Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Madrid   Elecciones   Política   GOBIERNO   VOX   PP  

​Sospechosas amenazas a personajes de izquierdas, en vísperas de elecciones

El juego sucio del Gobierno, en la comunidad madrileña, amenaza con convertir las elecciones en un aquelarre de violencia verbal y agitación callejera
Miguel Massanet
martes, 27 de abril de 2021, 02:30 h (CET)

No uno ni dos ministros, todo el gobierno en pleno de la nación parece haber entrado en un estado de catalepsia mental que les impide razonar adecuadamente y actuar con un mínimo de sensatez, aunque las noticias que les van llegando de las distintas encuestas sobre los previsibles resultados de los comicios de la comunidad madrileña no sean, en efecto, ni de lejos, los que a ellos les apetecerían que fuesen. No creemos haber presenciado, desde que España entro en democracia, un espectáculo tan bochornoso y descorazonador como el que nos está ofreciendo el gobierno socio-comunista del señor Sánchez y, el mismo, como presidente del ejecutivo, que el que están dando a toda España en su empeño desaforado, despendolado y sobredimensionado de descalificar a la señora Ayuso, de tergiversar las noticias que saben que pueden dañar la imagen del Madrid actual y de emponzoñar todo aquello que en alguna manera pudiera favorecer la imagen del PP en la comunidad madrileña.


Si ya sentíamos que algo iba mal, que se estaban produciendo, en las últimas horas, hechos que no se podían comprender por la inoportunidad de los mismos, por la forma evidentemente basta de producirse, por lo inadecuado que pudieran resultar para favorecer a los partidos a los que el gobierno pudiera intentar imputar, como promotores de los mismos, por el simple hecho de que se sabía que iban a constituir materia para dar fuerza a las críticas a VOX y, de paso, al PP y que, evidentemente, las izquierdas no iban a dejar pasar la ocasión de lanzarse a la garganta de la candidata a la presidencia de la comunidad madrileña; argumentos que por si solos ya dan pábulo para pensar que semejantes chapuzas no era lógico que provinieran de las direcciones de ninguna de las formaciones que forman parte de aquellas que han presentado un candidato a las elecciones de la comunidad madrileña. Es posible, y esto no se sabe, que alguna persona afectada de alguna sicopatía intentara crear confusión enviando semejantes mensajes, algo que no se puede descartar; también podrían provenir de algún tarado fanático que quisiera sembrar discordia para perjudicar a la derecha pero, y nos parece una opción bastante verosímil, entendible, muy propia de los procedimientos que ha venido utilizando el comunismo en sus distintos intentos de desestabilizar a los gobiernos de las naciones democráticas y no descartable, tampoco, para aquellos grupos terroristas que han demostrado que saben utilizar en cada momento aquellas armas, sean de destrucción o de crear confusión, que creen que mejor van a servir para sus propósitos de crear el caos.


Pero cuando observamos la reacción apresurada del señor Pablo Iglesias, cuando hemos visto su sobrexposición sobre un hecho lamentable y punible, pero que no ha pasado de una simple amenaza, sin que haya afortunadamente víctimas que lamentar y de la cual no se tiene noticia de dónde procede ni de quienes son sus autores a quienes estará investigando la policía, la premura o la falta de medida y contención del señor Iglesias, acusando inmediatamente sin prueba alguna para hacerlo, a los señores de VOX de ser los culpables de semejante delito; nos ha parecido ver en todo ello una representación, de las que acostumbra a hacer este señor, encaminada, precisamente, a provocar el efecto que ha conseguido, para perjudicar a VOX en sus perspectivas electorales. El dramático abandono del debate en el que intervenía, entre aspavientos y rasgándose las vestiduras, nos recordaba la tranquilidad con la que se ha tomado la “hazaña” de los vascos contra los mítines de VOX y, esta vez, si hubo lesiones. Ya no hablemos de su apoyo a los altercados de Cataluña en los que resultaron heridos muchos policías a los que, de una forma absurda, se los acusó de haberse extralimitado, cuando lo que hacían era simplemente defenderse e intentar mantener el orden.


En fin, si nos faltaba algo para acabar de ver gato encerrado en estas acusaciones que todos los medios de comunicación, afectos a los comunistas y al PSOE, no dejemos de fijarnos en el presentador, señor Jesús Cintora, una verdadera ave de rapiña feliz de poder morder en blando, bajo el argumento falaz de lo “mala” que es la derecha o al mismo señor Farreras, de la 6ª, rezumando odio hacia el PP por los cuatro costados ensañándose, en un intento que, por supuesto, estamos convencidos que les va a resultar infructuoso en esta ocasión porque, afortunadamente, los ciudadanos de la comunidad madrileña saben perfectamente lo que tienen que hacer si quieren quitarse de encima la opresión, el totalitarismo y la sinvergonzonería del comunismo frente-populista, algo que, en Barcelona, ya hemos tenido ocasión de probar, en nuestra propias carnes, con la gestión intervencionista, despótica, antisistema y absolutamente nefasta para la ciudad, de su alcaldesa Ada Colau , una de estas figuras señeras del comunismo igualitario y anarquista, del que tan buenos ejemplos nos dejó el señor Negrín, de la segunda República.


En efecto, si faltaba alguna muestra más de lo que se podría considerar como una horterada de la más pura, ridícula y obsoleta muestra de un atavismo trasnochado con pintas de reyertas gitanas y amoríos despechados, ha sido este envío de una navaja con manchas de sangre dentro de un sobre que ha recibido la ministra Reyes Maroto. La reacción de la sectaria Adriana Lastra, emulando a La Pasionaria, ha sido propia de opereta bufa: “No pasarán”, pero ocurrió, salvo que los de la Memoria Histórica decidan lo contrario, que sí “pasaron” y ellos perdieron la guerra, algo de lo que debieran haber tomado nota antes de dar la pieza por cobrada. Contrariamente a lo que ellos pueden suponer que les va a favorecer en las elecciones del día 4 de mayo, otros opinan que si se empeñan en seguir haciendo el ridículo es muy posible que las posibilidades de doña Isabel Ayuso de conseguir gobernar en la comunidad madrileña, vayan en aumento. Tenemos la impresión de que el señor Sánchez, una vez más, está pinchando en hueso en su obsesión de insistir en tratar criminalizar al PP por su gestión en Madrid y, el inmarcesible señor Grande Marlaska, al que ya no le importa desprestigiarse más de lo que está, va aumentando el estilo de su discurso y, cuando se ha referido al PP, lo ha hecho en un tono agresivo e impropio de un juez que debiera saber lo que es prevaricar y acusar a alguien sin tener las pruebas para demostrar su acusación. En esta ocasión la frase del señor ministro, ha sido una muestra más de que lo que hace tiempo que debiera haber hecho que era, presentar su dimisión e irse a su casa. La frase en cuestión fue la siguiente: “Todas estas operaciones criminales de una organización criminal que realmente han mostrado lo peor de la política, lo peor del servicio público”. Con toda seguridad el señor Marlasca, inconscientemente, estaba pensando en su propio partido cuando tuvo la ligereza de expresarse en semejantes términos.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, conviene no perder de vista lo que los españoles, en este juego de politicastros, nos estamos jugando, algo que está quedando paladinamente demostrado y que, a medida que pasan los días y vemos la forma cada vez más dictatorial con la que van actuando todos los miembros del ejecutivo, se puede comprobar que las intenciones de quienes, en la actualidad, gobiernan nuestra nación, a medida que va transcurriendo la legislatura, se van haciendo más evidentes así como las sucesivas leyes, en forma de decreto ley, que se están promulgando sin ser objeto de debate en el Parlamento de la nación, tiene cada vez un cariz más limitativo de los derechos de la ciudadanía, a medida que vemos como la amenaza de un aumento de la presión fiscal se va imponiendo, al tiempo que nuestras empresas se ven cada vez más limitadas en sus posibilidades de actuación por el intervencionismo estatal. Madrid, sin duda, puede ser el revulsivo, si gana y gobierna la señora Ayuso, que signifique el primer peldaño para iniciar la reconquista de nuestros valores patrios.  Y Séneca nos ayuda a finalizar con esta frase: “Nunca es demasiado publicar lo que es necesario que se sepa.” Y eso es lo que, modestamente, pensamos nosotros.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿España es una isla energética?

Uno los factores que más repercute en la dependencia energética de un país es la cantidad de petróleo y gas que debe importar para la industria y transporte

Imbecilidad dicotómica

Decidimos en cada momento, sí o no, por aquí o por allá; la tarea es natural por nuestras características

Donde fueres, haz lo que vieres

Los países católicos están cediendo ante el empuje de los musulmanes

​Sánchez sucumbe ante ERC, Podemos y su propio interés personal

Ni los propios independentistas se han puesto de acuerdo sobre la verdadera finalidad de esta mesa

​En el sendero de la barbarie

Abordamos con cierto sarcasmo las distintas opciones que buscan ensañarse con un cadáver
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris