Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ley   Embarazo   Aborto   Irene Montero  

¡Mamá! Tú no tienes la culpa… Somos todos

Abortar, según reglamento, es pura hipocresía de un organigrama burocrático que, sinceramente, nunca se cumple
Ángel Alonso Pachón
@AAP1942
jueves, 1 de septiembre de 2022, 10:03 h (CET)

Hoy he “amanecido” muy frustrado al conocer que el Consejo de Ministros de ayer 30-08-2022, había aprobado el “Anteproyecto de ley de reforma de la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo”.


Cogí a mi perrita Canela y, pensativo, fui a pasear con ella por mi Getafe de parques sucios, aceras abandonadas y cientos de trabajadores incapaces de dar alegría ambiental al pueblo que les ofrece trabajo; he dicho cientos de trabajadores cuando a lo mejor sería mejor decir determinados responsables de parques y jardines, junto con el área municipal encargada de aceras, calles y limpieza.


Así que esquivando suciedad y pisando restos de hierbas mal cortadas comencé a caminar cabizbajo. He tenido la suerte de encontrarme con Fernando, vecino amable y optimista, de vuelta acelerada de vacaciones por un hecho, una realidad que al comentarla me limpio la mente: CELEBRABA EL NACIMIENTO DE SU PRIMER NIETO.


Sus ojos reflejaban lo que sus sentimientos y convicciones llevaban dentro: VIDA. Le di la enhorabuena; gracias a Fernando, mi Canela y yo pudimos pasear con otro ritmo más alegre y esperanzador.


El extemporáneo anteproyecto de “Reforma referida a la Salud Sexual y Reproductiva y de interrupción Voluntaria del Embarazo”, traspasa todos los límites del sentido común y la más mínima moral natural. La señora ministra Irene Montero seguro que no ha visto la película “Unplanned“ que, con toda su polémica, nos hace reflexionar.


Hay especialistas como Jennifer Villavicencio, una obstetra que realiza abortos, que declara “que un feto de 13 semanas carece de la capacidad neurológica para retroceder ante el dolor, por lo que sus movimientos durante un aborto no deben interpretarse como «luchar por su vida”.


Yo me pregunto: si una persona, por los motivos que sea, pierde cualquiera de los cinco sentidos importantes: el tacto, la vista, el oído, el gusto o el olfato… ¿ya no tiene vida? o, simplemente, ¿la tiene deteriorada?


¿Qué es la Sedación?... La falta de conciencia sensitiva…, ¿puede definirse como NO VIDA? o ¿LIMPIA CONCIENCIAS? La medicina actual puede de forma “normalizada” anular la “capacidad neurológica…”; ¿significa que la VIDA ha desaparecido? Siguiendo esa argumentación, los seres vivientes, de cualquier signo o naturaleza, ¿deben la vida a su grado de sensibilidad ante el dolor?


La medicina actual, igualmente, mediante los medios avanzados a su disposición puede conseguir una ECOGRAFIA casi perfecta del desarrollo de una VIDA en el SENO MATERNO. El hecho que una persona pueda decidir sobre su cuerpo no le da derecho a ELIMINAR el natural proceso de la CONCEPCIÓN DE LA VIDA. La responsabilidad, en libertad, debe anteponer los DERECHOS de TERCEROS INDEFENSOS, máxime si los mismos tienen su origen en actuaciones realizadas en libertad.


“Matar a un ruiseñor”… Matar la inocencia “utilizada”… son las medidas hipócritas que una sociedad podrida y con unos principios morales enterrados en el basurero, elige para masturbar su ego en la soledad sin futuro.


Señora Irene Montero, ministra de Igualdad ¿por qué en la fachada de su ministerio cuelgan solamente dos banderolas, la de LGTB y otra de nombre “feministas”? ¿Eso es IGUALDAD? ¿los demás no existen? Señora ministra, en esta vida es muy importante tener RETROVISORES para ver y recordar lo que ya se ha vivido. ¿Usted no sintió sus pataditas? ¿usted no fue al ginecólogo en sus 13 primeras semanas de embarazo?... y si fue ¿no sería por su preocupación, como todas las mujeres (la misma que tienen los padres) porque no se dañara el proceso VITAL que se iba desarrollando en su interior?


Para más prepotencia política pretende usted “SEÑALAR”, tipo nazi, a todos los profesionales, que en cumplimiento de su juramento hipocrático, se declaren OBJETORES? ¿Quiere castigar al profesional, a su familia e incluso a su entorno social?


Me encantaría viera y escuchara, señora Irene Montero, catapultada al Ministerio desde la alcoba matrimonial, las palabras de muchas personas exquisitamente preparadas profesionalmente, objetivas, libres e independientes…quizás pudieran servirle para recapacitar.


Los derechos se alcanzan, porque todos ellos están a disposición de todos… NO SE DEBEN REGALAR como usted pretende y como consecuencia ofrecer a la juventud una sociedad de “ayudas, subvenciones, todo gratis y los fines de semana botellones, mezcolanzas y DERECHOS ABORTIVOS.


Engañamos la naturaleza… intentamos suplantar la realidad… En la naturaleza, la VIDA, es el factor COMÚN y ESENCIAL. El movimiento es “traslado”… La vida es “desarrollo”. 


Abortar, a plazos, es ignorar el crecimiento interior de la vida. 

Abortar, según reglamento, es pura hipocresía de un organigrama burocrático que, sinceramente, nunca se cumple.

La VIDA no es cuestión de fe o de moral… es la ENCICLOPEDIA de una NATURALEZA en constante y fecundo desarrollo.

La burocracia reglamentaria de una “ley abortista”,  permite que los “absurdos “ dirijan procesos naturales irreversibles.

Libertad de decisión de menores de edad civilmente.

Libertad de decisión, acompañada de prohibiciones: no poder comprar tabaco; no poder beber alcohol; no poder dejar de asistir al colegio; no poder conducir; no poder decidir con su voto. No… No… No… “por ser menores”


Sin embargo, los padres serán responsables de prestar toda la atención necesaria de la persona que aborta sin su consentimiento.


EL MUNDO AL REVÉS


Termino, contemplando el horizonte, escuchando en mi interior:

“¡Mamá!, no me sueltes. Agárrame.”

“¡Mamá!, tengo miedo. ¿Qué está pasando?”

“¡Mamá!, ¡Mamá!, ¡Mamá…!”


Me pregunto, si los pertinentes informes de los profesionales intervinientes contemplan la REALIDAD NATURAL o, simplemente, rellenan, burocráticamente, los artículos numerados y redactados según consignas de partido.


“¡Mamá!, me gustaría haberte conocido”

“¡Mamá!, te doy las gracias por haberte sentido”

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Meritxell Batet, Arcadi Espada, nepotes y fascistas

Hay algo injustificable que afecta a la sociedad que tenemos, molesta y da asco: el insulto desde la bancada azul

¡Qué solos se quedan con Sánchez los muertos!

Causó mucho daño negando a los deudos algunas noticias para su consuelo

Ángeles con peto

Cada vez es más frecuente toparnos con personas de todas las edades que se acercan a nosotros provistos de un peto solidario identificativo

Acoso adolescente

Nos encontramos en la cultura del acoso, a veces, la única salida que tienen las víctimas es el suicidio

Romper la dinámica de la desconfianza

La traición está a la orden del día; puede desplegarse en cualquier instante, porque el nido de traidores es grande y la huella de su amargura también
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris