Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Pedro Sánchez   Elecciones Andaluzas   Izquierda   PSOE  

El lenguaje del sanchismo

En nuestra preciosa tierra hemos aprendido mucho, cuando los votantes nos hartamos de tanto orgullo rojo
Gabriel Muñoz Cascos
viernes, 10 de junio de 2022, 08:50 h (CET)

Ya se sabe desde hace mucho tiempo. El sanchismo, que es el socialismo del PSOE (que ya -a secas-resultaba repelente política y socialmente), ha sido abducido ahora en su totalidad por uno de los políticos (por no decir algo más ajustado a la realidad) más necios, mentirosos y truhanes que el solar patrio haya sufrido en su historia. 


Este movimiento cuasi comunista, cuasi separatista y defensor de todos los indeseables que atacan España, es heredero y continuador del zapaterismo cobarde y despilfarrador que dejó la economía “tocada del ala”. Pues bien, su mentor principal (Sánchez) tiene un lenguaje tan devaluado que todo el mundo con un poco de capacidad apaga la tele cuando él aparece. No obstante, tiene sus seguidores (cada día menos) que le aplauden todas las mentiras, las tropelías económicas y sociales que quiera cometer. Pero, claro está, como no es tan listo como se cree, a veces “mete la pata” hasta el corvejón. 


La última ha sido para “mojar” sus sucios tentáculos en las elecciones andaluzas y viene a decirnos algo así como que quiere imponer el “orgullo rojo” para contrarrestar al PP. ¡Pero hombre! ¿vas a nombrar el orgullo rojo, en nuestra Andalucía donde quedamos, (tras treinta ocho años “enrojecidos”) hasta la coronilla de rojos? Se ve que usted es, además de cateto, embustero y plagiador, bastante torpe. 


En nuestra preciosa tierra hemos aprendido mucho, sobre todo desde hace tres años y pico cuando los votantes nos hartamos de tanto orgullo rojo y sus letales y ereíticas consecuencias. Queremos más bien “cinturones verdes” y bajada de impuestos. Y deje de insultar, con su bocaza y las bocas de sus sumisos súbditos, en este caso de un tal Pezzi (algunos le llaman pizza). Mire Sr. Pezzi, llamar “tontopollas” a un adversario que no le ha hecho ningún daño dice poco de: A.Quien se lo manda decir y, B. de su propia categoría personal. ¿Y usted fue consejero de Educación de la Junta? ¡Así dejo el panorama! Pues fíjese, yo creo que es usted un “tontolaba” y su jefe: ¡un cretino!

Noticias relacionadas

Mariposas

Política de confrontación. Y de bandos. Izquierda o derecha. Barça o Madrid. Shakira o Piqué...

Clara - Irene

Dentro de 80 años se reconocerá a ese valiente grupo de mujeres en su lucha por la igualdad

Ley de Bienestar Animal (y III)

Se me ha metido en la cabeza que a ninguno de los partidos políticos que forman gobierno les interesan tanto los animales como quieren transmitir

Cómo consolar a una Europa que se muere

El líder más poderoso del mundo es hoy por hoy Xi Jinping

¿Es posible vivir en un mundo lleno de hipocresía?

Hablamos de igualdad, respeto y equidad, pero al mismo tiempo somos seres mezquinos, egocéntricos y egoístas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris