Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Aragón   Londres   Coronavirus  

El dragón del virus contra San Jorge

La leyenda de San Jorge cuenta que él derrotó a un dragón
Isaac Bigio
viernes, 24 de abril de 2020, 09:11 h (CET)

Cada 23 de abril se celebra el día de San Jorge, el patrón de Inglaterra y de muchos otros países. Sin embargo, en esta fecha, así como en la que se dio dos días antes, en ocasión del 94 cumpleaños de Elizabeth II, no hubo gente en ningún pub, bar o concentración popular para festejar cualquiera de esos acontecimientos.

Esto es algo que no tiene precedentes en los 68 años que lleva reinando la monarca británica. La cruz roja sobre el fondo blanco es el emblema de San Jorge y también la bandera nacional de Inglaterra, la cual flamea en miles y miles de hogares, y que también es una de las tres cruces que componen la “Union Jack”, el estandarte del reino Unido que también figura en los estandartes de muchas otras naciones.

Esta cruz también estuvo en el escudo de la monarquía de Aragón que al juntarse con la de Castilla creó lo que sería el imperio español, el cual llegaría a ser el más grande de ultramar que haya existido. Aún hoy san Jorge es una figura patronal no solo en Aragón sino en Portugal y Cataluña.

Los catalanes suelen celebrar Sant Jordi con flores y regalos de amor, como si fuera un equivalente del san Valentín, pero esta vez no lo podrán festejar así ni en sus fiestas anuales cerca al Puente de Londres debido al distanciamiento social.

Ingleses y catalanes, quienes tienen en común ser países clavos dentro de sus respectivos reinos multinacionales, ahora también pueden compartir el hecho de que sus respectivos jefes de gobierno han llegado a contraer el COVID-19.

La leyenda de San Jorge cuenta que él derrotó a un dragón. Hoy, todos sabemos que una bestia como esa jamás ha podido haber existido, pero nadie se imaginaba que otra peor, de un tamaño más diminuto que el más diminuto ser vivo, iba a causar más estragos que cualquier gigante alado que escupa fuego.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Presupuestos, a pesar de todo

No se puede dejar pasar esta ocasión como algunos quieren hacer con la excusa que son unos presupuestos autonomistas. Sí, lo son, pero no hay posibilidad de otros

Los insaciables

España se encuentra a punto de entrar en cualquier momento en la UPCS (Unidad de perjudicados por el comunismo y el separatismo)

​Mundo vacío

El exceso de comunicación e información no es algo positivo en sí mismo, porque dispersa la atención e impide o dificulta el centrarse en lo valioso

​Un gobierno que no asume sus responsabilidades, ¿de qué sirve?

Cuando le conviene, delega lo que no puede delegar, y cuando piensa que le va a favorecer, se acuerda de que puede imponer su criterio absoluto

​La asignatura pendiente

Domingo Martínez Madrid, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris