Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Francisco Rodríguez
Ver, juzgar y actuar
Francisco Rodríguez
¿Podemos hacer algo para que Cristo Reine en este mundo?

Con la fiesta de Cristo Rey ha terminado el ciclo litúrgico anual y el próximo domingo empezaremos el Adviento, preparatorio de la Navidad del 2022.


Hablar en nuestro mundo de Cristo Rey resulta bastante extraño. Para la mayor parte de las personas el verdadero rey es el dinero y el poder. El dinero lo mismo sirve para comprar una conciencia, el programa informático de Twitter o un campeonato de futbol en el desierto de Qatar.


Todos los medios de comunicación, atentos a la voz de su amo (el que paga) nos cuentan cada día lo que han subido los alimentos, los carburantes y la vida en su totalidad. En este mundo no manda ni cuenta para nada Jesús de Nazaret.


Nos hemos olvidado de Dios y no podemos decir que nos vaya bien con los que nos gobiernan ni con las estructuras nacionales e internacionales que marcan nuestras vidas, ni con las leyes estrafalarias que inventan personas sin principios.


Durante una etapa de mi vida creí que los cosas irían mejorando, pero la verdad es que empeoran a pasos agigantados. Si digo que el demonio, Satanás, anda suelto por el mundo buscando a quien devorar, seguro que se ríen. Pero yo creo que Dios existe y el demonio también y hay que optar por uno u otro.


El demonio nos ofrece placeres que a menudo se disuelven en el aire dejándonos vacíos o nos convierte en adictos al sexo o a la droga y al ansia de tener dinero.


Jesús nos ofrece la cruz con dolores y sufrimientos para alcanzar la vida eterna, donde no habrá luto ni llanto ni dolor sino el gozo inmenso de gozar de la presencia de Dios por toda la eternidad,

Pero ni creemos que exista Dios, ni el demonio, ni la vida eterna. Si creyéramos nos aplicaríamos a llevar una vida virtuosa, a amar a nuestros enemigos, a desvivirnos por los que sufren.


Como decía en mi articulillo anterior es posible un mundo mejor pero no con los que ahora nos gobiernan o mejor, nos desgobiernan.


Podemos pervierte cuanto toca, pero nosotros podemos decidirnos a mejorar el mundo que nos ha tocado vivir. La ayuda de Dios no nos faltaría.


Hay que apoyar a todos los grupos de cristianos que tienen el objetivo de hacer el bien a la gente. Estos grupos cristianos pueden hacer efectivo el reinado de Cristo. Muchos se ríen de la gente que va a la iglesia a rezar. Yo me rio de los que confían en las siglas de un partido político, de cualquier partido, que se pasan la vida peleando por conseguir algún puesto bien retribuido.


Tampoco hay que creer a los altos organismos internacionales que dicen trabajar por la paz, por la salud o por el cambio climático. No han conseguido nada palpable, pasa el tiempo y las pandemias resultan dudosas pero las guerras siguen matando personas y destruyendo ciudades.


¿Estaremos acaso en el final de los tiempos? Lean el Apocalipsis de San Juan y mediten.

Artículos del autor

Infelices los que creímos que la democracia iba a conseguir que todos trabajáramos por el bien común, pero ha sido, al contrario, mucha democracia, pero aumentan las enemistades, los enfrentamientos, las banderías. Se busca el poder por el poder. El país entero es presa del presidente que quiere eternizarse en el poder. Me temo que todo esto terminará mal, si Dios no lo remedia.

Estamos en noviembre, el mes que empieza con Todos los Santos y acaba con San Andrés, como decía mi madre que en gloria esté. Los que han dejado de creer en Dios o no creyeron nunca, es lógico que celebren fiestas raras como la Halloween, ya que los muertos para ellos simplemente han dejado de existir y los santos solo se utilizan para las fiestas y romería de cada pueblo.

Se termina octubre, pero el verano se alarga. Se ha celebrado el aniversario del triunfo del partido socialista, aunque no ha resultado tan brillante como esperaban sus dirigentes que nos “desgobiernan”. Hace cuarenta años mis ilusiones estaban intactas: se entraba en una nueva etapa de la historia donde todo iría a mejor, pero no ha sido así.

Todos los días dedican una parte del telediario a darnos una explicación detallada de porqué todo sube. La culpa siempre es de los demás ¡nunca del gobierno que nos desgobierna! Ahora andan buscando aprobar unos presupuestos que, seguramente, harán aumentar nuestra deuda, la de España y la de cada español. 

¿Para qué escribo? Cada vez que oigo los embustes de los telediarios y su sospechosa unanimidad, pienso que nos mienten. Recibo muchos WhatsApp, algunos me hacen reír y otros me apenan. Por mi parte no tengo habilidad para estas bromas.

Creí siempre que sería capaz de cualquier cosa que me propusiera y he vivido contento y feliz asumiendo tareas, andando rápido, repartiendo sonrisas y riendo por cualquier motivo, pero no sé cuándo empecé a andar más despacio, aunque no le di demasiada importancia, los peldaños dejé de subirlos de dos en dos… dejé el automóvil con el que fuimos a ¡tantos sitios!

Esta semana recordamos que el rezo del Santo Rosario tuvo un importante papel en la batalla de Lepanto que obtuvo la victoriael 7 de octubre de 1571 de la armada formada por la Liga Santa de Felipe II y el papa San Pio V, frente a la armada turca poniendo fin a la presión musulmana sobre el Mediterráneo cuyas costas eran atacadas constantemente por los piratas berberiscos.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris