Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Violencia Género   Policía   Vivencias  

Una policía describe en 'Mañana puedes ser tú' el drama de la violencia de género a través del testimonio de las mujeres que ha atendido

La víctima no necesita ser juzgada, requiere ser ayudada” porque “nadie ha visto nada”
Redacción
@DiarioSigloXXI
lunes, 26 de noviembre de 2018, 08:36 h (CET)

“Ganarse la confianza, que se sienta entendida, que no se sienta juzgada, que tome sus propias decisiones, pero que por eso tampoco se sienta sola”. Así describe Anna Choy, cabo de los Mossos de Escuadra, policía autonómica de Cataluña, su papel en la relación con las mujeres víctimas de la violencia de género. Una experiencia que ha vivido durante veinte años y que ahora expone en su libro Mañana puedes ser tú, editado por Tibidabo.



La autora hace un ejercicio de empatía con la víctima, a la que no es ajena su condición de mujer y de madre, y a la vez sabe mantener la distancia suficiente para que el relato de su interlocutora que escribirá en las diligencias sea veraz y no fruto de una fabulación. Choy es consciente de que la mujer acosada, agredida, violada o humillada enfrenta su palabra contra la de nadie. “Nadie ha visto nada” es la amarga realidad de muchas mujeres cuando afrontan una declaración ante la policía. “La víctima no necesita ser juzgada, requiere ser ayudada” escribe esta policía.



Humanidad, carga emocional, cercanía, son expresiones que destila el libro de esta policía que quiere trabajar sin remordimiento pero que se llevaba trabajo a casa por la noche y los fines de semana. No podía desatender una llamada desesperada o una consulta de una mujer de la que ha pasado a ser su confidente, su confesora, su cómplice emocional. “Más allá de la empatía en el trabajo ese sufrimiento no trasciende en lo personal” confiesa, aunque reconoce haber engullido más de una lágrima al oír algún relato.



El libro describe ejemplos concretos de variadas formas de violencia contra las mujeres que no se circunscriben únicamente a la agresión física. La violencia en el hogar y en el espacio público, por supuesto, pero también el acoso laboral, el maltrato psicológico, la desatención en la vejez, etcétera, situaciones muchas veces invisibles hasta que el drama trasciende, a veces demasiado tarde. Por eso Anna Choy invita a denunciar cualquier asomo de violencia, aun siendo consciente de que no todo se resuelve acudiendo a la comisaría.




La autora, como policía, pero sobre todo como mujer, se quita el uniforme para compartir con los lectores las miradas, las sensaciones y las emociones que ha vivido a lo largo de su trayectoria profesional. Desde la firme convicción de que es necesario poner voz a la violencia de género y que siempre se puede salir adelante, Choy recuerda en todo momento que las protagonistas de sus vidas siempre deben ser las propias mujeres.


Aval de dos magistradas especializadas en violencia de género


El libro cuenta con el aval de dos juristas de reconocido prestigio en el campo del tratamiento de la violencia de género. Francisca Verdejo, magistrada y exmiembro del Consejo General del Poder Judicial, expone que “en el libro late el compromiso y la entrega de Anna. La confianza en que, con esfuerzo, perseverancia, coordinación y cooperación, podrá erradicarse la violencia de género, marca su trayectoria profesional y se plasma en sus relatos”.



Por su parte Montserrat Comas d’Argemí, también magistrada y con los mismos antecedentes que Verdejo como expresidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, escribe que “la autora, policía de los PG-ME, nos acerca en este libro a la magnitud del problema social de la violencia de género, con su mirada profesional y, a través de los testimonios de varias mujeres que lo han sufrido. De imprescindible lectura por su interés”.



La autora


Anna Choy y Vilana (Barcelona, 1973) ingresó en el cuerpo de Policia de la Generalitat - Mossos d’Esquadra en 1994. A lo largo de estos años ha hecho tareas de seguridad ciudadana combinadas con el patrullaje, las oficinas de denuncias y las salas de coordinación, dónde actualmente ejerce. En 2003, empezó las tareas específicas de Atención a las Víctimas en Sant Adrià de Besòs. Entre 2005 y 2016, fue responsable del Grupo Regional de Atención a la Víctima de Barcelona.



Ha cursado el Postgrado en Género e Igualdad de la Universitat Autònoma de Barcelona y ha sido formadora en el Institut de Seguretat Pública de Catalunya, en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, en el Consejo General del Poder Judicial y en la Guàrdia Urbana de Barcelona. Además, ha colaborado con diferentes seminarios universitarios, congresos y ponencias en el marco de la violencia contra las mujeres.



Además de participar en grupos de trabajo, es coautora intelectual del Protocolo de valoración del riesgo de violencia contra la mujer por parte de su pareja o expareja (RVD-BCN).

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Destino

Aquella mañana llegaba treinta minutos tarde al trabajo, mi alarma no había sonado...

Un viaje hacia el amor propio

El libro cuenta con una puntuación de 4.59 sobre 5 estrellas en la conocida web de reseñas Goodreads

​Hora

Estoy lista ya

"En mi bosque de robles" -poemario-

Reseña del nuevo trabajo literario de Lucía Nieto

​Despertares

Relato corto de María Beatriz Muñoz Ruiz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris