Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Ciencia

Investigadores sugieren que las figuras de búhos de hace 5.000 años halladas en la Península Ibérica eran juguetes

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 1 de diciembre de 2022, 17:59 h (CET)
Investigadores sugieren que las figuras de búhos de hace 5.000 años halladas en la Península Ibérica eran juguetes
MADRID, 1 (EUROPA PRESS)
Un estudio liderado por el investigador Juan José Negro de la Estación Biológica de Doñana del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (EBD-CSIC) sugiere que las placas de pizarra con forma de búho de hace 5.000 años halladas en el suroeste de la Península Ibérica podrían haber sido creadas por niños para ser usados como juguetes.

Esta investigación, publicada en la revista científica Scientific Reports, ofrece una nueva perspectiva acerca del origen y uso de estos objetos arqueológicos y sobre cómo los niños usaban distintos artefactos y jugaban en las sociedades europeas prehistóricas.

El número de placas de pizarra con representaciones de búhos que se han encontrado en tumbas y fosas de la Península Ibérica asciende a alrededor de 4.000. Estas datan de hace entre 5.500 y 4.750 años y suelen compartir varias características, como dos círculos grabados como ojos y un cuerpo delineado en la parte inferior que representa el plumaje de un búho.

"Los búhos son un grupo de especies de aves muy diferentes a todas las demás y son fácilmente reconocibles. Tienen una silueta compacta, con cabezas enormes y ojos situados en posición frontal, como los humanos", ha explicado el investigador del CSIC.

Por esa peculiar anatomía, según ha añadido, se han representado siempre desde los primeros grabados en cavernas hace 30.000 años hasta ahora de la misma manera: o bien directamente mostrando su parte frontal, o con la cabeza girada y mirando al observador.

Durante más de un siglo, se ha especulado sobre el origen de estas placas y se pensaba que tenían un significado ritual y que representaban a deidades o personas fallecidas. Los investigadores han reexaminado esta interpretación y sugieren, en cambio, que estas figuras "podrían haber sido creadas por niños basándose en especies de búho presentes en la zona y que podían haber sido usadas como muñecos, juguetes o amuletos".

El equipo ha analizado cien figuras y las ha clasificado, en una escala de uno a seis, según cuántas características de los búhos aparecían reflejadas, como los dos ojos, los penachos emplumados de la cabeza, un patrón de plumas, un disco facial plano, un pico y las alas. Más tarde, compararon estas figuras con 100 dibujos actuales de niños y niñas de entre 4 y 13 años y observaron muchas similitudes.

Los dibujos parecían más realistas cuando los niños tenían más edad y se volvían más habilidosos con los lápices. "Los niños de algún modo han percibido que la esencia de un búho es esa cabezota con dos grandes ojos que te miran", ha señalado el investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales y coautor del trabajo, Guillermo Blanco.

El equipo también ha observado que los dos agujeros en la parte superior de muchas de las figuras parecían poco prácticos para pasar por ellos un cordel y poder colgarlas en la pared a modo de objetos rituales. Los investigadores creen que estos agujeros habrían servido para insertar plumas que representasen los penachos emplumados, similares a las orejas, que tienen en la cabeza algunas especies de búhos presentes en la zona, como el búho chico o Asio otus.

"Estas placas de pizarra, tan características de la Edad del Cobre en Iberia, pudieron ser parte del proceso de aprendizaje del manejo de objetos de piedra", ha afirmado el también coautor del estudio e investigador de la Universidad Complutense, Víctor Díaz.

El hecho de que se hayan encontrado numerosas placas en contextos funerarios indica que pudieron usarse, también, como tributo a los difuntos. Los jóvenes podrían haber rendido homenaje a sus mayores dejándoles objetos en cuya fabricación habían intervenido o a las que tenían aprecio. "Ambas cuestiones, objeto de aprendizaje y objeto ritual no son excluyentes", ha aclarado el investigador.

Estas figuras podrían aportar información sobre el comportamiento infantil en las sociedades de la Edad del Cobre. "En el estudio de la prehistoria no se ha prestado mucha atención al papel cultural de los niños y jóvenes. Teniendo en cuenta que debieron ser el grupo más importante demográficamente, puesto que poca gente llegaba a edades avanzadas, sería importante dedicarle más esfuerzo de análisis", ha sugerido Negro.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El ERC otorga becas para impulsar la comercialización de 90 proyectos de investigación, incluyendo 8 españoles

El 84% de proyectos de investigación en España los dirigen hombres frente al 16% que lideran mujeres, según un estudio

El Gobierno obligará a publicar en la Red Euraxess todas las plazas que se oferten en el sistema universitario español

Muere el profesor Luis Moreno, Premio Nacional de Investigación en Ciencias Sociales 2022

COTEC convoca tres ayudas de 300.000 euros a proyectos que impulsen la economía circular en comunidades rurales

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris