Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Moda y Tendencias
Etiquetas:   Interiorismo   Viviendas   Nueva normalidad   Reformas  

¿Interiorista en tiempos de pandemia?

El sector del interiorismo no es ajeno a esta “batalla”, más aún en un momento de pandemia como el actual donde, por simple estadística, pasamos más tiempo en nuestros hogares o lugares de trabajo
Redacción
@DiarioSigloXXI
martes, 15 de diciembre de 2020, 12:36 h (CET)

En la actualidad, conquistar o hacerse un hueco en un determinado mercado parece un poco más complicado que hace unos pocos meses, pero eso no le resta importancia a que nuestro negocio deba posicionarse correctamente. El sector del interiorismo no es ajeno a esta “batalla”, más aún en un momento de pandemia como el actual donde, por simple estadística, pasamos más tiempo en nuestros hogares o lugares de trabajo. Todo ello anima a muchos a dar otro aire a estos espacios y recurrir a profesionales del interiorismo. Pero, ¿quién se llevará el gato al agua? La clave está en posicionarse y diferenciarse de la competencia mediante estrategias basadas en el aprendizaje, la comunicación, el análisis de mercado o la especialización, entre otros.

Tener una buena idea de negocio puede llegar a ser algo relativamente sencillo, pero ponerla en marcha y conseguir destacar sobre tus competidores en un momento como el actual es una cosa muy diferente. La crisis económica derivada de la Covid-19, unida a la ya de por sí feroz competencia que existe en cualquier sector económico, nos obliga adaptarnos y tirar de ingenio para lograr esa diferenciación que provoque que el cliente acabe en nuestra puerta y no en la de nuestros competidores.

Pero toda crisis tiene sus oportunidades, solo hay que saber identificarlas. Un ejemplo lo encontramos en los nuevos estilos de vida de la población mundial, la cual se ha visto obligada a pasar una mayor cantidad de tiempo en sus viviendas. De hecho, las últimas cifras arrojan datos incontestables: desde marzo, los españoles hemos pasado un 55 % más de tiempo en casa con respecto al año pasado.

Esto supone una oportunidad para un sector como el dedicado al diseño de interiores. Al fin y al cabo, todos necesitamos dar un aire nuevo a nuestras vidas y, nos guste o no, estas hoy en día se desarrollan mayoritariamente entre “cuatro paredes”.

Pero esta oportunidad será vista por un buen número de negocios relacionados con el mundo de la arquitectura, la decoración o el citado interiorismo, los cuales se verán obligados a dar una vuelta más de tuerca a sus servicios y productos para diferenciarse de la competencia. Al fin y al cabo, no hay tarta para todos. ¿O sí? Por tanto, ¿cómo puedo posicionar mi estudio de interiorismo de una manera rápida y efectiva? Ser capaz de comerse literalmente a la competencia es uno de los desafíos que se plantea cualquier negocio, independientemente de su tipología o tamaño. Lo que también está claro es que la competencia, más allá de ser considerada como un “enemigo” de nuestro negocio, puede ayudarnos a mejorar cada día para doblegarla. Entonces, ¿cuáles son las principales fórmulas para vencer a tu competencia? Aquí van unas pistas aportadas por Interior Design Masterclass, primera comunidad online de interioristas, arquitectos y profesionales del sector.

Crea una historia… tu historia.
La historia que transmite tu marca o proyecto puede ayudarte a que un consumidor te elija a ti en lugar de a la competencia.

Debemos ser sinceros con nosotros mismos. Puede que nuestros servicios de interiorismo también sean ofrecidos por la competencia, sin embargo, existe una herramienta para lograr que éstos ganen en singularidad o diferenciación: el storytelling. Esta técnica propia del marketing y que podemos aplicar a nuestro propio estudio, va más allá de las meras características de nuestros trabajos, y los asocia con unos valores y una historia inimitable. No tiene por qué ser una narración tal cual, sino que puedes crearla como quieras: a través de tus valores como empresa, de las sensaciones que provoca el rediseño de una determinada estancia de la casa, el origen de los materiales que empleas, etc. Lo importante es traducir esa historia, hacerla perceptible para el cliente.

Aprende de los mejores.
El aprendizaje es siempre un gran elemento de diferenciación, y si podemos hacerlo de manos de los grandes referentes del interiorismo de nuestro país mejor que mejor. Esto es lo que ofrece la plataforma Interior Design Masterclass, primera comunidad online de interioristas, arquitectos y profesionales del sector, la cual ofrece un buen número masterclasses impartidas por gurús del interiorismo como Alejandra Pombo, Espejo&Goyanes, María Santos, Iván Meana o Francesc Rifé, entre otros.

Muestra tu personalidad.

La mayoría de las personas no compran sólo productos o servicios, sino que compran lo que esos productos o servicios le prometen o significan.

Recurrir a un/a interiorista puede suponer solucionar un problema, hacer diferente alguna estancia de la casa, etc. Una forma de diferenciarte respecto a tu competencia es pensar cuáles son esos valores y personalidad que quieres transmitir para atraer a tus clientes. Dicho de otro modo, debes procurar que tu servicio o marca no trate solo de lo que ofreces, sino que transmite una personalidad propia que te convierta en algo único ante tus clientes.

En resumen, son muchos los interioristas que ofrecen los mismos servicios, pero ninguno de ellos va a poder ofrecerlos con tu personalidad.

Deja un poco de lado el producto, y céntrate en el servicio.
Un estudio de interiorismo posee una peculiaridad a la hora de abordar su diferenciación o posicionamiento: la dualidad producto vs servicio.

Es cierto que un interiorista ofrece servicios, pero todos ellos tienen como resultado un producto del que es 100 % responsable, y esto ofrece muchas posibilidades de diferenciación ante nuestros clientes y competencia.

Y es que este tipo de profesionales suele pasar mucho tiempo con el cliente, ofreciéndole asesoramiento, presentándole diferentes propuestas, modificando múltiples aspectos, etc. El grado de cercanía, empatía o paciencia que tengamos con nuestros clientes hará que, más allá del producto, nos recuerden (y posicionen) siempre por el tipo de servicio que les hemos ofrecido.

Comunica, comunica, comunica.
Aunque el servicio que ofrezcas sea de calidad, necesitarás saber cómo venderlo. Aprende a vender lo que tienes de la mejor manera posible y para ello es necesario que diseñes una estrategia de comunicación tanto offline como online, con el objetivo de llegar a tus potenciales clientes y posicionarte como referente en tu sector.

Dentro del ámbito online, es muy recomendable que aportes valor mediante una estrategia de contenidos que te ayude a posicionarte de forma orgánica en los buscadores. Prueba a introducir las palabras “servicio de interiorismo” en Google y te harás una pequeña idea de la cantidad de profesionales que ofrecen sus servicios en internet.

Por último, y enlazando con el punto sobre la importancia de prestar un buen servicio, no olvides que la comunicación “boca a boca” sigue funcionando muy bien.

Analiza constantemente tu mercado/sector.

Un fenómeno tan global como la pandemia provocada por la Covid-19 puede cambiar las tendencias de un mercado o sector de la noche a la mañana. El diseño de interiores es uno de ellos.

Para evitar que te pille a contrapié y comiences la carrera un paso por detrás respecto a tu competencia, es fundamental que sepas identificar con cierta antelación los cambios que vienen.

Lee, infórmate, aprende y sobre todo, observa lo que ocurre a tu alrededor.
La investigación de Mercados te puede ayudar en este punto si dispones de presupuesto. Un estudio te permitirá saber cuáles son las preferencias de tus clientes, qué barreras tienen a la hora de contratar los servicios de un interiorista o qué empresas de tu competencia son las que más conocen.

Especialízate.
La especialización en un servicio o nicho específico dentro del sector del interiorismo es otra gran alternativa de diferenciación respecto a tu competencia, ya que te permite aportar un valor verdaderamente diferencial respecto a estudios más generalistas.

Por ejemplo, si la mayoría de tus trabajos van enfocados al diseño de espacios de trabajo, o las mejores valoraciones las obtienes de clientes a quienes has rediseñado el interior de su casa de campo… ¡ahí lo tienes! Tu “expertise” está en ese tipo de nicho y puedes aprovecharlo para diferenciarte de tu competencia.

De manera paralela, al hablar de algo muy específico en tus diferentes canales online y offline terminará por asociarte a ello ante clientes y competencia. En definitiva, te hará más reconocible y diferente.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

7 de cada 10 mujeres cuidan más su piel tras el uso de la mascarilla

La industria cosmética sufrió una gran caída en el negocio a causa del abandono de algunos de los productos de maquillaje

El trasplante capilar en la mujer, ¿tema tabú?

La propia infección por coronavirus provoca caídas intensas de pelo en las semanas posteriores a sufrir la enfermedad

Te contamos las tendencias en joyería y bisutería de este verano

En época estival tenemos que adaptar a nuestros looks los complementos que usamos

​Una vida de ensueño en Terrazas de Valdebebas

El proyecto ya cuenta con los servicios básicos como colegios, supermercados, farmacias u hospitales, como el Hospital Isabel Zendal

​Algunos consejos para conseguir una imagen impecable estas vacaciones

Es momento de una puesta a punto para devolver la belleza perdida a nuestro cuerpo y también a nuestro rostro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris