Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Democracia   Grecia   Política  

¿La democracia funciona?

Desde la Grecia de Pericles a la nuestra
Francisco Rodríguez
miércoles, 19 de febrero de 2020, 11:56 h (CET)

Grecia nos ha aportado a todos ciencia, historia, filosofía. Podemos decir que nuestras raíces culturales nacen en Grecia y llegan hasta nosotros a través de Roma. En este legado tenemos una idea, una palabra talismán que seguimos usando a todas horas: democracia.


Pericles hace triunfar la democracia ateniense en el siglo V (a.C.). El fue el que dio acceso a los ciudadanos de menor categoría, que habían estado apartados del gobierno y el que estableció el sistema de remunerar con dietas a los jurados, a los miembros del Consejo y a los funcionarios designados por sorteo, consecuencia necesaria del principio según el cual las clases desheredadas debían participar en las funciones de gobierno, pues sin una compensación por el jornal que se dejaba de percibir, hubiera sido aquél un derecho ilusorio. (Leyendo esto me acuerdo del PER y las jornadas necesarias para cobrar el desempleo)


Tales auxilios económicos del Estado se extendieron hasta sufragar los gastos de los espectáculos, por lo que entre el pueblo se acentuaba la tendencia a considerar al Estado como una institución de beneficencia, lo que a la larga acarreara sus problemas, entonces y ahora. Tampoco hay que pensar que la inclusión de los ciudadanos en el gobierno abarcó a todos los habitantes sino tan solo a los que poseían plenos derechos políticos. Los extranjeros, los metecos o los esclavos no tenían ningún acceso al gobierno aunque sí a trabajar o ser alistados en el ejército.


El sistema democrático griego duró poco tiempo y no se difundió entre las ciudades de la Hélade, pero ya evidenció sus ventajas y sus inconvenientes. No podemos decir que Roma fuera un estado democrático ni que sus ciudadanos tuvieran ningún poder frente a la clase senatorial ni los titulares del imperio, pero al igual que en Atenas el Estado subvencionaba los espectáculos, Roma montaba el sistema de “pan y circo” para tener controladas a las masas y explotaba a los países que conquistaba.


Creo que los que detentan el poder, ya sean reyes o clases adineradas gracias a su trabajo e industria, en cualquier periodo de la historia no tienen ninguna propensión a compartirlo con el pueblo.


En América del norte, después de sus luchas por conseguir la independencia de Inglaterra, una clase ilustrada retoma la idea de democracia para organizar un Estado con las colonias y lo plasman en una constitución que se dice democrática, pero Alexis de Tocqueville, después de observar de forma crítica e inteligente aquella novedad, deja constancia en su libro” La democracia en América” de lo que opina sobre el experimento que vale la pena leer.


De hecho los indios, dueños de aquellos territorios, fueron reducidos a la nada, como nos contaron tantas películas que vimos el siglo pasado donde los blancos siempre ganaban. De los negros solo hay que recordar a Martin Luther King y su lucha por conseguir que se les reconozca como personas allá por el año 1967.


¿Y aquí? ¿Cómo va nuestra democracia? Los ciudadanos siguen sin tener un efectivo control de nuestros gobernantes, que elegimos cada cuatro años, en el mejor de los casos, sin que sea realmente posible exigirles el cumplimiento de los programas que exhibieron para solicitar nuestro voto, ni examinar la cuenta de resultados.


Los políticos, aunque hagan discursos y promesas solo tienen un afán, perpetuarse en el poder y gozar de sus beneficios, lo que consiguen controlando los medios de comunicación y dividiendo a la oposición. ¿Democracia poder del pueblo?

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Ayer estuvimos en Colón

Medianías intelectuales y políticos de precio barato han decidido que las academias nacionales de Lengua e Historia son bazofia del pasado

Recorrido vital

Sin contar con los ciudadanos no hay ciudadanía que valga, ni gobernantes leales

​Las distinciones de Andalucía

La diferencia entre la Medalla de Andalucía y la Bandera de Andalucía radica en que la primera es de carácter autonómico y la segunda provincial

Vio Dios que el mundo era bueno y nos creó libres

El gran atributo de la libertad que se nos regaló cada vez lo usamos peor

​Brutal patada de Íñigo Errejón

La ciudadanía ya está harta y debe plantearse en serio acabar con este tipo de vándalos que se cubren con la piel de ‘padres de la patria’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris