Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

El exdiputado del PP Jorge Trías advirtió a Bárcenas de que sus ‘papeles’ eran “un escándalo político monumental"

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 11 de marzo de 2021, 17:42 h (CET)

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)


El tribunal que juzga la presunta ‘caja B’ del PP en la Audiencia Nacional comenzó este jueves a escuchar la declaración de los testigos, tras escuchar desde el lunes a los cinco acusados. Abrió la sesión el interrogatorio al exdiputado del PP Jorge Trías, al que el extesorero Luis Bárcenas entregó sus apuntes contables conocidos como ‘papeles de Bárcenas’ para que se los guardara. Según explicó, después de ver esos documentos manuscritos concluyo que eran “un escándalo político monumental”.


Preguntado por el fiscal sobre si fue él quien entregó una copia de esos documentos a 'El País' para su publicación, dijo que se los dio al abogado del periódico Gerardo Viada, íntimo amigo suyo, para que hiciera lo que le pareciera oportuno con ellos porque “eran de interés general y debían salir a la luz”. En su momento, Trías denunció públicamente en un artículo el pago de sobresueldos en distintos cargos del PP.


Ese artículo, titulado '¿Sombras o certezas?', fue publicado en 'El País' en enero de 2013. A partir de entonces, explicó, empezó a ser objeto de amenazas: "Los dirigentes de entonces del PP me amenazaron con todo tipo de desgracias que ocurrirían sobre mí. Me dijeron que estaba acabado" y que habría “demandas multimillonarias”. El único nombre que ha dado en relación con esa amenazas es el del abogado vinculado al PP Javier Iglesias que, según explicó, le dijo que su carrera como abogado estaba terminada.


Según su relato, se reunió en varias ocasiones con Bárcenas, que le consultó sobre el alcance penal que podían tener esos apuntes extracontables en 2011. En ese momento, el extesorero estaba preocupado por lo que comenzaba a publicarse. En una de esas reuniones “me los enseña y me los deja para que le dé mi opinión. Y yo se los devuelvo por la tarde, me hago una fotocopia. Le digo entonces: ‘Luis, en estos papeles, los que yo he visto, no hay ningún delito fiscal puesto que ninguna cantidad percibida se acerca a los 140.000 euros para que haya delito. Ahora bien, a mí me parece que es un enorme escándalo político'”.


El abogado y exdiputado popular aseguró que Bárcenas nunca le dijo que las donaciones de los empresarios fueran finalistas, es decir, que se hicieran a cambio de un contrato o adjudicación concreta, e insistió en que para él el escándalo era que en esos papales "figuraban una serie de nombres como receptores de cantidades".


A la pregunta de si uno de los perceptores de esos sobresueldos era Mariano Rajoy, el exdiputado se remitió a lo que recojan los documentos contables. Ante la insistencia de una de las acusaciones populares, el testigo acabó asumiendo la convicción de que el expresidente popular cobraba esas cantidades no por “intuición” sino por “pura certeza".


“CHAPUZA”


Según explicó al tribunal, en esa etapa "todo era una chapuza contable, una chapuza política, una auténtica chapuza". Trías explicó en su declaración que Bárcenas comenzó a mostrar esos papeles “no de una manera inocente” sino “porque creía que eso le protegía”. El exparlamentario popular recomendó que colaborara con la justicia.


"Él consideraba que (los dirigentes del PP) eran sus amigos, pero yo ya le advertí que en política hay muy pocos amigos y que el señor Rajoy, a quien me encontré a la salida del funeral, me preguntó ‘¿qué va a hacer ese?’”, en referencia a Bárcenas.


En este punto, Trías describió al entonces presidente del PP: “Mi opinión humana sobre el señor Rajoy es muy buena, mi opinión política es manifiestamente mejorable. Sabía que Rajoy no haría nada, era un hombre muy indeciso, al que le molestaban lo que él llamaba los líos y que dejaría el asunto pudrir, que es lo que ocurrió hasta que Bárcenas tuvo que comparecer en el Congreso”.


EL CUÑADO


A continuación, declaró Antonio de la Fuente, cuñado de Bárcenas y antiguo responsable de Seguridad del PP. Durante la instrucción dijo que él se limitaba a vigilar el desarrollo de las obras en la sede del PP, pero el exgerente Cristóbal Páez le señaló como la persona que propuso a la empresa Unifica para hacer los trabajos.


De la Fuente aseguró que dependía jerárquicamente del gerente y que era él el que llevaba los asuntos económicos relativos a las obras. Según explicó, Páez le pasaba a Bárcenas los presupuestos, las certificaciones y las facturas para que diera su visto bueno final. Contradice así lo declarado por Páez, que volcó la responsabilidad económica de la reforma sobre Bárcenas. El testigo dijo que nunca habló con el extesorero de los supuestos pagos en negro: "Era hermético para estas cuestiones".


A continuación, declaró María Milagros Puentes, responsable de contabilidad de la sede nacional del PP, que dejó de trabajar en el partido en 2020. Negó en todo momento tener conocimiento de cualquier irregularidad contable o de financiación, y aseguró que el control de los donativos corría a cargo de Bárcenas.


La lista de testigos que manejaba el tribunal para este jueves incluía a una decena de personas. Las partes renunciaron sin embargo a la declaración de dos auditores internos del PP: Antonio López de Pablo y Benito Javier Torre. Sí declaró el también auditor Carlo Lucca Bugniani.


BÁRCENAS NO METIÓ “MANO A LA CAJA”


En su declaración, Bugniani, dijo que no existió una ‘caja B’: "Cómo va a ser opaca una contabilidad que se nutre de una caja oficial", se preguntó antes de decir que el comportamiento de Bárcenas “seguía el funcionamiento que marcaba el partido" y descartó que “metiera mano a la caja”. La existencia de una contabilidad paralela está acreditada en la sentencia del Tribunal Supremo sobre la primera etapa de la ‘trama Gürtel’.


El auditor aseguró que las donaciones estaban permitidas por la ley: "Usted imagínese que yo quiero hacer una donación al PP y me presento en Génova 13 con un maletín con un millón de pesetas dentro y subo al despacho del gerente, le entrego el maletín y me voy. Y yo desaparezco y solo queda el millón anónimo, porque manifiesto mi voluntad de no figurar. ¿Cómo se hace el ingreso al banco? Pues se puede hacer de golpe, dividido en tres, esperar a que lleguen más donativos y hacerlo a final de mes... Si es que daba igual. Es que la ley lo permitía".


Tras esa afirmación tan taxativa, uno de los abogados de la acusación popular le preguntó por qué entonces se fraccionaban los ingresos en el banco, ante lo cual Bugniani respondió con una evasiva: “Yo no sé si se fraccionaba".


Por su parte, el cajero del PP, Luis Molero, aseguró que el soporte de los llamados ‘papeles de Bárcenas’ eran "hojas contables" del tipo que tenían en el partido y confirmó que el extesorero “me pedía hojas de este tipo".


Además, también declaró Antonio Jesús Ortiz Benavente, trabajador del mismo departamento a las órdenes de Molero. Este testigo lleva 42 años trabajando en el departamento de caja con Alianza Popular y después con el PP. En su declaración aseguró que nunca recibió dinero de Bárcenas. Su labor era hacer ingresos de dinero en el banco. Las cantidades se las entregaba Molero, que las recibía de Bárcenas.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris