Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Política   PP   PNV  

¿Intercambio de cromos con el PNV a costa del 155?

PP del señor Rajoy ha entrado en estado de pánico. Ahora todo se supedita a conseguir la aprobación de los PGE cuesto lo que cueste.
Miguel Massanet
viernes, 27 de abril de 2018, 06:43 h (CET)

Me van a permitir que, antes de entrar en el tema que comentaremos hoy, haga un pequeño inciso sobre lo que, sin duda, ha sido al tema estrella de esta jornada: la dimisión de la señora Cifuentes a causa de un video del 2011, que captaron las cámaras de seguridad de uno de los mercados Eroski, en el que parece una imagen de la señora presidenta de la comunidad madrileña intentando ocultar en su bolso un par de botes de afeites femeninos, cuando es sorprendida por un vigilante de los servicios de seguridad de la empresa. Se trata, sin duda, de una oscura historia de burda maquinación desplegada contra la señora Cifuentes que podría atribuirse a sus propios compañeros del PP, para evitar que llegara a acceder al puesto de presidenta de la comunidad de Madrid. Se trataba de utilizar un comprometedor video de seguridad de Eroski en el que se recoge una actuación cleptómana de dicha señora, haciéndose con dos botecitos, de un valor total de 40€, siendo sorprendida en dicha acción. Vaya por delante que toda la prensa y las TV han cometido el error de tachar dicha acción de un robo cuando, tanto por la cuantía de la pretendida apropiación como por sus demás circunstancias concurrentes, sólo tendría la calificación de hurto. Por lo visto, llegaron a intervenir los mossos de escuadra y todo se solucionó con una llamada de la superioridad ordenando que dejaran marchar a la presunta delincuente.


¿Cómo una grabación de un hecho sucedido en 2011 ha llegado al día de hoy, cuando la misma dirección de Eroski afirma que sólo se conservan durante un mes? Misterio. ¿Quién sería que estaría interesado en guardar tal grabación hasta la fecha? Lo ignoramos, no obstante, no creemos que fuera aventurado que estuvieran interesados en ello aquellos que la han estado investigando desde entonces, cuando todavía no era la presidenta de la CM. Tampoco nos chocaría que los mismos policías catalanes que intervinieron en aquel suceso, se hubieran hecho por órdenes de la superioridad, con una copia de la grabación para poder utilizarla, quién sabe, en una ocasión en la que la Generalitat le pretendiera sacarle rédito; no decimos que fuera así, sino que no sería desechable como idea sobre la que pensar. En todo caso, es evidente que quienes se han guardado dicha filmación, para utilizarla en el momento más propicio para hacerle el mayor daño político y moral a la señora Cifuentes, han sabido encontrar la ocasión propicia para que, su publicación en los medios, fuera completamente destructiva. En todo caso, nos gustaría proponer una cuestión relacionada con este caso, evidentemente desagradable y, si se me permite decirlo, completamente devastador para la imagen del PP. Si, como dicen los Evangelios de la vida de Jesús, todos los políticos que han estado en activo durante los veinte últimos años, tuvieran que responder de todas las acciones que hayan cometido infringiendo alguna norma, ley, obligación, deber, juramento, contrato, incumplimiento, conducta inmoral o falta de ética, durante todo aquel periodo ¿cuántos de ellos levantarían la mano, como ocurrió en aquella ocasión en la que los judíos estuvieron a punto de lapidar a una adúltera, si estuvieran ante Jesús cuando les espetó a los verdugos judíos: “Que levanten la mano aquellos que estuvieren libres de culpa”?


De nuevo, señores, nos encontramos ante lo que pudiera considerarse una carambola, en la que se pone en cuestión la forma en la que el Gobierno de España está manejando la cuestión catalana y la falta de lógica que se puede apreciar en sus actuaciones, caracterizadas por los cambios de estrategia según les interese de acuerdo con las circunstancias que, en cada momento, puedan favorecer o, por el contrario, perjudicar a quienes llevan la dirección del PP, siempre dispuestos a jugar las cartas que tienen escondidas debajo de la mesa, aunque en muchas ocasiones, cuando salen a relucir, causan verdadero estupor entre aquellos de sus votantes que todavía, pese a los motivos que han dado para abandonarlos definitivamente, les han seguido siendo fieles. Claro que, tanto va el cántaro a la fuente que nos tememos que, cuando quieran darse cuenta, los únicos votantes que van a confiar en ellos van a quedar reducidos a la cúpula de la formación. Las prisas, ahora apenas disimuladas, del señor Rajoy y su equipo por conseguir, como sea y a costa de lo que sea, aprobar unos PGE, que les permitan seguir resistiendo en una situación en la que su postura de minoría en el Parlamento, sus intentos de vetar las leyes que se van tramitando en dicha institución, sus sucesivos casos de corrupción y sus problemas para explicar las erráticas conductas de muchos de sus cargos públicos; empiezan a causar verdaderos estragos entre las filas de sus votantes que, como queda evidenciado en las sucesivas encuestas de intención de voto que se van conociendo durante los últimos tiempos, cada vez y en mayor cantidad las deserciones que se producen son más frecuentes, más numerosas y la desconfianza hacia los dirigentes de la formación se hacen más obvias y contundentes. Se habla de que van perdiendo dos millones de votos, la mayoría de los cuales se van hacia Ciudadanos, lo que explica la furia con la que se están empleando los directivos del PP en atacar de una forma absurda y desproporcionada a aquellos de los que dependen para gobernar,


Se está barajando no recurrir el nuevo intento del Parlamento catalán de modificar aquellas leyes, como la reforma de la Ley de la Presidencia de la Generalitat, una ley que ya fue declarada ilegal por el TC con la que, modificándola, intentan de nuevo traer a colación la posibilidad de nombrar, como candidato, al prófugo de la Justicia, señor Puigdemont que, desde su dorado retiro en Berlín, parece dispuesto, viviendo a cuerpo de rey y a costa de los apoyos que sigue recibiendo desde la ANC o el Omnium Cultural.


Con toda seguridad, se mantiene, aparte de su protectores particulares, de las colectas que se siguen haciendo de entre aquellos que siguen creyendo que, contribuyendo “a la causa” independentista, van a conseguir obtener prebendas cuando Cataluña sea la ansiada “República Independiente”. Largo me lo fiais. Resulta curioso que el terrible señor Montoro, el que, según dice, ha conseguido que ni un euro de los que el Gobierno ha transferido a Cataluña se haya invertido en la causa independentista, siga en sus trece, cuando ya ha sido desmentido desde su propio partido por otros ministros que le han contradicho afirmando que muchas partidas de las recibidas por Cataluña se han destinado a inversiones relacionadas con el llamado porcess de independentismo.


Es posible que ahora consideren preferible no recurrir ante el Constitucional, algo que ya debería ser necesario hacerlo ante la posibilidad de que se intente que los huidos pudieran votar desde el extranjero o incluso la posibilidad de ser investido presidente de la Generalitat sin necesidad de la presencia efectiva en el Parlament para que fuera considerada legal. Se dice que van a esperar a la tramitación de las renovadas leyes del Referéndum, Transitoriedad y la de la Presidencia para cuando fueran aprobadas en el Parlament impugnarlas, lo que llevaría aparejada, si eran declaradas anticonstitucionales por el alto Tribunal, la invalidación de la investidura amparada en ellas. No obstante, si lo que se propone el Gobierno, haciendo uso de las facultades que le concede el 155, retrasar sine die el acuerdo del Parlament catalán para dejar en suspenso el nombramiento del nuevo presidente; no vemos claro que esto permita cumplir con el requisito que le exige al PNV consistentes en que, antes de iniciar cualquier conversación relativa a las condiciones para aprobar los PGE sería preciso que se haya retirado el 155 de la autonomía catalana.


En realidad ¿hay alguien que en estos momentos, tal y como está la situación en Cataluña y visto el comportamiento de muchos grupos incontrolados que siguen manteniendo, cada vez con menos disimulo y más agresividad, el enfrentamiento a todo lo relacionado con lo español y con sus instituciones; dispuestos a evitar, sea como sea, que la Justicia española o sus ejecutores pueda seguir actuando como fijan las leyes, en territorio catalán? Mucho nos tememos que, si no se sigue manteniendo el estado de excepción que supone el mantener, aunque de una forma poco efectiva, la vigencia del 155; es muy posible que, si tenemos que atenernos a las amenazas que se siguen produciendo desde ámbitos nacionalistas extremos, en unos pocos meses sea preciso volverlo a poner en vigencia, lo que supondría un nuevo paso en la escalada, con el peligro de que, en el interregno, los extremistas del separatismo hayan conseguido consolidar más sus posiciones y, lo que todavía sería más preocupante, hayan logrado aumentar el número de partidarios favorables a una Cataluña independiente, predispuestos a mantenerse en su postura revolucionaria, lo mismo que ir extendiendo su propaganda en países europeos poco informados de lo que, en realidad sucede en nuestra democracia una de las más garantistas de los derechos de sus ciudadanos.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, tememos que mostrar nuestra preocupación respecto a que, las excesivas prisas ( no negamos que justificadas desde el punto de vista económico) motivadas por la necesidad del Ejecutivo de solucionar los problemas que les están acuciando, cuando ellos mismos han sido los responsables de que algunos de ellos se hayan producido, pueda influir en una peligrosa dejación de la vigilancia necesaria y estricta precisa para mantener el orden y la paz en Cataluña, ante el peligro de que las manifestaciones, la propaganda de los servicios de información en Cataluña y el extranjero, todos ellos en manos de los nacionalistas catalanes ( la TV3, Cataluña Radio, El Punt, La Vanguardia etc.) y el peligro de que siga, en las calles, las ocupaciones y demás actos de reafirmación de la rebelión de las turbas independentistas, con la posibilidad de que este virus independentista se extienda por otras regiones de España.

Comentarios
Casas Viejas 27/abr/18    14:15 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Bajar a Madrid, al Ritz, desde una zapatillas

Nueva Economía Fórum, como primera tribuna política madrileña, tras el verano, ha empezado con cuatro actos

​La II República inspira a la ministra Díaz en derecho premial

Real Decreto por el que se aprueba el reglamento de la medalla y la placa al mérito en el trabajo

Una gobernación muy dañina

España va en caída libre en muchas cosas

Qualia o no qualia

O nos implicamos como personas, o las avalanchas mediocres nos desintegrarán

Acabar con los despropósitos

Lo sensato es unirse y reunirse para poder enfrentarse al mayor quebranto de irregularidades y miserias que golpean al planeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris