendo todos sus derechos sobre el trono de España y de las Indias a Su Majestad el emperador, hecho que supuso la venta (con escasas condiciones) de los restos del imperio. Haciendo posible que fuese dueño y señor de este país y de sus gentes. Episodio conocido como las «Abdicaciones de Bayona». Fernando VII personaje sin escrúpulos, vengativo y traicionero. Rodeado de una camarilla de aduladores, el mismo que prometió de que su ejército, el ejército español no se enfrentaría a los franceses - pasara lo que pasara -.


Como así fue, siendo el pueblo español quien se enfrentó a ellos desde 1808, al igual a como ocurrió en 1936, con la sublevación militar contra la República Española, defendida por la milicia de personas sin preparación militar, de todas las edades y sexo con unos pocos mandos y escasa tropa. Dando paso al mayor genocida español F. Franco, hasta 1975, donde de nuevo un episodio parecido a las Abdicaciones de Bayona ocurre, esta vez entre el sucesor de Alfonso XIII, Juan de Borbón y Battenberg (supuesto Juan III, como jefe de la casa real entre 1941 y 1977), pretendiente a la Corona española, conocido como Juan de Borbón o conde de Barcelona. Pero tuvo que abdicar en su hijo Juan Carlos dos años después de su «entronación», no por amor patrio sino para poder disfrutar de lo que consideran los borbones su cortijo, España, que desde 1700 han esquilmado por mantenerse en el poder y aumentar su riqueza. Toda una estirpe de asesinos, ladrones, estafadores, ninfómanas, puteros como han venido demostrando desde entonces.


Desde 1978 tenemos una Constitución contradictoria en los artículos 14, 56 y 102. Donde la inviolabilidad del Jefe del Estado está por encima del resto de la población. Siendo fraudulenta en muchos de sus puntos, por lo que es necesaria su renovación y establecer la igualdad real entre los españoles, incluyendo el artículo 102 sobre los aforamientos, siendo España el país del mundo con aforados de todo tipo, más de 250.000 entre diputados, senadores y miembros del Ejecutivo, personas que por ejercer un cargo público o por su profesión, gozan del derecho, en caso de ser imputado por un delito, de ser juzgado por un tribunal distinto al que correspondería a un ciudadano normal.


Hoy tenemos varios centenares de políticos corruptos, condenados, sin cumplir condena o liberados por causas peregrinas, sin devolver lo sustraído al Erario Público (o sea a los españoles). Otros tantos que desconocemos, acusados de malos tratos, vejaciones, abuso de autoridad ante la población por manifestaciones legítimas y pacíficas. Gracias a la telaraña tejida, por la Dictadura Financiera que nos gobierna, IBEX35, Oligopolio eléctrico y Energético, Fondos buitres, engrasadora de sobornos o remuneraciones supuestamente legales para ser librados de acciones por una Judicatura nada ejemplar, donde Jueces y Fiscales, dan clases para la carrera judicial trabajando en negro, como la prensa de investigación ha comprobado, y con el CGPJ ejerciendo más de 1000 días caducado según Ley, 21 miembros que dicen ser los protectores de la independencia judicial, pero estos miembros están demostrando al igual que aquellos de 1985, provenientes de la Dictadura y su juramento a los Principios Fundamentales del Movimiento, ejerciendo en muchos casos una Justicia autoritaria y con escasa cultura democrática, con miembros pertenecientes a una secta religiosa, cuando no cercanos a partidos conservadores o claramente reaccionarios, porque quieren mantener ese control antidemocrático, dado que 43 de los 75 jueces del Supremo se jubilan en breve, mientras nombran poco a poco a sus sustitutos, manteniendo su posición ideológica, no la de la Justicia y su lema «Iura novit curia», El juez conoce el Derecho.

Queremos una Constitución y Justicia digna de la España Libre.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Los “lamentos” de Otegi

Solo se merecen que el recuerdo y la voz de los mártires de su sinrazón, persigan y remuevan sus conciencias hasta el fin de sus días

Hablando de sustancias

Si algo nos gusta hasta la debilidad de la voluntad razonada es ese peculiar diálogo con lo desconocido

​Una fiscalidad abusiva, como sistema recaudatorio contra la propiedad privada

Resulta penoso que se estén dando, por parte de los gobernantes, señales inequívocas de pretender convertirse en un sanedrín autoritario

Congreso PSOE-Sánchez sin 'g' ni 'r'

La novedad no es solo nominal. Afecta al histórico y serio Partido Socialista Obrero Español, privado del anzuelo y uña que le caracterizaba

¿Cómo vencer el sufrimiento?

No es tiempo de batallar contra nadie, sino de celebrar esa cultura del abrazo que nos invita a levantar el ánimo para asegurar ese futuro común
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris