Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Jaime Moreno Tejada


Email: jaime_moreno@ymail.com
Jaime Moreno Tejada
Últimos textos publicados
¿China y las nuevas “venas abiertas” de América Latina?
Varios estudios advierten del peligro de que China compre materias primas sin invertir en la industrialización del continente
Las relaciones comerciales entre China y América Latina se remontan, al menos, a la época del Galeón de Manila. A pesar de ello, el puente entre los dos lados del Océano Pacífico ha sido siempre tenue. Aunque ahora las cosas comienzan a cambiar, y lo hacen al ritmo que impone la economía más veloz de todas las conocidas en la historia.

En apenas diez años, China ha penetrado los mercados latinoaméricanos, hasta convertirse en el segundo inversor del mundo en la región, sólo por detrás de Estados Unidos, y por delante de España, que últimamente se despeña en brazos de la Crisis.

España saldrá de su agujero, o eso se cree, dependiendo de cuándo lo haga el resto de Europa. Pero lo que es inevitable es el ascenso de Asia, y en particular el de China, en todos los países de Hispanoamérica, el Caribe y Brasil.

Los datos ofrecidos por un informe reciente del Banco Asiático de Desarrollo son los que cabía esperar: el comercio entre Asia y América Latina ha crecido a un ritmo superior al 20% anual desde el año 2000. En este tiempo, Asia se ha hecho con el 21% del intercambio comercial latinoamericano.

Hace un par de décadas el mundo miró con asombro el auge de los llamados “tigres” asiáticos: Corea del Sur, Taipei, Hong Kong, Singapur. Ahora la escala de crecimiento económico en Asia –con India y China al frente– se ha multiplicado de manera exponencial.

La mayor parte de este incremento se concentra en un puñado de países. En el lado asiático, el 90% del comercio con América Latina está en manos de China, Japón, Corea del Sur e India. En el lado americano, otros cuatro países (Brasil, México, Chile y Argentina) monopolizan el 80% del comercio con Asia.

Podría pensarse que los profundos cambios experimentados por ambos continentes en los últimos diez o quince años –cambios que tienen que ver con la existencia de un marco político suficientemente estable para el desarrollo económico continuo– han alterado la estructura tradicional de dichas relaciones. Pero no ha sido así: América Latina vende materias primas a China, a cambio de manufacturas.

El 70% por ciento de las exportaciones latinoamericanas a Asia lo constituyen mineral de hierro, cobre, soja, petróleo, azúcar, pasta de papel y productos avícolas. Asia exporta desde barcos a motocicletas (las relativamente baratas marcas chinas e Indias han transformado el paisaje urbano de lugares como Bogotá, donde antes sólo había lujosas motos japonesas) pasando por electrónica y repuestos.

Dicha continuidad histórica en el intercambio comercial latinoamericano ha hecho saltar algunas voces de alarma. El pasado 14 de abril, la influyente web financiera MarketWatch (MW) publicó un artículo (“China and the death of Latin America”) que avisaba de la falta de diversificación económica en el reciente desarrollo latinoamericano.

MW sigue la pauta iniciada por el libro The Dragon in the Room: China and the Future of Latin American Industrialization (2010) de Kevin Gallagher y Roberto Porzecanski, en el que se contrasta la penetración china en los mercados manufactureros del mundo con la superficialidad de su intervención en el continente latinoamericano. El resultado sería la “desindustrialización” de América Latina.

Tom Thompson, economista del Wall Street Journal y autor del artículo en MW, advierte del peligro de este aparente déjà vu, e incluso sugiere que China está usando el famoso libro de Eduardo Galeano, Las venas abiertas de América Latina (publicado en 1971 como denuncia del expolio histórico hecho por potencias occidentales en busca de materias primas) como “mapa del tesoro” en su expansión económica latina.

El tiempo lo dirá. Por ahora, por supuesto, el crecimiento de América Latina está garantizado.
jueves, 10 de mayo de 2012.
 
La ciudad crece y la vivienda mejora (en general)
Un informe de la ONU confirma la decadencia de la chabola en todo el mundo
Por primera vez en la historia de la humanidad, hay más gente viviendo en ciudades que en el campo. Si tomamos cada continente por separado, esto será también cierto –incluso en África y Asia– en el año 2030.

La tendencia mundial a la urbanización es bien conocida, y se considera como un proceso más o menos irreversible desde hace por lo menos ciento cincuenta años. De hecho, el ritmo de urbanización mundial era más rápido hace varias décadas y a mediados del siglo XX alcanzó su momento más álgido. Hacia 1950, 3 de cada 10 personas vivían en ciudades.

Lo que preocupa ahora es cómo hacer que esa mayoría tenga acceso a los servicios y oportunidades que les llevaron a mudarse a la cosmópolis: desde el agua potable en casa hasta la posibilidad de ir a la universidad. Así lo explica un informe reciente de las Naciones Unidas.

Uno de los efectos más conocidos de las migraciones masivas a ciudades es la formación de barrios espontáneos carentes de infrastructuras básicas. La favela brasileña es el mejor ejemplo, pero no el único. Entre 2000 y 2010, según las Naciones Unidas, 227 millones de personas abandonaron la miseria suburbana, y comenzaron a vivir en condiciones dignas.

El mayor avance tuvo lugar en Asia, donde 172 millones de personas dejaron la probreza extrema, al menos en lo que al estado de su vivienda se refiere. Dentro del continente asiático, como era de esperar, India y China han conseguido los mayores avances. Les siguen Indonesia y Vietnam.

En África también ha habido mejoras en este aspecto, aunque el progreso ha tenido lugar sobre todo en el norte del continente. En países como Egipto, Túnez y Marruecos, casi 9 millones de personas pasaron a vivir en barrios integrados en el ritmo “normal” de las ciudades entre 2000 y 2010.

En América Latina, 30 millones de personas dejaron atrás la favela en el mismo periodo.

Si tomamos a los países en vías de desarrollo, sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer: de los 58 millones de personas que anualmente se mudan a la ciudad, unos 6 millones terminan en barrios informales.

Una alta proporción de los inmigrantes que llegan a las urbes del mundo globalizado sufren de una “triple condena”: además de ser pobres, pertenecen a minorías étnicas y/o son mujeres. Estos son los sectores de la población que menos oportunidades tendrán de llegar a una situación ecónomica y vital próxima a la clase media.

India, China, Nigeria, Indonesia y Estados Unidos (en este orden) son los países del mundo cuyas ciudades crecerán más en las próximas décadas. Y todo parece indicar que la mejora en las condiciones de vida se corresponderá con el ritmo de crecimiento urbano. Es decir, la clase media ganará terreno a la pobreza de forma progresiva en todo el mundo.

No obstante, existen casos extremos: en Bangladesh, por ejemplo, el 71 por ciento de las viviendas urbanas carecen de infrastructura y servicios mínimos. Hay, también, muchas dudas acerca de la estabilidad política en diferentes regiones. Igualmente, una catástrofe natural o una crisis económica pueden torcer la curva de crecimiento de cualquier país.

Tampoco hay que ser ingenuo y pensar que el progreso erradicará los barrios de chabolas. Es más, estos suelen estar aislados de la ciudad a la que pertenecen: la gente los evita y evita pensar en ellos. Su marginalidad sólo contribuye a que perduren en el tiempo.
martes, 10 de abril de 2012.
 
McHitler: ¿moda nazi en Tailandia?
Cruces gamadas salpican los mercados en Asia

McHitler, moda, nazi, Tailandia


No es raro pasear por los inmensos mercados de Bangkok o Chiang Mai y darse de bruces con el llamado Ronald McHitler, un popular híbrido del líder nazi y el payaso de McDonalds, estampado en miles de camisetas y en otros objetos decorativos.

La parafernalia nazi emerge por entre el ejército de souvenirs que se ofrece al público interesado en algunos puestos callejeros. No sólo eso: también hay tiendas de moda, donde compran los veinteañeros más “modernos”, que venden prendas inspiradas en los símbolos del Tercer Reich.

Los extranjeros (sobre todo europeos y estadounidenses) no pueden esconder el horror o la sorpresa que produce tal descubrimiento. La prensa occidental también se lleva las manos a la cabeza de cuando en cuando.

Hace un año circularon por Internet las fotos de un desfile juvenil en el que, sobre un fondo de esvásticas, en plena calle, todo el mundo iba vestido de “stormtrooper” o con el uniforme negro de las SS. Las instantáneas dieron la vuelta al mundo y dejaron al ciberespacio estupefacto.


McHitler, moda, nazi, Tailandia
Imagen de Tibor Krausz/CNNGO


El último escándalo lo causó hace algunas semanas una serie de fotos con el citado Ronald McHitler como protagonista.

La pregunta es por qué. Se dice con frecuencia que los horrores del nacional socialismo alemán son relativos, y que Hitler no dejó una cicatriz psicológica en Asia comparable a la que recorre Europa de punta a punta.

También se ha dicho que no es un fenómeno exclusivamente asiático: en Europa la imagen de Hitler ―antes que en ningún otro lugar del mundo― se ha usado en camisetas y cazadoras con el solo propósito de causar consternación entre la ciudadanía respetable. La prueba más evidente es el movimiento punk.

Además de esto, quienes tratan de explicar la cuestión afirman que Occidente inventó la cultura pop, y que la moda nazi no es más que una expresión asiática de la misma: otra broma en un mundo cuyo eje cultural es la ironía.
 
En Europa, cada verano, se venden miles de camisetas con la hoz y el martillo sobre un fondo rojo, o con el sonriente rostro de Joseph Stalin. Mao Tse Tung es también un motivo de alegría pop entre la inconsciente juventud occidental.

Stalin y Mao ―al contrario que Hitler― son sinónimos del mal absoluto, y por lo tanto tabúes, en muchos países extraeuropeos.

Por otro lado, los observadores con inclinaciones antropológicas recalcan la antigüedad de la cruz gamada, un símbolo religioso extendido en el continente asiático desde hace milenios.

Pero esta es una explicación que sólo añade relativismo a una cuestión que ya de por sí es relativa. La juventud tailandesa (y de otros países como Japón, donde el nazismo también es “chic”) desconoce a Hitler, o no piensa en él más que como reliquia estética del pasado.

En Europa es difícil olvidar a Hitler, pero no porque la gente recuerde los horrores de la guerra, sino porque el tema siempre es un “best seller”, y seguramente no hay nada sobre lo que se haya escrito más en la historia.

Está claro que los fines de la moda nazi en Tailandia son puramente ornamentales y que están vacíos de contenido ideológico. La cruz gamada, para muchos jóvenes, es un símbolo de estilo como otro cualquiera.

Finalmente, la prensa suele omitir un dato al escandalizarse: a pesar de que se vendan en los mercados tailandeses a plena luz del día, no es fácil ver a gente vistiendo camisetas del fürher. Sencillamente es una moda marginal. Tanto es así que sería difícil llamarlo “moda”.
viernes, 30 de marzo de 2012.
 
 
El gasto militar en Asia, a punto de superar al europeo
En 2015 China gastará más que los ocho países europeos más poderosos de la OTAN
jueves, 8 de marzo de 2012.
 
En la India, 15.000 muertos anuales en las vías del tren
La mayoría son peatones que cruzan pasos a nivel
jueves, 23 de febrero de 2012.
 
Educación en Asia: el PIB, la “madre tigre” y el profesor ocioso
Varios informes confirman y matizan la calidad de la enseñanza en Asia
domingo, 19 de febrero de 2012.
 
Asia domina los cielos
La compra de 230 aviones Boeing en Indonesia, la mayor de la historia, lo confirma
miércoles, 15 de febrero de 2012.
 
China promete crear 45 millones de empleos en 3 años
El gigante asiático se enfrenta al desafío de mantener su crecimiento
lunes, 13 de febrero de 2012.
 
América contra sí misma: la Guerra de Vietnam según Hollywood
Ha llegado la hora de que EE.UU. recicle su segunda guerra favorita

Jaime Moreno Tejada, corresponsal en Asia
sábado, 4 de febrero de 2012.
 
Cricket blues: ser derrotado por el débil
Cómo Asia va ganando a Occidente jugando a su propio juego
martes, 31 de enero de 2012.
 
Myanmar y su economía intacta
China, India, EE.UU. y la Unión Europea se preparan para una carrera comercial

Jaime Moreno, corresponsal en Asia
martes, 24 de enero de 2012.
 
Alarma terrorista en Bangkok: Tailandia recrimina a los Estados Unidos
La policía tailandesa pide “modales” a EE.UU. en lugar de declarar la alerta terrorista unilateralmente

Jaime Moreno Tejada Corresponsal en Asia
miércoles, 18 de enero de 2012.
 
¿Más alta será la caída?
Un estudio encuentra una correlación entre la construcción de rascacielos y las crisis financieras

Jaime Moreno Tejada corresponsal en Chiang Mai, Tailandia
miércoles, 11 de enero de 2012.
 
Laos: a la venta los primeros teléfonos móviles de fabricación nacional
Permiten que, por primera vez, se envíen mensajes SMS en la lengua lao

Jaime Moreno Tejada desde Vientiane, Laos
miércoles, 28 de diciembre de 2011.
 
El carbón sigue dominando el consumo energético en Asia
China mueve la industria a nivel mundial

Jaime Moreno Tejada, Corresponsal en Asia
viernes, 23 de diciembre de 2011.
 
Muere Kim Jong Il, el penúltimo patriarca del siglo XX
Corea del Sur y Japón mantienen sendas reuniones de emergencia

Jaime Moreno, corresponsal en Asia
lunes, 19 de diciembre de 2011.
 
La producción de opio en el Sudeste Asiático se dispara
Myanmar y Laos son los principales responsables
viernes, 16 de diciembre de 2011.
 
Los poros de Birmania (II): la escuela del kilómetro 42
La ONG española Colabora Birmania trabaja con niños refugiados en Tailandia
miércoles, 14 de diciembre de 2011.
 
Los poros de Birmania
Reabre uno de los pasos fronterizos entre Myanmar y Tailandia

Jaime Moreno desde Mae Sot, Tailandia
miércoles, 7 de diciembre de 2011.
 
Objetivo Birmania: americanización vs. chinaízación
EE.UU. le da la mano a Myanmar, con el permiso de China
sábado, 3 de diciembre de 2011.
 
Tailandia: las cifras de un lento diluvio
Lo que más impresiona no es el coste de la inundación sino su persistencia
lunes, 28 de noviembre de 2011.
 
Los Jemeres Rojos, seniles, a juicio en Camboya
La justicia, cuando llega así, parece una comedia negra
martes, 22 de noviembre de 2011.
 
Obama renueva el compromiso de EEUU con el Sudeste Asiático
La excusa no es ya el difuso e inasible “espectro del comunismo” sino la China capitalista
viernes, 18 de noviembre de 2011.
 
El río de la duda
Theodore Roosevelt en las selvas de Brasil
lunes, 14 de noviembre de 2011.
 
Bangkok inundado mientras el resto de Tailandia rinde homenaje al agua
Las inundaciones aún son graves en el sur de Tailandia
lunes, 14 de noviembre de 2011.
 
Agua
Es frívolo hablar de celebrities en 2011
lunes, 31 de octubre de 2011.
 
Turismo salvaje 2.0
Se dice con frecuencia, y es cierto, que estamos acostumbrados a lo insólito
lunes, 24 de octubre de 2011.
 
Archivo
16/10/2011 Los “indignados” de la Amazonía
11/10/2011 Los clavos de Fukushima: la canción protesta en Japón
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris