Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

Casado avisa de que “los fondos cuantitativamente no son relevantes para evitar el boquete que ya tenemos”

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 6 de julio de 2021, 12:18 h (CET)

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)


El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, avisó este martes de “la vulnerabilidad que tenemos ahora mismo” en España es que “los fondos cuantitativamente no son relevantes para evitar el boquete que ya tenemos”, al tiempo que llamó a hacer reformas pensando en la estabilidad presupuestaria.


Así lo indicó al inaugurar las jornadas ‘España, Europa y libertad’ que organizó la delegación española del Grupo Parlamentario Popular Europeo dentro de los cursos de verano de El Escorial. El encuentro fue presentado por el secretario general del PPE, Antonio López Istúriz, y contó con la presencia del vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos.


El líder de la oposición sostuvo que España está pudiendo afrontar esta crisis derivada de la pandemia y también “de unas incertidumbres previas” gracias “mayoritariamente” al BCE. “Estamos hablando mucho de los fondos de recuperación, pero no nos damos cuenta de que es la liquidez y la política monetaria del BCE lo que está permitiendo que España esté ahora mismo pudiendo pagar ERTE, prestaciones por desempleo, las pensiones…”, resaltó.


Casado enfatizó que De Guindos ha dejado claro que de esta crisis hay que salir con solidaridad pero también con responsabilidad, esto es, que “hay que tener una política monetaria que permita superar los problemas derivados de la pandemia y previos a la misma y, al mismo tiempo, seguir reclamando reformas y reclamando estabilidad”, advirtió.


“Sólo así podremos ser competitivos en un futuro y ser autónomos en la recuperación económica”, se reafirmó el presidente de los populares en su intervención en lo que catalogó de “mesa económica preparatoria de la Convención Nacional” de su partido. Aprovechó, por tanto, para poner de relieve que “el PP sabe lo que hay que hacer en España para superar esta situación”.


“SUPERANDO AL PSOE”


Casado se remitió a las últimas encuestas para subrayar que “llevamos ya tres, cuatro meses en empate técnico” y los dos últimos dos meses “superando al PSOE”. Sacó pecho de su plan económico, que “no es un gran hallazgo” porque es “el que siempre ha funcionado y nos sacó de la crisis en 1996 y en 2011, y el que aplican los países que quieren sacar a su país de la crisis y no lo quieren anestesiar con una política peronista en la que sea toda la población la que dependa del Estado”.


“Claro que tenemos una alternativa”, defendió Casado, antes de abundar en que precisamente “ese bloque de sostenibilidad del Estado del bienestar es una especialidad del PP”. “Está la hemeroteca de nuestro lado”, prosiguió, asegurando que él siempre ha tenido como pilar de su actuación la recuperación económica.


“Hemos dejado muy claro que hay otra forma de hacer las cosas e incluso hemos tendido la mano para hacerlas conjuntamente con el Gobierno aunque hasta ahora han decidido hacerlo ellos solos, lo cual es muy legítimo, pero no estamos de acuerdo que lo hagan por el camino equivocado”, trasladó el presidente del PP.


En este punto, volvió a desgranar su plan alternativo económico, que contempla una rebaja de la fiscalidad, una rebaja de la burocracia, un aumento de la flexibilidad laboral, un aumento de la formación dirigida a la empleabilidad y un aumento de la seguridad jurídica. En el primer punto, recordó que su propuesta pasa por bajar los impuestos.


“Preferimos que haya empresas que paguen menos impuestos, al menos en este ejercicio y el que viene, en vez de que el Estado tenga que pagar prestaciones por desempleo” por el hecho de que esas empresas cierren. “Hemos llegado a tener 130.000 empresas cerradas”, y ahora en el entorno de “95.000-100.000”, por lo que es “bastante lógico” apostar por reducir los costes fiscales, valoró.


NO SUBIR COTIZACIONES SOCIALES


Además, pidió que no se suban las cotizaciones sociales y que, en la medida de lo posible, se bajen. “Lo digo por el anuncio que ha hecho el Gobierno de que quiere destoparlas y quiere subirlas. No consideramos que sea lo más acertado con cinco millones de desempleados que se encarezca la creación de empleo y la contratación de otros trabajadores”, replicó.


Al hablar de seguridad jurídica, Casado avisó de que “también es seguridad legal”. “He escuchado esta semana cómo se plantea una ley de seguridad nacional en la cual se pueden expropiar bienes y servicios si lo decide el Gobierno”, señaló Casado, para a continuación resaltar que “no parece muy acertado que aún no tengamos una ley de pandemias” y que “todavía a las puertas de una quinta ola las autonomías no saben cómo pueden restringir los movimientos y cómo pueden confinar a los enfermos o a los contagiados”.


Y, sin embargo, “nos precipitemos a través de una ley de seguridad nacional que lo que pide es hacer casi un servicio obligatorio para la comunidad y encima con la posibilidad de que el Estado expropie, que es lo que por cierto Podemos lleva en su programa electoral”, añadió el presidente del PP.


En esta situación, pidió “sobre todo que no se cambien las normas a mitad del partido”. “Y esto afecta a todos los temas, incluido lo que estamos viendo ahora mismo en Cataluña” o “la inseguridad jurídica que ha producido este tipo de medidas en las empresas que están allí, de las cuales 7.000 ya se han ido”.


100 PRIMEROS DÍAS DE GOBIERNO


Casado indicó a los suyos que la Convención Nacional del PP que tendrá lugar en octubre tiene que servir para “preparar, incluso con leyes escritas, lo que tienen que ser los 100 días primeros del gobierno futuro del PP”. “Tenemos que tener capacidad de reacción como en 1996” para que en apenas tres meses se pudiera “desfibrilar España e inyectar adrenalina en un país que ahora mismo está en una situación muy mala”, determinó.


“Y esto tenemos que tenerlo preparado porque no habrá tiempo que perder”, advirtió Casado, para a renglón seguido enjuiciar que, “a veces, con el triunfalismo que escuchamos en los medios de comunicación, parecería como sí los fondos europeos nos ha tocado la Eurocopa, que la hemos ganado”.


“No, los fondos europeos afectan a los países que necesitaban ayuda de sus socios, no sólo por el virus que ha afectado a todos, sino porque la posición de partida era peor, no habían hecho los deberes, no habían cumplido con el déficit, su deuda pública había crecido demasiado, no habían hecho reformas de competitividad…”, expuso.


“Eso es lo que ha hecho que España sea de los países del mundo desarrollado más afectados y, además, con una correlación en la destrucción de empleo más acusada de toda Europa”. Explicó aquí que, a nivel de deuda pública en España, de los 330.000 millones de euros que tiene el BCE de deuda soberana española, 120.000 los ha comprado el año pasado, que es “prácticamente toda la nueva emisión de deuda pública del Tesoro español”.


Incidió en que gracias al BCE toda la deuda nueva emitida por España se ha comprado a unos tipos de interés muy bajos y gracias al BCE la prima de riesgo en España, el diferencial con el bono alemán, no está creciendo. “Gracias al BCE, los servicios básicos que tenemos que cubrir en un Presupuesto español en el que el 80% de los gastos son cuatro partidas sociales o asociadas, estamos pudiendo afrontarlos”, resaltó.


VULNERABILIDAD


Pero “la vulnerabilidad que tenemos ahora mismo”, continuó Casado, es que “los fondos cuantitativamente no son relevantes para evitar el boquete que ya tenemos” porque “venimos de un bajón de la economía nacional de 130.000-123.000 millones de euros dependiendo del indicador”. “Estamos hablando de un 11% de caída”, agregó.


“Somos un 5% más pobres que antes de la pandemia”, insistió, y se preguntó si aún así tenemos que celebrarlo como pide el Gobierno, al que reclamó que dijera “exactamente en qué posición nos estamos quedando”. Habló, igualmente, de otros problemas asociados, como el hecho de que “tenemos ya un 125% de deuda pública en España”.


“Y ya estamos viendo medidas como la indexación de las pensiones, la subida del SMI, la subida del IMV o del sueldo de los funcionarios que van a incrementar el déficit estructural que ya está en un 5%”, alertó Casado, avisando de que habrá que ajustar el déficit estructural en un futuro no muy lejano.


Casado aseguró que los fondos europeos son muy importantes y recordó que los ha propuesto el PP europeo y son “clave”, pero dio el aviso de que “hay que hacer reformas y hay que empezar a pensar la estabilidad presupuestaria”. “Pedimos, si no es mucho pedir, que seamos responsables”, sintetizó el líder de la oposición.


Todo ello, dijo Casado, porque “no podemos aceptar que nuestra generación permita que nuestros hijos vivan peor que nosotros”. “Y eso ya se empieza a aceptar”, censuró. “No podemos aceptar que con una pensión media que ya es superior a un salario medio el Gobierno no nos diga toda la verdad de la reforma de las pensiones” ni tampoco que se hable de derogar la reforma laboral cuando es “fundamental” hacerla incluso más competitiva.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris