Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Salud
Etiquetas:   Sanidad   Menopausia  

Una de cada cuatro mujeres menopáusicas tienen problemas de obesidad

Los expertos consideran clave mejorar la alimentación
Francisco Acedo
@Acedotor
miércoles, 15 de febrero de 2012, 08:35 h (CET)
Según los datos de la última Encuesta Europea de Salud publicados por el Instituto Nacional de Estadística, casi una de cada cuatro mujeres españolas en edad menopáusica presenta problemas de obesidad, debido en parte a la disminución de estrógenos que ocasionan modificaciones en la distribución de la grasa corporal, según se ha puesto de manifiesto durante la VII Reunión Hispano-Lusa de la Menopausia, organizada por la Sociedad Portuguesa de Menopausia y que se celebra en Faro estos días.

No obstante, según insiste el doctor Plácido Llaneza, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) varios estudios realizados con mujeres premenopáusicas han demostrado un incremento en la grasa abdominal asociado a la edad, lo que pone de manifiesto que el binomio edad y menopausia trae consigo una tendencia al aumento de peso, derivando en una forma de obesidad denominada tipo “manzana” con acúmulo de grasa a nivel abdominal.

Uno de los conceptos erróneos más comunes es pensar que en algún punto de la menopausia el organismo se estabiliza y permite un mejor control de peso. Sin embargo, según comenta este especialista, “a medida que envejecemos el riesgo de obesidad aumenta. De hecho, en la mayoría de las estadísticas se observan proporciones más elevadas de obesidad a medida que aumenta la edad”.

El aumento de peso suele obedecer a un problema multifactorial que varía según las personas, pero donde fundamentalmente destacan la ingesta de calorías, un estilo de vida sedentario, susceptibilidad genética, así como cambios psicológicos y hormonales. De hecho, según el doctor Llaneza, “los cambios hormonales pueden ser causa del aumento de peso dada la influencia de los estrógenos sobre la regulación del apetito, el gasto de energía y el metabolismo en los tejidos”.

No existen soluciones mágicas para combatir la obesidad y los expertos siguen apostando por cambios en los hábitos de vida en los que una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio físico sean aspectos básicos. “Diferentes sociedades científicas recomiendan realizar 30 minutos diarios de una actividad física de intensidad moderada, preferentemente todos los días de la semana con la finalidad de mejorar la salud y prevenir las enfermedades cardiovasculares”, argumenta este experto, que insiste en que se debe individualizar cada caso y adaptar la intensidad de dichas recomendaciones.

Una mejor alimentación

En cuanto a los hábitos alimenticios, los expertos aconsejan reducir las grasas saturadas, los azúcares, comidas procesadas y su sustitución por alimentos como las frutas, hortalizas y cereales integrales, lo que proporcionará una buena base de alimentos de baja densidad energética con alto contenido en fibra e índice glicémico bajo, que facilitará la aparición de una saciedad temprana y contribuirá a disminuir la ingesta energética. El doctor Llaneza reconoce que “en general, uno de los mayores problemas asociados a las dietas es la escasa adherencia a largo plazo".

"La dieta mediterránea presenta en este aspecto una ventaja para su seguimiento, ya que puede conseguir una pérdida de peso similar a otras dietas cuando se restringen las calorías y con un mejor control glicémico. No obstante, independientemente del régimen escogido, los expertos insisten en que estas dieras deben asegurar la cobertura de las necesidades diarias de calcio y vitamina D”. Asimismo, aunque no se ha demostrado claramente que la menopausia precoz esté asociada con más o menos riesgo de obesidad, hay estudios inciden en que existe una clara relación entre el fallo ovárico prematuro y el exceso de peso, y demuestran que las mujeres obesas pueden presentar problemas de fertilidad y una peor reserva ovárica.
Comentarios
Blanca 25/sep/12    04:22 h.
Jessi 24/sep/12    00:03 h.
Diky 23/sep/12    01:12 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Las altas temperaturas causan irritabilidad, mal humor y agresividad en adolescentes

Llevar a cabo acciones que ayuden a preservar el medio ambiente puede ayudar a prevenir el ecoestrés o ecoansiedad.

Pfizer pagará más de 5.300 millones por el laboratorio hematológico GBT

El valor de la empresa se eleva a 5.400 millones de dólares, incluyendo la deuda y el efectivo neto adquirido

¿En qué casos se debe elevar el seno maxilar?

La elevación del seno maxilar asociada a los implantes dentales

¿Cuáles son las principales funciones del higienista dental?

La prevención es el mejor tratamiento de todos, ya que evita la aparición de problemas.

Cómo combatir los síntomas del Síndrome de Intestino Irritable en verano

Afecta a más del 15% de la población, limitando en gran medida su calidad de vida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris