Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:  

Mariano/Tersites, el Sr. déficit

José Enrique Centén
lunes, 4 de septiembre de 2017, 08:38 h (CET)
La bancarrota tiene un autor y ese eres tú Mariano, has presentado las cuentas del PIB del 2º trimestre donde muestras una mejora económica en todas los capítulos, pero obvias otros, entre ellos el aumento del déficit público en junio de 2017, que ascendía al 100,4% del PIB y lo más importante, la baja remuneración de los trabajadores (como si fuera un logro en lugar de una vergonzosa política económica para la ciudadanía trabajadora).

La empresas están eufóricas con la reforma laboral que mantiene salarios mínimos, contrataciones al gusto, presión fiscal casi nula, recayendo en los asalariados y autónomos todas las cargas y la merma de sus derechos sociales.

El déficit público provoca una inflación encubierta producto de una defectuosa circulación malsana de la distribución de la economía nacional, por los 100.000 M de ayuda a la banca, el saqueo 70.000 M a la Seguridad Social, subvenciones y exenciones a la Iglesia, Partidos políticos, Sindicatos, Fundaciones políticas y privadas, así como a ONGs de dudosa honorabilidad, la privatización de grandes empresas del Estado, (AENA, INI, Tecnológicas, Sanidad, Educación, Asistencia Social, Prestaciones sociales…), privatización concentrada en ciertas familias financieras conocidas, o personas cercanas, cuando no miembros del PP, esa gran charca llena de carpas con la boca abierta esperando el cebo de la corruptela ofrecida por el pescador de turno, mientras proclamas la regeneración en marcha en tu partido cuando en realidad esa nueva generación es más peligrosa que la gente desdentada de ayer y anteayer, que ya no puede morder, sino solo salpicar la baba, nueva generación que aún no ha logrado el poder y no quiere más tiempo permanecer en la oscuridad, incluyendo al que dice ser adalid de la regeneración política, el partido naranja, consentidor de los desmanes en todos los asuntos turbios del PP, dilatando cuando no frenando medidas cautelares, como la no reprobación en el Congreso la manipulación de la Justica, junto con la aquiescencia de supuestos partidos nacionalistas por intereses regionales, sea vasco, catalán, canario, o las oposiciones sumisas (algunas con problemas del 3%, porque lo único que les interesa es controlar su dinero, sin importarles España), todos ellos no osan emprender la necesaria intervención quirúrgica logrando con su actitud que la debilitación del tesoro público siga siendo crónica, solo por intereses partidistas.

También la de un partido que fue importante con un nuevo dirigente convertido en Mirabeau, y al igual que aquel volatinero, trata de guardar el equilibrio tan pronto mirando hacia la derecha como a la izquierda, y a las fuerzas que se encuentran en el interior del partido, los antiguos dirigentes, o la militancia que exige volver a sus raíces, haciendo girar la espada de sus contradicciones, sin saber él mismo lo que hacer embriagado por su contradictoria conducta e ignorando a 5 M de votantes de otro partido que desde su creación denunció la manipulación política, la corrupción y malversación del Erario Público.

Un día u otro la muda criatura llamada pueblo podrá convertirse en el nuevo Aquiles, y proclamará sus derechos en las urnas descargando su furor contenido por el latrocinio sufrido en poco más de 9 años dando buena cuenta de Mariano/Tersites y demás causantes de las políticas anti ciudadanas.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

PSOE: el silencio de los corderos

"El que se mueva no sale en la foto"

Inmigrantes, población errante, nueva nación

la inmigración indocumentada es un problema de oferta y demanda de empleos en esos imperios capitales

​Dibujando sin el mundo

Amo escribir, escribir es mi vida. Pero había olvidado otra parte de mí: el dibujo

¿Qué culpa tenemos los españoles?

España puede hacer gala, con más razón que la otras naciones descubridoras, de haber dejado un legado inmarcesible en lo que hoy es Hispanoamérica

El Pilar de Zaragoza, el anticristo, la Divina Eucaristía y el Garabandal

Jaime Fomperosa Aparicio, Santander
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris