Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   11-M   Terrorismo   Aniversario   Atentados  

Hace 14 años

Si el 11-M fue una tragedia nacional que, ¿por qué la digestión posterior se convirtió, solamente, en odios interesados?
Ángel Alonso Pachón
@AAP1942
sábado, 10 de abril de 2021, 13:57 h (CET)

Las primeras lágrimas llegaron a Paris.


Mi hijo lloraba su retraso al trabajo. El fallo de un despertador le salvó. Su madre y yo le abrazamos desde la distancia. Su pequeña habitación y un silencio sin respuestas le acompañaron en Madrid.

Después de 10 años muchas personas humildes, en el silencio de la noche, siguen preguntándose:


¿Por qué?: Si el 11-M fue organizado por Al Qaeda, con “una logística instrumentada por la red de mezquitas, el clero wahabí y la obediencia coránica”, ¿dónde están las autoridades religiosas islámicas que no lo condenaron en todas y cada una de las mezquitas del mundo, en todos y cada uno de los medios de comunicación del planeta?  Los silencios también colaboran…


Si el 11-M fue una tragedia nacional que, simplemente, hablaba de horror y de dolor humilde y pobre, ¿por qué la digestión posterior se convirtió, solamente, en odios interesados?; ¿por qué, inmediatamente, aparecieron, como siempre, los “salvadores” con el dedo condenatorio dirigido a sus opositores políticos?


Si el 11-M fue el retrato de la inseguridad de todos ¿a quién en estos años le ha interesado  distanciar a las víctimas y crear “grupitos” de influencias?


Soy aficionado a las tertulias y comentarios, tanto televisivos como radiofónicos. Siempre tratan temas de “actualidad”, “casualmente” con intereses económicos en la trastienda. ¿Por qué no se publica una antología que contenga  todo lo que se dijo en esos momentos?


Nos sorprendería la cantidad de “sabios” que aparecieron como “salvadores” y que después no fueron capaces de vislumbrar el futuro a catorce años vista.


Sabios, de memoria débil, estamparon en su curriculum “que eran unos cuantos los españoles culpables” … comenzaron a ganar “muchos puestos”, separando, dividiendo, pidiendo paciencia a los muertos, tullidos y huérfanos.


La historia pondrá a cada uno su epitafio.


Por si acaso no lo veo, éste sería interesante y muy apropiado: “El que se sube al carro ya no se quiere bajar, le tienen que tirar: ¡con lo bien que se va en el carro!


11-M, ¡Un abrazo, con las lágrimas de mi hijo!

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Los viejos profesores

Los de mi generación hemos disfrutado de otro tipo de maestros y profesores

Ganó la inconsciencia

​Sánchez, Iglesias y Arrimadas, ¡a empinar chiringas!

Vistos los resultados electorales, éste es el momento para que todos, izquierda, centro y derecha, atendamos el aviso

​La República de Azerbaiyán: una nación prospera en Eurasia

El Banco Mundial ubica al país entre los 30 líderes en cuanto a oportunidades comerciales

¿Qué puede darnos hoy el Comunismo?

Muchos socialistas y comunistas no han sido nada más que eso, unos “hijos de papá”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris