Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Automóviles
Etiquetas:   Vehículos   Verano   Mantenimiento de vehículos   Revisiones   Consejos   Coche   Averías  

​¿Por qué en verano aumenta el riesgo de sufrir una avería en el coche?

Conducir de forma suave, vigilar la temperatura del motor y evitar viajar en las horas centrales del día, tres claves para evitar averías durante las vacaciones
Redacción
@DiarioSigloXXI
miércoles, 14 de julio de 2021, 12:19 h (CET)

Las altas temperaturas estivales y el esfuerzo al que se somete el vehículo en los desplazamientos largos son las dos principales causas de las averías de coche durante el verano. El nivel de riesgo aumenta con la antigüedad del coche y un mantenimiento inadecuados.


Teniendo en cuenta que el parque automovilístico español alcanza una edad media de 13,2 años y más de 7 millones de coches circulan con un mantenimiento inadecuado (de ellos, la mitad son vehículos de más de 11 años, según la Dirección General de Tráfico), las probabilidades de que un conductor sufra una avería en verano son elevadas.

El portal de compraventa de vehículos usados OcasionPlus.com destaca la importancia de llevar a cabo una revisión antes de salir de vacaciones para verificar que el coche está en perfecto estado y evitar sufrir contratiempos. Además, analiza cuáles son las principales averías que se originan durante el verano, así como los consejos a seguir para evitarlas.


Las principales averías de coche en verano


Los vehículos con más de 10 años son los que sufren más averías mecánicas, “sobre todo, relacionadas con problemas de motor y eléctricos” apunta Fernando Rodríguez, CEO de OcasionPlus.

“Invertir en un correcto mantenimiento del vehículo con revisiones periódicas es la mejor garantía al volante”, añade. El mantenimiento responsable del vehículo permite no solo garantizar la seguridad vial sino también la eficiencia del vehículo al evitar un aumento en el consumo de carburante así como un gasto a causa de las averías.

El motor, el aire acondicionado, la batería, los neumáticos y la válvula EGR encabezan la lista de averías más frecuentes en verano, pero no son las únicas:

Calentones: Un filtro taponado, una fuga del líquido refrigerante, un fallo en el termostato… Existen múltiples causas por las que el sistema de refrigeración del vehículo no es capaz de disipar el calor y provocar que la aguja de la temperatura suba hasta la zona roja del indicador. Es la causa clásica que origina los cientos de vehículos parados en los arcenes de las carreteras durante las vacaciones, sobre todo con retenciones o en subidas prolongadas.


Batería. Es una de las averías más comunes del verano, alcanzando un 30% de las que se originan durante estos meses.


Aire acondicionado. El uso excesivo del sistema del aire en el habitáculo puede derivar en numerosos problemas como el deterioro de la resistencia, el desgaste de los conductos que transportan el aire e, incluso, una posible fuga de gas refrigerante.


Sistema de frenado. Los discos de freno pueden deformarse por el calor de la presión y de la temperatura exterior, afectando a la eficiencia del proceso de frenado y, por lo tanto, a la seguridad vial.


Radiador. Una de sus principales funciones es mantener el motor refrigerado, por lo que la exposición a altas temperaturas afecta enormemente a su funcionamiento. Para evitar posibles averías se deben revisar los niveles de líquido.


Ruedas. El efecto del calor del asfalto produce un mayor desgaste en las gomas, aumentando las posibilidades de sufrir un reventón y perder el control del vehículo.

Válvula EGR. Es la pieza encargada de redirigir los gases con partículas contaminantes hacia el sistema de combustión para evitar que esas partículas se acumulen y lleguen al motor. En verano aumenta el nivel de partículas contaminantes en el aire por lo que se incrementa el trabajo que debe efectuar la válvula EGR, con lo que puede perder efectividad y averiarse.

Alternador: El uso excesivo del aire acondicionado y el sistema de refrigeración del motor durante los días más calurosos originan un sobreesfuerzo a esta pieza. Si está algo deteriorada, en verano aumentan las posibilidades de que se estropee.


Cómo evitar averías originadas por el calor


Las altas temperaturas pueden afectar a la salud del vehículo. Por eso, antes de realizar un viaje largo o salir de vacaciones resulta fundamental realizar una revisión en la que el taller verifique que el vehículo está a punto. “Un correcto mantenimiento no solo es crucial para evitar averías mecánicas y riesgos al volante sino también para reducir los consumos y emisiones, mejorar la eficiencia del vehículo y alargar su vida útil” destaca Fernando.

Además de la revisión, estos son algunos consejos para tener en cuenta durante la época estival. Antes de salir de viaje, se debe:
Vigilar los niveles de los líquidos. Con el calor, además de aumentar las posibilidades de evaporación, el coche necesita más líquido para refrigerarse. Por eso es importante revisar el nivel del líquido de freno y de dirección, así como el refrigerante, el aceite y el limpiaparabrisas.


Comprobar el estado de los neumáticos. Antes de iniciar un viaje es importante verificar que tienen la presión recomendada por el fabricante y están en buen estado. Deben contar con una profundidad de dibujo de al menos 1,6 mm y no presentar bultos o grietas. Un mal estado de los neumáticos aumenta un 60% el riesgo de sufrir un reventón, incrementa un 7% el consumo de carburante y el desgaste en un 15% más.


Examinar el aire acondicionado. No solo es importante recargarlo sino también comprobar el estado de los filtros del aire y realizar su sustitución siempre que sea necesario.


Abrir las ventanillas al entrar al vehículo. Es el primer paso para renovar el aire del habitáculo e intentar bajar un par de grados en el interior antes de accionar el aire acondicionado para evitar ese sobreesfuerzo al sistema.

Durante los viajes se recomienda:
Evitar las horas centrales del día. En caso de viajes largos la recomendación pasa por hacerlo en las primeras horas del día, en las últimas de la tarde o por la noche para no exponer al vehículo a un sobreesfuerzo por el calor.


Conducir de forma suave, con una velocidad estable y evitando los acelerones o frenadas bruscas, intentando usar el freno motor.


Vigilar la temperatura del motor. Se puede consultar en el indicador que suele estar al lado del indicador de combustible. En desplazamientos largos y, sobre todo, si las temperaturas son elevadas, se debe vigilar que la aguja nunca alcance la zona roja. Si ocurre, la recomendación pasa por parar el coche, esperar a que enfríe y llevarlo al taller más cercano. En vehículos con muchos años, en zonas de subida pronunciada la recomendación pasa por evitar circular en marchas largas para impedir una subida de temperatura del motor.


Aparcar a la sombra. A la hora de buscar aparcamiento, es importante elegir siempre zonas sombrías y utiliza parasoles, sobre todo en el parabrisas delantero, para proteger el coche del sol y el calor y evitar un sobrecalentamiento.


Lavar el coche con frecuencia sobre todo, en zonas costeras para evitar los efectos de la salitre y el polvo no solo en la carrocería sino también en la tapicería y los elementos metálicos y el propio motor.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El 42% de los conductores se enfrenta a diario con problemas a la hora de aparcar, según una encuesta

Entre los problemas más citados por los encuestados se encuentran la dificultad de encontrar aparcamiento y tener que pagar por aparcar

​¿Podrá el hidrógeno reemplazar a la gasolina?

Definido por los expertos como el combustible del futuro, es una energía limpia que promete acabar con la problemática de los gases contaminantes de los coches

​Novedades desde la DGT para la educación vial

Nuevas leyes y normativas para mejorar la seguridad en la conducción y optimizar el uso de la vía pública

Cómo mantener los frenos de un coche

Si las pastillas de freno no están en un buen estado, la frenada se ve afectada hasta que llega el momento en que resulta inviable conducir

El 90 % de los españoles considera que la micromovilidad no está lo suficientemente regulada

​Las bicicletas y los patinetes eléctricos toman las ciudades
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris