Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Música
Etiquetas:   Peret   Cantantes  

Peret, homenajeado en el Ayuntamiento de Barcelona

Último adiós público en el Saló de Cent
Teresa Berengueras
@berealsina
jueves, 28 de agosto de 2014, 06:10 h (CET)
Pere Pubill Calaf, 79 años, acaba de morir de un cáncer de pulmón, su último suspiro ha sido en la Clínica Quirón de Barcelona adonde ingresó hace pocos días al haberse agravado su situación. Peret el 30 de julio emitió un comunicado en el que explicaba que padecía cáncer y que iba a ponerse en manos de los especialistas para volver pronto a los escenarios que eran su medio de vida y en lugar donde mejor se encontraba.

280814peret

Se mostraba optimista ante esa espada de Damocles que supone el tener que pasar por una enfermedad dura de la que algunos salen victoriosos y en la que otros se quedan.

Su padre “El Mig amic”
El cantante nació en una chabola situada a las afueras de Mataró en 1935, pasó hambre y en su infancia vivió la falta de un hogar con comodidades, casi no fue a la escuela, ayudaba a su padre que era vendedor ambulante de tejidos recorriendo los mercadillos de las localidades de la geografía catalana, Islas Baleares e incluso llegaron a trabajar en Argentina y en algún otro país de Latinoamérica. Peret sentía gran afecto por su padre y cuando estuvo en la cima del éxito le escribió la popular rumba “El Mig Amic”.

En su juventud grabó un par de discos que pasaron sin pena ni gloria, pero obligado por las circunstancias al tener un accidente de coche hizo que durante mucho tiempo fuera la guitarra su más fiel acompañante sintió un fuerte interés por este instrumento y despertó su vocación como cantante y compositor de rumba catalana. Su música, en muchas ocasiones, era una mezcla de ritmos pop, rock and roll y otros ritmos pero el rumbero catalán supo siempre imprimirle su personalidad.

Bailaba mambos de Pérez Prado
Cuando no era conocido y para dar fe de su amor por la música acudía a la sala Rialto de Barcelona para bailar siguiendo el trepidante ritmo de los mambos creados por Pérez Prado.

Peret, además de ser una persona solidaria y amante de su familia y de sus amigos, tenía una personalidad arrolladora que unida a su alegría natural se convertía en una pizca de picante sin dejar de ser sobrio, elegante e irónico.

Su primer éxito fue la canción “Una lágrima” (1967) que se escuchaba en todas las emisoras, en las salas de fiestas, en las fiestas privadas y en los tocatas de aquellos momentos. La gente bailaba con su ritmo que imprimía alegría y bienestar, siendo una inyección de ánimo cuando la fiesta caía en el aburrimiento.

En 1971 llega su primer éxito internacional con el tema “Borriquito” que traspasó fronteras y con gran éxito se instaló especialmente en Alemania y Holanda. Peret ya es imparable, con su guitarra y con su invento del “ventilador” (una forma de mover y tocar la guitarra) viaja a todas partes actuando ante personas de todo tipo y los más variados ambientes.

Ya se había casado con Fuensanta, Santa para él y para todo el mundo con la que tiene dos hijos Rosita y Pere.

En la boda de su hija Rosita
Me invitaron a la boda de la hija mayor, boda multitudinaria, fue una fiesta que duró muchas horas y que se celebró en Castelldefels, al ser yo paya no pude participar en ceremonia del “pañuelo” que se celebró el día antes. Peret ama a los suyos, a Santa, mujer dulce y tranquila que cuida de la familia, de Peret y sus idas y venidas. Rosita se casa muy joven, a los dieciséis años, como su madre Santa, es natural, Peret y los suyos entienden que la vida en familia, cuanto más joven es mucho mejor. A su mujer le dedica la rumba “Mi Santa”.

El gitano catalán va cantando por todas partes canciones tan conocidas como “El Gitano Antón”, “Lo mato”, “A mí las mujeres ni fu ni fa”, “Saboreando”, etc. todas sus actuaciones dan buen rollo. Al mismo tiempo Peret acuña su estilo, único, un estilo que en su día se lo reclamó Antonio el Pescailla, otro gitano catalán, también rumbero, desde siempre entre los seguidores de uno u otro ha habido largas discusiones para otorgar el título honorifico de creador de la rumba catalana al de Mataró y la calle de la Cera barcelonesa, Peret, o al del barrio de Gracia, Antonio el Pescailla.

En 1974 acude al Festival de Eurovisión con “Canta y sé feliz”, su presencia en este festival acrecienta su fama y da a conocer al gran público a su trío de palmeros que más que sus acompañantes son como sus hermanos. Por cierto un recuerdo para el Tío Toni, uno de los palmeros, fallecido recientemente.

Todo por la Iglesia Evangélica de Filadelfia
En 1982 cuando él y sus canciones son enormemente conocidos Peret deja todo, se aleja de los escenarios, olvida lo que significa su música y él como intérprete y personaje y se erige en nuevo miembro de la Iglesia Evangélica de Filadelfia. Cambia su nombre artístico por el de padre Pedro y durante nueve años imparte la doctrina de esta Iglesia y ayuda a los más desfavorecidos. Esta decisión le lleva a cambiar totalmente su forma de vida, ya no actúa ni graba discos y por tanto no ingresa dinero, la dedicación a su labor evangélica es total y constante y como además tiene que entregar parte de sus bienes para sostener el culto de la iglesia su situación económica merma ostensiblemente.

Peret es un hombre convencido, siempre creyó que el dinero no era bueno, que traía muchos problemas, y apoyando esta máxima vive muy austeramente y según los designios para los que considera haber sido llamado.

En el año 1990 deja la Iglesia Evangélica de Filadelfia, regresa a sus raíces, la barcelonesa calle de la Cera y a Mataró y vuelve a coger su guitarra, llama a sus palmeros y en 1992 participa en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona junto con Los Manolos, Los Amaya y otros intérpretes de rumba catalana, Peret creó escuela y después de él aparecieron muchos grupos tocando rumba.

Renovado en los JJOO del 92 en Barcelona
En los Juegos Olímpicos del 92 vimos un Peret renovado, en plena forma y con la cabeza rapada, ausencia del bisoñé que antes, y durante muchos años, había usado. Para la ocasión dedicó a la ciudad de Barcelona una rumba, “Gitana Hechicera”.

Recibe honores y homenajes, y las Instituciones públicas catalanas le honran con la Creu de Sant Jordi por parte de la Generalitat en 1998 y en el 2008 el Ayuntamiento de Barcelona con la Medalla al Mérito Artístico mientras que Mataró le nombra hijo predilecto en el 2011. También fue premiado con el Ondas y con diversos premios algunos de los cuales le fueron robados de su casa aunque siempre los llevó en el corazón.

El gitano catalán atesoró tantos éxitos que los tenía todos guardados en orden en su casa de Mataró, esa casa que compartió durante tantas décadas con su mujer de siempre, Santa, aunque no siempre estuviera con ella. Peret amaba a las mujeres, siempre, tuvo una especial dedicación hacia ellas, siempre estaba rodeado de mujeres, algo natural en los artistas que viajan siempre y atesoran con estos viajes muchas amistades. Peret, como tantos artistas, tuvo muchas amigas pero no todas fueron sus parejas, aunque el rumor estaba siempre en la calle.

Varias mujeres y un solo amor: Santa
El artista siempre amó a la mujer con la que se casó en su juventud y en algunas ocasiones se alejó de ella para luego volver, esa mujer es Santa.

Peret en el año 2007 tuvo un amor que no escondió, Cris, una joven estudiante de 19 años, una mujer mucho más joven que el cantante, los dos se daban vida. Se querían, vivieron aquella historia y cuando la misma terminó el cantante volvió a casa con Santa.

Últimamente Peret tenía una nueva compañera con la que vivía su historia en la privacidad, el cantante dejó la casa familiar y se fue a vivir en un piso en Mataró con Roberta, una joven brasileña.

Pero continuaba manteniendo estrechas relaciones con la familia y también con Santa que nunca le echó en cara ninguna de sus decisiones.

La muerte le llegó a Peret al lado de Roberta pero en el momento del adiós todos estaban juntos, Santa, sus hijos, los nietos, los bisnietos y los gitanos más cercanos y queridos. Será enterrado en Mataró, él así lo quería, era su ciudad, donde nació, donde vivió, donde amó y de donde se tuvo que ir de muy pequeño porque bombardearon su casa y buscaron un nuevo hogar en la calle de la Cera de Barcelona donde tantas horas pasamos cantando y bailando en su bar, situado frente al restaurante Can LLuis que era como su segunda casa y consideraba a los dueños del mismo como su familia.

Demostró siempre interés en tocar con gente joven, a mí, hace poco tiempo, me dijo “Aprendo de la gente joven y nunca he querido que me llamen ni Peret, ni el rey de la rumba catalana, quiero que me llamen abuelo porque tienen la edad de mis nietos”.

En uno de los conciertos memorables que en el año 2010 vivimos en el Auditori de Barcelona Peret subió al escenario para presentar su nuevo disco, “De los cobardes nunca se ha escrito nada”, acompañándole estaban los músicos más jóvenes que tocaban rumba, jazz y otros sonidos.

Concierto espectacular, el cantante y compositor siempre fue muy generoso con su público y no le importaba repetir temas de toda la vida mezclándolos con las nuevos. Esa noche acabamos todos de pie bailando en los pasillos y entre las butacas del local. Peret era energía en estado puro.

Discos póstumos en catalán y castellano
Se ha ido dejándonos todo su legado, que es inmenso pero, mejor todavía, estaba acabando un disco en catalán, composiciones suyas, nuevas, disco en catalán que era el primero de su carrera y uno en castellano al que le faltaba más tiempo para que saliera a la calle.

Deja obra póstuma que esperamos sus sucesores, esos jóvenes que aprendían del abuelo Peret y tocaban a su lado serán los encargados de hacer llegar al público.

Pere Pubill Calaf, Peret, cantó en el año 2013 en el “Concert per la LLibertat”, escogió dos canciones que identifican Catalunya, su gente y su cultura, a la que él, después de aquel concierto dejó claro apoyaba. Cantó “l’Emigrant” y “Catalunya té molt poder” con su ritmo, con su energía, con su sencillez y espléndida dedicación.

Catalunya tiene mucho poder
Su letra decía: “Catalunya té molt poder (Catalunya tiene mucho poder), recordando la letra de la rumba dedicada a Barcelona 92, “Gitana Hechicera”, en donde decía: “Barcelona tiene poder…….Barcelona es poderosa, Barcelona tiene poder”.

Once años después la letra de una canción le servía para identificarse con su lugar de nacimiento, Mataró, (Barcelona): “Catalunya té molt poder” (Catalunya tiene mucho poder).

Peret será enterrado, como él quería, en su Mataró natal, pero antes y este jueves su cuerpo estará expuesto al homenaje de todos aquellos que quieran darle el último adiós en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona.

El poder de Peret radicaba no sólo en lo que cantaba, ni en como lo hacía y decía, sino en lo que emanaba de dentro, era un sabio. He perdido a un amigo del alma. Siempre que le llamabas atendía, hoy su móvil está fuera de servicio por siempre jamás.

Un beso a la familia que es un poco como mi familia, a Santa, a Rosita y a todos los demás, sé, lo siento, que la marcha de Peret os dolerá, no sólo a vosotros, a Peret le quería todo el mundo. Palabra.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​El Teatro Real de Madrid acoge este martes el concierto benéfico 'Pitingo canta para Prodis'

El evento benéfico, protagonizado por el artista onubense, se celebra este 21 de septiembre a las 20:00 horas

Se acerca una nueva edición de "Lírica al margen"

Desde el 26 de septiembre hasta el 31 de octubre de 2021 podremos disfrutar de una nueva experiencia escénica en Madrid con la IV Edición del festival

Marlango repasa sus 15 años de trayectoria en un concierto especial

La banda actuará el próximo 30 de septiembre en los Teatros del Canal de Madrid

"Mi hermana y yo comenzamos a cantar desde niñas como dúo y esto se convirtió en algo vitalicio"

Entrevista a Aymée Nuviola, cantante, pianista, compositora, productora y actriz cubana

Raphael da el pistoletazo de salida al Stone&Music de Mérida

El cantante jienense, que se ha entregado totalmente al público, ha realizado un concierto de dos horas de duración para el deleite de sus seguidores
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris