Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
Etiquetas:   Emiratos Árabes   Dubai   Exportación   Recuperación   Petróleo  

​El crecimiento de Emiratos Árabes abre oportunidades a la exportación

A pesar de la recuperación en curso, los resultados empresariales siguen siendo débiles y el riesgo crediticio de varios sectores elevado, especialmente en Dubai
Redacción
@DiarioSigloXXI
sábado, 8 de mayo de 2021, 02:45 h (CET)

Tras una profunda contracción del PIB del 7% en 2020, la economía de Emiratos Árabes Unidos está en vías de recuperación. La demanda interna se beneficia de una política fiscal expansiva y de un despliegue de la vacuna contra el coronavirus más rápido que en la mayoría de los demás países. Los ingresos de las exportaciones se ven favorecidos por el repunte del precio mundial del petróleo y por la eliminación gradual de los recortes de la producción de petróleo impuestos por la OPEP+. Los expertos prevén que en 2021 el PIB de Emiratos aumente entre el 1% y el 3%, dependiendo de la evolución de la vacunación y la contención de la pandemia.


Emiratos es uno de los Estados del Golfo que ha logrado una mayor diversificación de su economía. Actualmente, los sectores no petroleros representan el 74% del PIB. Son, además, uno de los destinos de inversión extranjera más atractivos de Oriente Medio y Norte de África y un importante centro regional, en el que la reexportación representa casi el 50% del total de sus exportaciones. Las reformas legales en curso y sus excelentes infraestructuras sitúan a los Emiratos en una buena posición para seguir impulsando las industrias no petroleras, como el turismo, las energías renovables y la tecnología financiera. El proceso de diversificación ofrece oportunidades comerciales a los exportadores de productos de alta tecnología, ya que la demanda ha aumentado continuamente en los últimos dos años. Al mismo tiempo, la demanda de importación de productos farmacéuticos, equipos de telecomunicaciones, maquinaria eléctrica y alimentos sigue siendo fuerte.


A pesar de la recuperación en curso, los resultados empresariales siguen siendo débiles y el riesgo crediticio de varios sectores elevado, especialmente en Dubai. La actividad empresarial en el sector privado no petrolero en su conjunto está en expansión, pero la construcción, los servicios y la industria manufacturera aún no se han recuperado. El inmobiliario y la construcción siguen luchando contra el exceso de capacidad y su recuperación es bastante incierta. Antes de la pandemia, en un contexto de modesto crecimiento y falta de proyectos, presentaban un aumento de las dificultades de liquidez y márgenes ajustados especialmente entre los actores más pequeños. La plena recuperación del turismo, que representa el 16% del PIB, aún tardará algún tiempo. La Exposición Universal de Dubái podría contribuir a reactivar el sector, dependiendo del ritmo de implantación de la vacunación a nivel global y el levantamiento de las restricciones de viaje. La morosidad bancaria ha aumentado entre empresas y consumidores y la calidad de los activos podría debilitarse aún más debido al fin de los aplazamientos a la devolución de préstamos y la elevada exposición al inmobiliario, que supone un 20% del crédito total. Sin embargo, el sector financiero debería ser lo suficientemente resistente para hacer frente a estos retos.


A pesar de la diversificación en curso de la economía, los ingresos públicos siguen dependiendo en casi un 50% de los ingresos por hidrocarburos, con un precio de equilibrio fiscal de 70 dólares por barril. La compañía petrolera estatal sigue invirtiendo fuertemente en la industria de los hidrocarburos para aumentar la producción de petróleo de cuatro a cinco millones de barriles diarios y ampliar las operaciones de transformación. La deuda pública aumentó al 78% del PIB el año pasado, frente al 61% del año anterior, pero el riesgo de sostenibilidad de la deuda es manejable. Los fondos soberanos, estimados en el 290% del PIB nominal, suponen un gran colchón financiero que permitirá una reanudación gradual de la consolidación fiscal en los próximos años, devolviendo la deuda pública vuelva a su nivel anterior a la crisis en torno al 2025.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Los usuarios de banca digital crecieron un 44% entre 2018 y 2020 en España

El nivel de confianza de los españoles en los bancos digitales es uno de los más elevados en Europa (53%)

​Mercado de la resina en España: ¿el “petróleo” del futuro?

Esta sustancia es un líquido biodegradable y orgánico obtenido del tronco de los pinos, y además, es un producto con gran potencial

El 75% de los españoles está preocupado por el impacto de la inflación en su bienestar financiero

La inflación es uno de los principales problemas que afectan a nuestra economía, y es inevitable que las finanzas familiares se vean expuestas

León Business Market, un foro para impulsar el tejido empresarial e innovador

El foro reunirá este 1 de diciembre en el Espacio Vías de la capital leonesa a inversores, emprendedores, startups e instituciones empresariales

Aumenta un 7% el gasto para comprar regalos de Navidad en España, hasta los 258 euros de media

El 43% de los encuestados dice sentir estrés por el gasto realizado, seguido de un 25% que se agobia por la falta de ideas para regalar
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris