Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Entrevista   Autores  

Entrevista a Paco Gómez Escribano

Uno de los responsables del auge de la Novela Negra en España
Martín Parra
sábado, 5 de diciembre de 2015, 10:36 h (CET)
―Que Paco Gómez Escribano está limpiando el barrio de lilas y notorios, y que lo ha situado en el mapa (literario).
―No creo.
―Tú no tienes por qué creer nada. Pero te digo que una calle con su nombre cae en ná.
―¿Y por dónde queda esto?
―Por Canillejas. Foco de agitación obrera.
―Se lo habrán llevado por delante, al chorizo. Con mucho follón y agravio del cero noventa y uno. De ahí los honores.
―Quita, que sigue vivo. A éste no le encanallan tan fácil. Por eso digo, que le llega antes la calle nominal que las honras fúnebres.
―Pues no lo entiendo.
―Vamos a preguntárselo...

Paco, que si es verdad que lo tuyo con la literatura es un recorrido sin muchas paradas. Directo y agónico.
Eso no estaría mal, pero no. Hay paradas, requiebros, transbordos e incluso pérdidas de tren. Hoy en día la escritura y corrección de la novelas no es la única tarea de un escritor, como antes. Tienes, además, que ser visible, estar con los lectores, estar en los festivales y si es posible tocar la guitarra. Si no, no te comes un Saci.

¿Te gustaría poder mandar a la mierda la docencia, o, aparte de darte de comer, es un complemento válido en la carrera lírica?
Es una experiencia muy válida, como cualquier otra. Un escritor tiene que tener un bagaje vital, y ser profe te curte. Ahora bien, si lo dices por aquello de si me gustaría ganarme la vida con la escritura la respuesta es sí. Pero eso, querido colega, es una quimera de padre y muy señor mío.

0512151

No te pido un arranque lírico porque sospecho que te va más la compraventa…
Menospreciar desde egos de pastel, desde torres que serán derrumbadas por minutos cargados de veneno. Despreciar desde lo alto de una vanidad basada en mentiras de papel crochet, en promesas de cartón piedra. Caer y buscar la ayuda de quienes mancillaste con tu envidia, de los que un día alejaste de ti porque parecían insectos que iban... ¿a la mierda, amigo? Tú eras esa gran mierda, estilizada, vestida de mentira. Y cuando mueres solo, cuando tu corazón podrido deja de latir porque no sabes buscarte la vida, aún te preguntas por qué, y esos porqués se esfuman, como tu despreciable vida de mierda.
Qué, ¿a que has flipao?

Tu género, tu excitante, es lo Noir. ¿Cuándo aparece, con vistas a sentenciar, esta predilección? Me resulta difícil figurarte leyendo, qué se yo, una de Flaubert.
Hombre, a ver, Flaubert fue el hijo del cirujano jefe del Hospital de Ruan, y mi viejo era soldador, así que ahí ya por nacimiento no coincidimos. El tipo en cuestión viajó y se dedicó a vivir de su patrimonio, y yo llevo madrugando toda mi vida. No me interesa en absoluto lo que escribió ni este ni otros tipos parecidos.

Me interesa lo Noir, y no todo, como bien dices, porque es un género que habla de lo que ocurre en la calle. Como hicieron en el Siglo de Oro español Cervantes, Mateo Alemán o Quevedo, Chandler, Hammett o Burnett entre otros llevaron la Literatura a las calles, sustituyeron las princesas por prostitutas, a los condes por maderos de carajillo, y a los enfants terribles de la nobleza y la alta burguesía por alcapones de medio pelo. Y ese, me parece un momento precioso, memorable, y que a mí me ha marcado para siempre. Leo y he leído otras cosas, otros géneros, pero normalmente me aburro y vuelvo a lo negro, al Hard Boyled, cuidado, no me interesa para nada la novela enigma ni otras gilipolleces.

Prescindamos de la tiranía del “género”, de los gustos de cada cual: ¿puede un escritor comenzar su obra desde un punto aséptico y blanco, libre, despejado, sin referencia alguna de los clásicos?
Ocurre pocas veces, la verdad. Y cuando ocurre, el experimento suele resultar o bien un fracaso, o bien descubrimos un genio que en vez de una guitarra o una fórmula química ha cogido una pluma. Estoy abierto a las cosas nuevas, pero soy muy dado a las decepciones.

Si no me equivoco, la próxima que publiques será tu quinta (¿o cuarta?) novela, y la sensación es de ascensos. Paco Gómez Escribano vende, y cada vez vende más. ¿Qué hay detrás del fenómeno? ¿Historias, estilo, furibunda actividad?
Quinta, chavalote, quinta, no me pongas, pero no me quites. Vendo más que antes, sí, pero muy poco a poco. Aquí si no eres presentador, guionista o periodista, las cosas van muy despacio. Hay mucha competencia y muchos intereses. Cuando veas a un nota que repite en una editorial, eso es buena señal. No significa que puedas vivir de ello ni de lejos, o que la editorial se haga rica contigo, pero si no pierde y les gusta lo que escribes, pues hay buen rollo. Yo creo que no hay ningún fenómeno ni nada. Es solo que hay un puñado de lectores que les gusta lo que hago y que hay un boca a boca que hace que muy despacio se vaya sumando peña, de lo cual me alegro.

Es cierto que hoy un autor no puede sustraerse al proceso promocional de sus propias obras. ¿Cómo te involucras tú en él?
Ya he comentado algo de eso antes. Mira, los de mi generación somos los primeros que hemos podido estudiar, por tanto hay mucha más gente escribiendo que en la generación de mis padres. Es por eso que nos lo tenemos que currar un pelín más. Si a eso sumas la crisis y que de las editoriales han despedido a editores, correctores, a gente del departamento de márketing, etc., es el escritor el que tiene que desempeñar ahora todas esas labores. Yo me lo monto como puedo. Utilizo las redes sociales, sí, creo que es una buena vía para los que partimos de cero. Además utilizo mi encanto personal (es broma. O no...). Cierto es que hay mucho friqui que se mete a esto de escribir y no tienen ni puta idea. No pasaría nada si fueran modestos, todos hemos pasado por ese momento, pero escriben un libro y se vuelven insoportables. La calidad de los lectores, en muchos casos, no es todo lo estupenda que se podría esperar (haciendo amigos).

Como en política: ¿es necesaria una militancia preexistente y afín para hacerse un nombre en esto? ¿O se nace solo y ya, si eso, uno deja que se vaya agregando material humano?
Pregunta chunga, tío. A cada cual le va en el entierro de distinta forma. Hay que tener tiempo, ganas y suerte. No me como el tarro mucho respecto a eso. Yo escribo lo que me apetece, lo paso a las editoriales y que salga el sol por Canillejas. Mientras, procuro ser un buen tipo y tener siempre presente que nos vamos a morir, que esto no es eterno.

Si Paco Gómez Escribano tuviera que referir aquí influencias (no noir) de su universo literario, se decantaría por estos tres nombres…
Charles Bukowski, Irvine Welsh y..., uff, no sé. Un par de pavos que aunque escribieron solo una novela cada uno me dejaron una bonita sensación: J.D. Salinger y John Kennedy Toole. Te he dicho cuatro. Es por llevar la contraria, ya sabes.

¿Y del panorama Negro español actual? ¿A quién/quiénes cabría destacar, acaso un peldaño por encima del resto?
Hay muchos que lo hacen bien. A mí me molan mucho Alexis Ravelo, Montero Glez, Carlos Salem, Jon Arretxe y Javier Abasolo. Y aquí que no se me molesten los demás. Os quiero a todos, de verdad.

Yo te veo un poco como un trovador: música, palabra escrita, retórica y, lo más importante, giras y más giras. Como un Iggy Pop de pintxo y mahou. ¿Eres un animal de escenario?
El escenario mola un huevo, sí. Pero no, me mola por igual mi habitación, irme a leer a un banco del parque o echar un botijo en la bodega del Suso, y si hay un mus por delante, pues mejor. La vida es un puto escenario. Envidio a ese cabrón de Iggy Pop.

¿Cuándo un novel deja de ser novel?
Nunca. Cuando veo a un nota muy seguro de sí mismo paso de él, mal rollo, tío. No cabe duda de que la experiencia te ayuda, pero también puede ser una mala consejera, porque somos vanidosos y gilipollas. Es difícil lograr el equilibrio. Un día escribes una novela y resulta que tardas poco, corriges poco y encima gusta. Puedes llegar a creerte el puto amo. En la siguiente la cagas fijo. Esto es muy complicado y nunca dejas de aprender.

Los dardos están yendo a lo personal porque aquí sin respaldo humano, sin muescas de culata, no hay relieve ni obras ni interés ni nada. ¿Estás de acuerdo conmigo en que Baudelaire erró al afirmar que no se puede ser sublime sin interrupción? ¿Se puede uno instalar a perpetuidad en el derrape?
Ni de coña. Que se lo digan a Hendrix, Janis o más recientemente a Winehouse. Es cierto que hay peña que tiene una genética que te pasas, pero de vez en cuando hay que parar, dejar el whisky y tomarse un café. Ahora bien, una cosa es eso y otra tomarte una fabada con Nestea. ¡Por ahí no paso!

De hecho, no sé si estoy derrapando mucho en esta interviú…
No, qué va, es un interrogatorio bastante bueno. Quizás son las preguntas más inteligentes que me han hecho nunca, fíjate tú. Eso sí, no te me vengas arriba.

¿En qué andas trabajando ahora? ¿Gozas de total libertad, en lo tocante a competencias de editorial?
Mi próxima novela se llama "Manguis" y se publicará en primavera de 2016 en la editorial Erein. Va de un atraco a un furgón blindado en mi barrio, en el 72. Ahora acabo de terminar una que me ha quedado dabuten. Va de venganza, en la actualidad, pero por unos hechos que ocurrieron en un pasado de descampados, barro, miseria, robos de coches, estiletes, y caballo.
Con respecto a la segunda pregunta, sí, escribo lo que me sale de los huevos, estaría bueno.

¿Un deseo para el 20-D?
Lo ideal sería que nadie votara. Así, tendrían que cambiar esto de una vez. Pero como está lleno de borregos que siempre van a ir a votar, me convertiré en uno de ellos y votaré a la opción que más les joda a todos. Lo de los políticos es de vergüenza, de juzgado de guardia, una infamia difícil de erradicar.

Gracias, Paco.
A ti, salao. A ver si un día tomamos una birra, que te vendes muy caro, lechón.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Minia Gregoria Pedra Manuela, mi hermosa gata del sol

En la sombra del trueno, del llanto y el lamento del mismo ser que no fue...

Editorial Planeta publica «El Arcoíris de mis deseos insaciables», bajo su marca editorial “Universo de Letras”

“No solo eres puente de éxito, eres el Fénix que colorea todos los puentes en Arcoíris. A ti dedico este diario por amar todos los colores de mi arcoíris”

​“Un buen polvo insignificante”

Lo expresó solicitándomelo volcada hacia mí

​Casada con el farsante de Albert Einstein

Ella no significaba nada para una sociedad en la que una mujer, a pesar de ser una gran matemática y física, jamás se hubiera relacionado con la Teoría de la relatividad

​Destino

Aquella mañana llegaba treinta minutos tarde al trabajo, mi alarma no había sonado...
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris