Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Empresas
Casino   Juego   Azar   Apuestas  

Lo que no vemos del juego: qué está aportando el sector a España

El juego siempre ha estado presente en la historia de España así como en la historia de la humanidad en general
Redacción
@DiarioSigloXXI
martes, 15 de octubre de 2019, 10:17 h (CET)


Si hay algo obvio en relación con el sector del juego en España, es que diariamente genera ríos de tinta. Cada vez hay más polémica al respecto, ya que ciertamente el crecimiento tanto de la oferta como de la demanda en nuestro país está resultando exponencial. Se comenta que hay exceso de marketing o que los anuncios se emiten en horarios inapropiados, y también se comenta que hay un problema de adicción o de juego patológico. Para muchos, representa una amenaza comparada con el alcohol o incluso la heroína, pero en cuanto acudimos a la estadística, vemos que es más el eco en sí que se genera a la amenaza real.

El juego siempre ha estado presente en la historia de España así como en la historia de la humanidad en general. Hasta hace muy poco, las partidas de poker eran clandestinas en la mayoría de los casos, u obligaban a entrar en un casino, con todos los extras que eso supone (etiqueta, desplazamientos, etcétera). Con la llegada del juego online se ha popularizado tanto este juego como otros muchos (blackjack, ruleta) y se han llevado las máquinas tragaperras a las pantallas de nuestros smartphones. Una ventaja con respecto al juego presencial es que en estas salas podemos acceder a juegos de poker para todos los niveles, con lo que es cierto que algunos aficionados sí que se atreven a participar en partidas en vivo porque creen que encontrarán rivales en consonancia con sus conocimientos. Por supuesto, también es atractivo el hecho de que no sea obligatorio jugar dinero real, tanto en este juego considerado más de estrategia que de azar, como en otros puramente centrados en la suerte como son las tragaperras.

Por tanto efectivamente una oferta más diversificada y adaptada a todos los casos sí que ha tenido la consecuencia directa de que haya habido un aumento de jugadores interesados. Ha supuesto, en otras palabras, la democratización del juego y de las apuestas deportivas, que parten incluso de 0,50€. Se habla mucho de que son los más jóvenes los que tienen un mayor interés por estas últimas, ya que lo ven como una manera sencilla de multiplicar su dinero. Mientras que el grueso del pueblo culpa a las casas de apuestas y a la no regulación del número de locales que pueda haber por zona, hay quien va más allá para detectar el problema de base: la seguridad en estos locales debe ser exhaustiva, prohibiendo la entrada a menores de 18 años. Por otra parte, los menores deben ser concienciados de que esta actividad está destinada para la mayoría de edad y no se trata de un juego más, ya que interviene el factor dinero. Hace 25 años, los jóvenes y adolescentes llenaban los salones recreativos y gastaban su “paga” en videojuegos también. Sin embargo, el enfoque era el divertimento, cuando actualmente esto ha dado un giro y el interés es económico. Ahí está el problema.

Sin embargo, debe existir un porqué a la proliferación de salas de juego y a la oferta online. Y efectivamente, es que el sector del juego no es un elemento que esté haciendo daño a España, sino que ha llegado en un momento en el que los modelos económicos están en pleno cambio, apuntando hacia el mercado del entretenimiento sobre todo en el terreno digital. Por lo pronto, España siempre ha estado muy interesada en el deporte, ya que es uno de sus principales productos de exportación al extranjero. Abarrotada de deportistas de élite, cuenta con mucha afición para cualquier disciplina deportiva, con lo que es natural que las apuestas deportivas generen tanto interés. Pero además, en el terreno del poker, también ha aportado grandes jugadores de fama mundial y que han obtenido algunos de los premios más importantes internacionalmente hablando. De este modo, se convierte en una interesante sede para cualquier operadora del sector del juego que se precie.

Desde que el juego en España está completamente regulado, genera muchísimo más dinero en impuestos de lo que generaba antes. De esta manera, cuanto más jugamos, más impuestos se pagan (o reciben, según se mire), reactivando la economía a nivel general por una vía que no muchos se han parado a analizar. Por supuesto, lo que también sucede es que todos las salas de juego, tanto presenciales como online, también deben pagar sus permisos y licencias, que es otra manera que el Gobierno tiene de obtener beneficios de este sector, pero además, cada negocio relacionado que se da de alta y se mantiene, genera diferentes puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, desde crupieres hasta diseñadores de interiores y exteriores, pasando por desarrolladores de juego o expertos en ciberseguridad. Detrás del sector del juego se esconden numerosas necesidades para que todo funcione, y estos son puestos de trabajo que deben ser cubiertos por candidatos con diferentes perfiles.

Además, con el auge de los eSports y deportes electrónicos, la profesionalización del juego se ha convertido en una realidad, y no sólo afecta a los equipos de juegos como League of Legends que participan en ligas internacionales: también los jugadores de poker profesionales han visto el cielo abierto ante este nuevo modelo de ocio-negocio. Así, los canales oficiales de jugadores de renombre en plataformas destinadas a tal fin como Twitch TV o YouTube cuentan con miles, e incluso con millones de seguidores, lo que permite a estos streamers rentabilizar sus esfuerzos patrocinando marcas relacionadas. Esta salida profesional, relativamente nueva, ha sido bien acogida por los más jóvenes, que intentan llegar a una conciliación familiar basada en el teletrabajo, en un momento en el que cada vez es menos frecuente que sólo un miembro de la familia tenga trabajo remunerado.

En definitiva, el auge del juego en España era inevitable pero ha llegado de la mano de otros cambios que se han producido de manera paulatina pero rápida, gracias a la revolución tecnológica. Como todos los cambios, nos está costando adaptarnos, pero las consecuencias de estos cambios, las hay para todos los gustos y colores, positivas y negativas, y sobre todo, hoy por hoy muy polémicas.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

3 marcas españolas históricas: así han sobrevivido más de 50 años

La Asociación Europea de Atletismo incorporará soluciones digitales innovadoras de la mano de Atos

COTTET: El entrenamiento visual, ayuda clave para mejorar el rendimiento escolar

Llega Lapona, la primera empresa sostenible de alquiler de ropa de bebé por suscripción

Carpintería Metálica Villanueva aconseja instalar puertas automáticas en comercios por su accesibilidad

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris