Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Coronavirus   Postguerra   PIB  

Sombrío horizonte económico

La irrupción de coronavirus y la posterior entrada en recesión de la economía española en el 2020, conllevará una Deuda Pública estimada en el 120% PIB
Germán Gorráiz López
@ggorraiz
viernes, 12 de junio de 2020, 09:45 h (CET)

La economía española se ha basado en las últimas décadas en la conocida “dieta mediterránea”, (cuyos ingredientes principales eran el “boom” urbanístico, la exportación, el turismo y el consumo interno), fórmula que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa (2008), debido al estallido de la burbuja inmobiliaria y el hundimiento del castillo de naipes de la economía española.

Posteriormente, asistimos al milagro económico del paraíso neoliberal de Rajoy (reducción de la tasa del paro del 23,5% al 14,1%), que tuvo como efectos colaterales el incremento desmesurado del trabajo precario en España (más de 6 millones de personas), la desaparición del mito del puesto de trabajo vitalicio (tasa del 90% de contratación parcial) y progresiva pérdida de poder adquisitivo de asalariados y pensionistas pues según el FMI “el ajuste económico español se habría producido mediante la caída de la producción y el incremento del paro, pero insuficiente en el lado de los salarios hasta fechas recientes”.

Sin embargo, la irrupción de coronavirus y la posterior entrada en recesión de la economía española en el 2020, conllevará una Deuda Pública estimada en el 120% PIB lo que forzará a la adopción de recortes siguiendo los dictados de la Troika europea para evitar el rescate. Dichas medidas se traducirán en una dramática reducción de los subsidios sociales que afectarán a la duración y cuantía de las prestaciones de desempleo, pensiones de jubilación y viudedad así como a una severa reducción de los sueldos del funcionariado. Asimismo, la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores debido a la dramática reducción de los sueldos, el incremento de la precariedad laboral y de la interinidad vitalicia y la ausencia de la cultura del ahorro doméstico provocará una severa contracción del consumo interno y una reducción de la Renta Per Cápita que significará de facto el retorno a escenarios económicos de la postguerra.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El protocolo de la UME

​La Orden Ministerial 15/2009 concede a la UME el derecho al uso de la Enseña Nacional en su modalidad de Estandarte

¿Neutralizar la independencia del Poder Judicial? ¿Inmigración sin control?

Las consecuencias fatales de actuar demagógicamente para conseguir votos

El futuro de la empresa española

En conclusión y por utilizar una expresión muy nuestra, si se quiere salvar a los miles de empresas que están en riesgo cierto de desaparecer en cuanto acabe el apoyo del Estado, se debería coger al toro por los cuernos

El racismo, la COVID-19 y el golpe de Estado

Las personas de color en Estados Unidos tienen más probabilidades de morir a causa de la violencia con armas de fuego

Economía perjudicada por la tercera ola

El actual Gobierno aún vive de las rentas del trabajo del Gobierno Rajoy. El dúo Sánchez-Iglesias no ha sido capaz de arrancar
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris