Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Fútbol
Etiquetas:   iker casillas   Xavi Hernández   Real Madrid  

Iker Casillas, una leyenda en activo

Paradas como la que le hizo a Robben en la final del Mundial 2010 o la tanda de penaltis frente a la selección italiana en la Eurocopa 2008 quedarán siempre en la retina de los aficionados
Nacho Moreno
viernes, 3 de mayo de 2019, 16:57 h (CET)

Cuando un amante del fútbol habla de Iker Casillas deja la bufanda a un lado. Da igual el equipo con el que simpatices, un jugador de la talla del guardameta de Móstoles siempre es respetado y querido por todas las aficiones. El mundo del deporte se quedó en "shock" con la noticia de su infarto, y no es para menos. Nadie lo esperaba y ha servido para que deportistas, aficionados, políticos, actores... le hayan transmitido todas sus fuerzas para una temprana recuperación.

Muchos coinciden en que el único "pero" que se le puede poner a la impoluta trayectoria del portero español fue la salida del equipo de su alma, el Real Madrid. Pocos auguraban una marcha tan nefasta como la de Iker. El argumento de que filtraba noticias sobre el vestuario a la prensa en la época de José Mourinho en el banquillo es más que insuficiente para que recibiera el trato que recibió en su día. Unas críticas totalmente inmerecidas para, probablemente, el mejor portero en la historia de los "merengues".

Pero gran parte de la afición madridista y el resto de seguidores españoles prefieren quedarse con lo positivo. Debutó en el primer equipo con 18 años en la Catedral ante el Ahtletic de Bilbao y ya nadie consiguió echarle de la portería madridista hasta la llegada de Mourinho al paseo de la Castellana. Era un verdadero portento bajo los tres palos: gran posicionamiento, una capacidad de estirarse brutal y unos reflejos felinos que provocaban la ira de los atacantes rivales.

Su trayectoria con la selección española merecería un artículo aparte. Capitaneó de forma ejemplar a la mejor España de la historia y consiguió unificar (de la mano de Xavi Hernández) a un vestuario dividido entre madridistas y culés. Paradas como la que le hizo a Robben en la final del Mundial 2010 o la tanda de penaltis frente a la selección italiana en la Eurocopa 2008 quedarán siempre en la retina de los aficionados.

A pesar de todas las críticas que ha recibido en los últimos años debido a su bajón de rendimiento, sigue jugando al máximo nivel en un grande europeo como el Oporto, lo que habla muy bien de su carácter y personalidad.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Dibu Martínez: el arquero del momento

La victoria con su país le ha convertido en el mejor portero de la competición, con una carrera deportiva, por delante, muy prometedora

​4 claves de la nueva temporada de La Liga

Después de un verano de infarto para los amantes y aficionados del fútbol nos encontramos, por fin, con uno de los eventos deportivos más esperados en toda España

Covid-19 y fútbol: En América Latina renace la liga femenina

Un análisis de las consecuencias que ha producido la pandemia en el sector deportivo más importante del mundo

El Comité Ejecutivo de la UEFA tratará este miércoles el futuro de las competiciones europeas

​En principio, la idea del organismo es ampliar la Liga de Campeones de 32 a 36 clubes participantes y cambiar el actual sistema de ocho grupos por una liga única

Imanol Alguacil: "Para mí el Barça es el candidato a ganar la Liga"

El preparador de los vascos explicó que las bajas de su equipo y un Barça muy entonado y efectivo fueron los obstáculos del último choque antes de jugar la final de Copa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris