Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Psicología y sexualidad
Etiquetas:   Satisfyer   Juguetes eróticos   Mujer   Tabú   Remitido  

Los juguetes succionadores siguen evolucionando y son cada vez menos “tema tabú”

A pesar del auge actual, el uso de “instrumentos” que cumplen esta función al parecer no es nada reciente
Redacción
@DiarioSigloXXI
jueves, 13 de mayo de 2021, 10:55 h (CET)

Pasted image 0

Uno de los juguetes eróticos que más auge está teniendo es el Satisfyer, el más popular de los succionadores de clítoris que se comercializa en la actualidad. Es tanta su buena aceptación, que hay quienes lo catalogan como un gran aliado para el empoderamiento femenino, ya que ha permitido a las mujeres conocerse más a sí mismas y entender que el punto más efectivo para la explosión de un orgasmo memorable es el clítoris.


Con el paso de los años todo lo relacionado con la distribución, comercialización y el uso de los juguetes eróticos progresivamente va dejando de ser tema tabú o “prohibido”, toda vez que incluso a nivel médico se habla cada vez más abiertamente de los beneficios, no solo físicos, sino psicológicos que generan en las personas.


Entre la amplia variedad de juguetes eróticos que existen, uno de los que más se ha popularizado por todas sus ventajas, no solo para el disfrute de la mujer, sino de la pareja en general, es el succionador de clítoris, el cual cada vez es más común conseguir en cualquier sexshop con gran diversidad de modelos, marcas y precios.


Este artilugio ha tenido muy buena aceptación por el simple hecho de que antes de su aparición ningún otro juguete sexual se había enfocado en el clítoris y, menos aún, había pretendido simular el sexo oral para mujeres. Lo que se conocía mayormente eran juguetes con forma fálica para penetración o para la estimulación del punto G.

Es un producto revolucionario, pero no reciente

El succionador de clítoris, siendo uno de los más populares el Satisfyer, ha generado una verdadera revolución en España y el mundo en general. Para el último trimestre de 2019 se registró un aumento en ventas de un 440% con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que en años siguientes ha seguido en franco ascenso.


A pesar del auge actual, el uso de “instrumentos” que cumplen esta función al parecer no es nada reciente. Se estima que griegos y romanos crearon sus versiones en cuero, piedra y madera, incluso existen textos médicos del siglo I que señalan la existencia de este tipo de artilugios para generar orgasmos clitorianos en mujeres como tratamiento de la “histeria”, que se diagnosticaba a las mujeres con demasiada energía sexual acumulada: solteras, monjas o viudas.


Mucho camino recorrieron los juguetes sexuales, hasta que se dio la revolución del Satisfyer, al que precedió su hermano mayor Womanizer, creado por el alemán Michael Lenke, autor de varias patentes en diversos ámbitos de tecnología médica, incluso, botánica.

¿Por qué es tan popular?

Es tanta la revolución que se ha generado, que se ha podido ver una ola de productos nuevos que han surgido como imitación del Satisfyer, lo que además ha provocado que en cierto modo se dé una mayor liberación en cuanto al tema de los productos eróticos. Ahora hay más desinhibición en ese aspecto.


Según los expertos, el apogeo de este artilugio tiene su origen en el hecho de que las mujeres de todas las maneras posibles han buscado empoderarse, y esto incluye conocer más su cuerpo, llegando a la conclusión de que el clítoris es el punto de ebullición del orgasmo, por lo que el succionador se ha convertido en un aliado.


El éxito viene dado por el hecho de que las mujeres consiguen llegar al éxtasis de una manera rápida (se habla de dos minutos), sostenida y sin mucho esfuerzo; incluso, se han conocido testimonios de mujeres que aseguran que gracias al Satisfyer han podido experimentar un orgasmo por primera vez.

Otra de sus ventajas es que tiene un uso muy sencillo. Basta con situar el aparato en la vulva, después se coloca el clítoris en un pequeño orificio y se enciende para que empiece el movimiento, es todo. Sin embargo, se recomienda familiarizarse primero, quizás colocándolo en otras zonas como los pezones, por ejemplo, probar las intensidades e ir experimentando sensaciones.

Este producto ofrece otros beneficios como favorecer la lubricación natural, lo cual es muy ventajoso para quienes sufren sequedad vaginal, así como todos los efectos positivos, tanto a nivel físico como mental, que experimenta una mujer que está satisfecha sexualmente.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Dos de cada tres españoles no acuden al urólogo para hacerse revisiones rutinarias

​I Barómetro de la Salud Sexual Masculina

¿Por qué llorar es bueno?

Ayuda a gestionar nuestras emociones, ser conscientes de lo que estamos sintiendo y dejarnos guiar por el mensaje que nos traen

​La pandemia de COVID-19 ha supuesto un aumento de los casos de depresión

Expertos reunidos en Sitges así lo confirman

¿Por qué la salud mental ha sido y sigue siendo un tema tabú?

Hay que luchar contra muchas creencias asociadas al trabajo psicológico y a la búsqueda de ayuda profesional para mejorar la calidad de nuestra salud

Efectos psicológicos de sonreír

Se trata de un gesto que trae innegables beneficios para la salud física y mental
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris