Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

La fusión de dos estrellas abre un nuevo escenario en las explosiones estelares

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 7 de diciembre de 2022, 19:09 h (CET)

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)


Científicos del Instituto de Astrofísica de Andalucía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IAA-CSIC) han estudiado una explosión de rayos gamma que, con una duración de casi un minuto, sugiere revisar la teoría de los estallidos estelares.


Según informó este miércoles el centro de investigación, las explosiones de rayos gamma (GRB) son destellos asociados a explosiones extremadamente enérgicas y detectables incluso en galaxias a miles de millones de años luz de distancia.


Su duración, considerada corta o larga en función de si se prolongan más de dos segundos, se asocia a su origen: los estallidos largos se producen con la muerte de estrellas muy masivas y los cortos con la fusión de dos objetos compactos, como estrellas de neutrones, agujeros negros o ambos.


Un estudio, publicado en la revista ‘Nature’, del IAA-CSIC recoge la detección de un GRB de casi un minuto de duración producido por la colisión de objetos compactos, lo que replantea la clasificación de estos estallidos y abre nuevos escenarios en la muerte de las estrellas.


El investigador del IAA que participa en el estudio, José Feliciano Agüí Fernández, explicó que “al estudiar el estallido, denominado GRB211211A, observamos indicios claros que apuntaban a una kilonova, producida en la fusión de dos estrellas de neutrones, y no a una supernova, la explosión con la que terminan su vida las estrellas muy masivas”.


LUMINOSIDAD


De hecho, añadió, “la luminosidad, duración y color de la kilonova son similares a otro evento muy conocido que se produjo en 2017, una fusión de estrellas de neutrones que constituyó la primera observación de un evento cósmico en luz y en ondas gravitatorias”.


La firma característica de las kilonovas es su brillo en el infrarrojo cercano, muy superior a su brillo en luz visible. Esta diferencia se debe a que los elementos pesados expulsados por la kilonova bloquean la luz visible pero no la infrarroja, que presenta una longitud de onda mayor.


Sin embargo, señaló el investigadora de la Universidad de Nothwestern (EEUU) que encabeza el trabajo, Jillian Rastinejad, “observar en el infrarrojo cercano es un desafío técnico y pocos telescopios en tierra lo consiguen. Este hallazgo ha sido posible gracias a los telescopios gemelos Gemini, que nos mostraron que estábamos ante una fusión de estrellas de neutrones”.


Este descubrimiento proporciona una nueva forma de estudiar la formación de los elementos pesados en el universo.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Barcelona, Málaga y Madrid, entre las ciudades europeas con más muertes en verano por el calor

La Fundación “la Caixa” presenta ante la ONU su programa de lucha contra la pobreza infantil en España

Almeida inaugura mañana la primera Casa Familias del Ayuntamiento de Madrid

El Consejo Europeo de Investigación concede 47 millones de euros a 24 proyectos españoles

La Cadena SER analiza el aumento de la violencia y los recientes delitos de odio en el fútbol

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris