Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Regateo  

Todo corazón

La jornada 36 ha hecho de juez y jurado. La Liga vuelve a estar interesante y la magia del fútbol no solo nos espera en la final de Champions.
Lara Franco Andrés
@laram87
lunes, 5 de mayo de 2014, 15:35 h (CET)

Mientras los diarios deportivos se hacen eco y hacen partícipes a sus más fieles seguidores de la célebre noticia de la presentación “en sociedad” del pequeño Casillas Carbonero, parece que la vida en el terreno competitivo sigue pegando fuerte y dando mucho más que hablar.

Cuando todo parecía sentenciado, la magia del fútbol regresa y hace que todos volvamos a tener el corazón en un puño esperando el pitido final que haga campeón a uno de los tres equipazos que vienen picándose con este sueño desde hace varias jornadas. La Liga como objetivo.

36 un número que a simple vista no dice nada y que ha puesto en serios aprietos a colchoneros, vikingos y culés. Sino han caído frente a sus rivales, han empatado con algo más que esfuerzo, sufrimiento y sacrificio. No cabía en los pronósticos ni en la cabeza de nadie, pero  esta jornada hace que todavía los amantes del buen fútbol sigamos atados y pendientes del televisor hasta el último suspiro.

Las matemáticas no fallan, hasta ahí todo claro, pero a día de hoy todo es posible. La utopía blanca sigue centrada en conseguir la Champions League, pero ningún título sobra y si se puede pelear por todo mucho mejor que por nada. De igual pensamiento, el Cholo y sus filosofías. Pese a que opine que el resultado cosechado frente al Levante “es lo mejor que les podía pasar” para así seguir peleando y mucho más ilusionados, Simeone ve y valora todas y cada una de las opciones de los suyos y casi todas las papeletas caen del lado de los del Manzanares. La Liga pinta muy rojiblanca.

Como enemigo o al otro lado de la tortilla, la esperanza culé. El Barcelona se agarra con uñas y dientes a un campeonato que dejó escapar en jornadas pasadas, pero que tras el mal resultado del Atleti, hace que todavía pueda seguir soñando e ilusionado con poder así arreglar una temporada, que pese a no ser tan mala, se perfila ya como un fin de ciclo con todas y cada una de las letras y las consecuencias.

Todo puede decidirse la próxima jornada o esperar y hacernos vibrar en el Camp Nou. El Real Madrid en cierto modo puede actuar un poco como juez y en función de sus resultados “forzar” lo que sería el partidazo de la Liga. El último y el definitivo. Donde no hay excusas, solo corazón. 

Comentarios
Escriba su opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Los bienes y servicios económicos que satisfacen nuestras necesidades

'Ecolecciones' de economía

Bestia USA y churros UP

Parece adecuado tener presente la dicotomía entre la realidad internacional atisbada en Madrid desde la cumbre OTAN y el dúo PSOE-UP

Redescubriendo el inmenso valor del ser frente al parecer

La privacidad y el anonimato frente a la cultura de la permanente e insoportable exposición constante

Viaje festivo y feminista a EE.UU.

Cuando se viaja a otro país es imprescindible llevar una agenda clara y organizada. Vean en Instagram cómo presume la tropa de Irene Montero de reuniones con apenas diez personas

¿Permitiremos que los “diferentes” nos impongan otra ética o moral?

Se está creando una sociedad que amenaza con quebrar todos aquellos principios por los que nos hemos regido durante siglos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris