Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Covid19   Franquismo   Política  

​Excesiva improvisación a destiempo

Con lo bien que iba esta España nuestra hasta que tomó posesión el gobierno ‘bichavista’ y todo se fue por el sumidero
Jesús  Salamanca
lunes, 16 de marzo de 2020, 08:31 h (CET)

Todos tenemos el susto en el cuerpo con el Covid-19 y la ineficacia mostrada por el gobierno ‘bichavista’, fruto de la desidia y del mal asesoramiento sanitario. Diez días llevaba el gobierno madrileño pidiendo medidas al central sin que éste reaccionaria. Estaba por medio el folclore del 8M y Sánchez no podía estropear el “cháchara” propagandístico de sus chicas ministeriales, así como de la machista ministra que va “sola y borracha” e Igual Da, además de su ineficaz media naranja. Ya no nos engañan más: el gobierno de la siniestra más obtusa ha primado lo festivalero y lo político-mediático por encima de la salud de la ciudadanía. Merece un suspenso rotundo, muchos gorrazos detrás de las orejas y diversos sopapos dialécticos.

Cada día que pasa conocemos mejor a esta colección de irresponsables, sean socialista, chavistas o de la conjunción gubernamental “bichavista”. Tan pronto como pase esta crisis sanitaria de la peste china, todas las “escopetas” se descargarán contra el cavernario e irresponsable, Pedro ‘Plagio’ Sánchez. Nos ha vuelto a engañar, pero esta vez por pagar la fiesta al feminismo más vulgar y alocado: ese que pretende “volver a casa solo y borracho”, pero también con el coronavirus. Ya comprobarán cómo en esta lucha se esconde siempre que pueda y asume las menos responsabilidades posibles. Aunque le pidamos que se vaya a su casa y se ponga en cuarentena toda su vida, él intentará convencernos de que la responsabilidad es de Franco, del franquismo o de los Reyes Católicos.

Confieso que ver a este personaje chulesco en televisión me genera un total rechazo y a muchos ciudadanos urticaria. Con lo bien que iba esta España nuestra hasta hace dos meses, tomó posesión el gobierno ‘bichavista’ y todo se fue por el sumidero: la bolsa se desplomó hasta niveles que yo no recuerdo y, por si no era suficiente, el mismo viernes hubo un importante repunte inicial que volvió a caerse tras aparecer este individuo para anunciar el estado de Alarma que iba a presentar hoy. Es un gafe de muy mal fario, casi peor que Rodríguez Zapatero en sus peores tiempos.

“La semana que viene vamos a alcanzar los 10,000 afectados”, dice Sánchez; sobre todo si muestra una irresponsabilidad como la que ha mostrado hoy con Pablo “el coleta”; está el personaje escrachado en cuarentena por la infección de su barragana y la abandona así, sin más, y hoy aparece en la mesa del Consejo de Ministros tocándose la nariz y limpiándose a la manga, lo que ha molestado sobremanera al resto de ministros. A alguno se le ve la cara de asqueado. Además, el “niño de la cuarentena” ha sido la voz discordante del Consejo, con lo que todo se ha retrasado más; a este espécimen carnavalesco tampoco le interesa la ciudadanía: llegó a la casta, se montó en la casta y cabalga como casta. Para mí, ninguna novedad.

Vamos a ver cómo actúan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en esos territorios “cancerígenos” para la unidad nacional. De momento ya están a la greña con el gobierno central, tanto Íñigo Urkullu como Quim Torra: de éste ya se ha dicho casi todo y no engaña a nadie, pero del primero no hay más que recordar que si han sido incapaces de organizar y gestionar un basurero, con dos sepultados, ya me dirán ustedes cómo van a organizar una pandemia que ya se extiende por todo su territorio. Lo correcto es que el gobierno central coja las riendas, como sería correcto que Policía Nacional y Guardia Civil tomaran bajo su mando a las Policías autonómicas. No podemos seguir siendo los apestados de turno para 65 países.

Mientras la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dado toda una lección a Pedro Sánchez, en cuanto a capacidad de reacción, capacidad organizativa y ejecutiva, cientos de madrileños se lo han tomado a chirigota, se han echado a las carreteras y pretendían completar unas vacaciones a costa de su empresa. Ya llegará el verano y contarán los días vacacionales. Ahora no toca playa. Algunos no han entendido nada: se les dijo que tosieran en la manga y, en vez de hacerlo en la de la chaqueta, pensaron que era en la Manga del Mar Menor. ¡Vaya responsabilidad, amigos, os habéis cubierto de gloria!

Pedro Sánchez tenía que haberse remangado hace tres semanas y haber adoptado las medidas que ha adoptado hoy. Ni siquiera tenía un protocolo de actuación el gobierno “bichavista”. Lo ha hecho con tanta tardanza que ha quedado amortizado como político. No se va a ir de rositas porque va a tener que responder de muchos muertos. Eso no es broma.

En ‘Hundidas Podemos” ya le están haciendo la cama; muchos se callan en espera de la ocasión propicia. Sánchez actúa sin convencimiento y piensa que va a volver a chulear al personal. El primer Morrazo que se dará será comprobar el agujero económico que dejará esta crisis y la imposibilidad de hacer unos presupuestos. A Pedro Sánchez ya solo le falta el entierro político: le ha faltado de todo, desde humildad hasta eficacia. Y le ha sobrado todo lo demás: chulería, desidia, inoperancia, mentiras, plagios, represión y altivez.

Como decía ayer un medio de comunicación: “Y si piensa que en el momento que pase todo esto, podrá retomar su proyecto que se vaya olvidando. Nuestro país ya está en fase de derribo y todo lo que no sea pensar únicamente en su reconstrucción, no va a tener ninguna audiencia”. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Abuso animal en Alfafar, nada nuevo

Lo más triste es ver que incluso a una niña le han hecho partícipe por todo el pueblo subida de pie en un caballo

Ayuso en la 'Complu'

Astracanada y copla en la España cañí

Dina, di: "dimito"

No hay nada que pueda hacer para mitigar el repudio popular

Ni olvido ni perdón

Aunque Feijóo, con la boca pequeña, dice que no quiere pactos con la extrema derecha, ya hemos visto que los firma si es preciso

Plaza Mayor

La ideología capitalista globalizada entra claramente en conflicto con la soberanía popular
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris