Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Ricardo Pérez
Ricardo Pérez
Así es la película elegida para representar a España en los próximos Premios Óscar
Julieta Arcos (Emma Suárez) está decidida a abandonar Madrid para irse a vivir a Portugal junto con su pareja, un conocido escritor (Darío Grandinetti). Sin embargo, un encuentro casual la hará cambiar de parecer y revivir su doloroso pasado.

2810161

Julieta es el vigésimo largometraje del cineasta manchego Pedro Almodóvar, que adapta aquí tres relatos cortos (Destino, Pronto y Silencio) de la escritora canadiense y Premio Nobel de Literatura 2013 Alice Munro. El autor de Todo sobre mi madre consigue trasladar el texto original a su propio universo fílmico, alumbrando un sobrio drama femenino que gravita en torno a temas como el pasado, la pérdida, el paso del tiempo o la culpa. Dos actrices interpretan a la protagonista en diferentes épocas: Adriana Ugarte y Emma Suárez.

Almodóvar utiliza el flashback (y el flashback dentro del flashback) como principal recurso narrativo a lo largo de la película. En el arranque del filme, vemos a una Julieta madura (Emma Suárez) preparándose para abandonar Madrid, ciudad a la que no parece tener demasiado cariño. Sin embargo, cuando por casualidad se topa en la calle con Beatriz (Michelle Jenner), una antigua amiga de su hija, decide revocar su hasta entonces firme decisión. Obviamente sucede algo que los espectadores desconocemos. Algo concerniente al pasado de Julieta que el director, mediante una epístola que la protagonista comienza a escribir a su hija, nos irá revelando en diversos flashbacks que se inician a bordo de un tren, donde una por entonces joven Julieta (Adriana Ugarte), profesora de filología clásica, conoce a Xoan (Daniel Grao), un atractivo pescador con el que pasa una noche de pasión...

Julieta es una historia bien contada en la que destacan las transiciones entre segmentos temporales y una sobria propuesta formal no exenta de los elementos coloristas de puesta en escena característicos en el realizador. Empero carece de la intensidad dramática necesaria para implicar emocionalmente a quien la visiona, y los personajes resultan bastante planos en su descripción. Además, ese "misterio" inicial que se plantea termina siendo demasiado convencional en su desarrollo y conclusión para lo que, en principio, se presuponía.

En definitiva, Julieta constituye una obra madura y más que digna, aunque algo falta de inspiración.

Artículos del autor

Exquisita mirada a un corazón atormentado. A Quiet Passion constituye uno de los mejores y más depurados trabajos del realizador inglés Terence Davies. Un delicado monumento a la perfección formal.
Michèle Leblanc (Isabelle Huppert), una exitosa ejecutiva de una empresa de software para la creación de videojuegos, es agredida y violada en su propio domicilio por un intruso que, con posterioridad, seguirá acosándola.
El propio Allen, que hace las veces de narrador omnisciente, guía al espectador a través de un relato caleidoscópico en el que, si bien el eje central es la historia de amor entre Bobby y Vonnie, también hay tiempo para detenerse con frecuencia en las vidas de los distintos miembros de la familia del protagonista.

La minuciosidad habitual de Davies en la concepción de la puesta en escena (uno de los sellos de identidad de su cine), supone el punto más logrado de la película; sin embargo, ese afán de perfeccionismo, visible en cada uno de los planos que conforman los ciento treinta y cinco minutos del metraje, en lugar de estar al servicio de la historia, parece presidirla, lo que le resta naturalidad a un conjunto que se cuece a fuego lento, y en el que sólo desentona el innecesario flashback del final.

Tras la Revolución Cultural China, el preso político Lu Yanshi (Chen Daoming) regresa a casa junto a su esposa, Feng Wanyu (Gong Li), y su hija, Dan Dan (Zhang Huiwen). Sin embargo, debido a un problema de amnesia, la primera no lo reconoce.
En La puerta del cielo, el autor de El cazador (The Deer Hunter, 1978), cinta que lo había consolidado como un cineasta de enorme prestigio en Hollywood, traslada el concepto tradicional marxista de la lucha de clases al ámbito del western.
El dramaturgo francés Paul Javal (Michel Piccoli), necesitado de dinero, acepta la propuesta que le hace el productor norteamericano Jeremy Prokosch (Jack Palance) para reescribir el guión cinematográfico de una adaptación de 'La Odisea' que dirige el realizador alemán Fritz Lang (Fritz Lang).
Nueva Inglaterra, siglo XVII. Una familia de colonos ingleses, formada por un matrimonio y sus cinco hijos, es expulsada de su colonia debido a las discrepancias religiosas del padre con el resto de la comunidad, lo que los obliga a instalarse en un lugar aislado de la región, cercano a un bosque donde se oculta un malévolo poder sobrenatural.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris