Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Empresas

Una alimentación equilibrada para caballos sanos, según Bifeedoo

Comunicae
lunes, 28 de febrero de 2022, 12:27 h (CET)
La alimentación es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta para una buena salud del caballo. Con una correcta alimentación se evitarán muchos problemas graves

La relación del caballo con el pienso siempre es muy complicada: el pienso es necesario para poder alimentar correctamente al animal estabulado, pero un pienso de mala calidad o un mal manejo del mismo (cantidad excesiva, cambios bruscos, etc.) pueden desencadenar cólicos e infosuras que en demasiados casos acaban con la muerte del caballo. Por eso es imprescindible contar con un pienso de calidad como es el Pienso Ecológico Caballos de Bifeedoo.


La alimentación natural del caballo es la hierba fresca. Un caballo con actividad baja – moderada necesita ingerir unos 8 – 10 kg de materia seca/día. Teniendo en cuenta que la hierba contiene alrededor de un 80 – 90 % de agua, esto se traduce en que un solo caballo necesita comer diariamente entre 70 – 100 kg de hierba. En el momento en que el caballo está estabulado en un box o en un cercado, se necesita aportar otro tipo de alimentación, puesto que se vuelve inviable facilitarle esa gran cantidad de hierba fresca.


La alimentación del caballo debe basarse en henos de calidad, principalmente en heno de gramíneas (por ejemplo, festuca o ray-grass) o de pradera. Para caballos de recreo, con actividad física entre baja y moderada (paseos el fin de semana y un poco de cuerda durante la semana) no se recomienda el heno de alfalfa ya que aporta muchos nutrientes que no necesita el caballo y también puede llegar a producir problemas de salud. Sin embargo, sí que es un buen forraje para caballos deportivos con una carga de trabajo elevada. En ningún caso el caballo debe alimentarse con paja ya que no es capaz de digerirla y predispone a impactaciones intestinales (estreñimiento extremo) y cólicos. La paja debe usarse sólo como cama y disponer de otro forraje para que coma el animal. El forraje debe ofrecerse a libre disposición, que el caballo tenga la posibilidad de comer todo el que quiera.


El pienso debe ser un suplemento al forraje y debe presentarse siempre racionado. Para caballos deportivos, el pienso aporta los nutrientes extras que necesitan por la alta carga de trabajo. Dependiendo de la carga de trabajo, se ajustará la ración diaria de pienso. En caballos de recreo, es muy interesante dar diariamente una pequeña cantidad de pienso (entre 300 – 500 g, según el tipo de forraje aportado, peso del caballo y actividad física) para que esté acostumbrado a comerlo. Así, en temporadas que lo pueda necesitar (debido a un aumento de la actividad física, necesidad de administrar medicamentos, convalecencias de enfermedad en que necesite ganar peso, etc.) se podrá aumentar la cantidad de forma segura. Un pienso de calidad, con materias primas naturales y sin subproductos tiene una mejor digestibilidad y acaba siendo un seguro de salud para el caballo. El pienso ecológico caballos de Bifeedoo, cumple con estas características y además las materias primas utilizadas en su fabricación están certificadas como provenientes de la agricultura ecológica con lo que está libre de organismos genéticamente modificados (OGM) y en su cultivo no se usan pesticidas ni abonos de síntesis química. Bifeedoo tiene su fábrica ubicada en Híjar (Teruel), zona cerealista, y prioriza la compra de cereal de km 0. Así se disfruta de un pienso de calidad y al ser ecológico, más respetuoso con el medio ambiente.


Se debe tener en cuenta evitar los cambios bruscos de alimentación. Cuando se cambie de partida de heno, de tipo de pienso o incluso de lote de pienso, debe mezclarse durante 4 – 5 días el alimento antiguo con el nuevo, incluyendo paulatinamente mayor proporción del nuevo y bajando la proporción del viejo.


Por último, también tiene gran importancia el agua. Se debe contar con agua potable, fresca, limpia y en cantidad suficiente puesto que un caballo necesita beber entre un 7-8% de su peso corporal al día (40 – 50 litros) y más en verano.


Teniendo en cuenta estas recomendaciones, el caballo disfrutará de una buena salud digestiva y se evitarán desagradables sustos en forma cólicos, infosuras y otros problemas.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

iVascular, empresa de tecnología cardiovascular, invierte un 15% anual de su cifra de negocio en I+D+i

Schneider Electric recibe dos premios en la Climate Week NYC 2022

Schneider Electric, nombrada la segunda mejor empresa para trabajar en España, según Actualidad Económica

Globamatic tiene la solución para revivir aquellas navidades grabadas con el Tomavistas Super8

Atlas Tecnológico: La cumbre de la Economía del Dato de Valencia pide más talento e inversión

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris