Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Paz   Políticos   España   Temas   ACTUALIDAD  

​Queremos la paz tranquilizadora, pero se nos niega

Cuando los políticos nos hablan de paz, nos intentan vender su modo de gobernar como algo que nos conviene
Miguel Massanet
martes, 2 de noviembre de 2021, 10:34 h (CET)

“La justicia sobre la fuerza, es la impotencia, la fuerza sin la justicia es tiranía”, Blaise Pascal


A mi modo de ver lo que comúnmente entendemos como paz, no es tanto lo que en términos absolutos sería definido como una situación contraria a un estado bélico entre naciones o, incluso, entre ciudadanos de un mismo país; creemos que se trata de algo más sutil, más personal, más íntimo que tiene que ver con nuestro estado de ánimo, nuestra calma espiritual y lo que se puede decir que establece la calidad de vida de la que podamos disfrutar. La falta de tensiones, la tranquilidad, la salud, el optimismo hacia el futuro, la seguridad, la convivencia con los demás, el apoyo familiar etc., es decir todos aquellos elementos que, de alguna forma, son capaces de evitar situaciones que nos alteran, disgustan, nos hacernos sentir vulnerables o inermes ante problemasque nos alteran, amenazan nuestro modus vivendi y nos superan, provocando un estado de profundo desasosiego cuando nos vemos sin ánimos para superarlas, remediarlas o solventarlas por nuestros propios medios.


Por tanto, cuando los políticos nos hablan de paz, nos intentan vender su modo de gobernar como algo que nos conviene, nos quieren dirigir y encauzar hacia un modo de vida distinto a aquel en el que nos sentimos confortables, nuestra paz interior se altera. Cuando observamos que se producen casos, como el de este criminal que ha sacado su vesania estrangulando a un menor, no podemos menos de sentir un rechazo ante aquellas autoridades, vigilantes, comisiones o autoridades penitenciarias que no supieron anticipar que un sujeto con antecedentes de agresión sexual a una menor, y el asesinato y violación de una mujer, que han permitido que nuestra preciada paz interior se sienta ultrajada en la medida de que un caso semejante se pueda producir. 


Ante tal villanía no podemos menos que preguntarnos: ¿ Quienes han sido los insensatos que permitieron obtener el tercer grado y la libertad condicional a un monstruo semejante? ¿Quiénes se dejaron engañar por un individuo que supo tomarles el pelo para conseguir su libertad? ¿Están, de verdad, capacitados estos señores para el trabajo que tienen encomendado?


Y, tampoco contribuye a nuestra paz interior, el hecho de que el señor Sánchez continue manteniendo, como ministro de Interior, a un señor,  Grande-Marlaska, que viene demostrando su incapacidad, su obcecación, su falta de criterio y su servilismo hacia la izquierda cuando se atreve a hablar de “no legislar en caliente” en situaciones en las que tampoco se legisla “en frio”, y que siguen siendo las que permiten que, casos tan sangrantes, se repitan una y otra vez, con la agravante que pretende justificarlas y seguir manteniendo a los ineptos que permitieron que saliera en libertad, alegando que se atuvieron al “principio de legalidad”. Pues ¡muy bien, el principio de legalidad permitió que el criminal estrangulara a un menor, al que raptó para asesinarlo!No olvidemos que este ministro ya fue sancionado por el TS por una conducta impropia.


Y mucho menos contribuye a que mantengamos esta apreciada paz espiritual, el leer a una periodista de La Vanguardia, convertida, no se sabe bien en virtud de que don sobrenatural, en crítica del sistema legal español, la señora Gloria Serra, una más de los “progres” que forman parte mayoritaria de este panfleto catalán quien, en una expansión sentimental, habla de España como “un país que encarcela a raperos o titiriteros por uno versos, tiene problemas”. Yo, más bien pensaría que  quien es la que tiene problemas, y bastante importantes, es una señora que no se toma la molestia de conocer cuales son los delitos de nuestro código penal, de ignorar y pasar por alto toda la serie de delitos de gran entidad cometidos en contra de la nación española, ignorados por este diario de los señores Godó, que han sido pasados por alto en virtud del chantaje a que está sometido el actual Gobierno, por parte de este separatismo, consentido, de la autonomía catalana. ¿Problemas por aplicar la Ley, señora Serra, es que usted se considera más capacitada que nuestros legisladores o es que su naturaleza progre, la induce a descalificar todo aquello que no es capaz de entender o respetar? Por desgracia, este periodicucho con el que usted colabora, permite que artículos tan deleznables como el suyo sean práctica habitual de una publicación que, si en un tiempo fue respetada, en la actualidad se ha convertido en uno de estos diarios basura, que viven del rencor y de la mentira separatista.


Y un comentario sobre la visita de Joe Biden al papa Francisco. Ya hablamos en una ocasión, cuando la señora Kitchner, entonces presidenta de Argentina, visitó al papa Francisco, la amabilidad, las atenciones y la larga entrevista que se produjo, con bebida de mate incluida, sin que, al parecer, la fama de dicha dama de enriquecerse durante su mandato, le impidiera que el Papa la tratara con un exceso de atenciones. Algo que luego, cuando le visitó el siguiente presidente, de la derecha argentina, Mauricio Macri, apenas le hizo caso y mantuvo una frialdad tal que llegó a parecer una descortesía, impropia de una autoridad religiosa de su categoría. Pues bien, en esta ocasión, el trato recibido por el presidente Biden, partidario del aborto, aunque se considera católico, por parte del papa Francisco ha vuelto a ser exquisito y, al parecer, un tanto curioso, para no definirlo de otra manera, porque el papa Francisco le recomendó al señor presidente de los EE. UU que comulgara con más frecuencia. No sabemos que pensarán los obispos americanos de esta particular recomendación, cuando es evidente y notorio que el obispado norteamericano lo que está tratando de conseguir es precisamente lo contrario, o sea, excomulgar a Biden,a causa de apoyo, más que evidente, a la práctica del aborto.


No es de extrañar que ciertas particularidades del Papa Francisco, tales como su condescendencia con los matrimonios homosexuales, choque con lo que muchos cristianos siempre han considerado como dogmas de la iglesia, lo fueran o no, y esto choca de una manera frontal con el empecinamiento que existe en la Iglesia católica de impedir que los sacerdotes contraigan matrimonio, un tema que no acabamos de comprender y que, seguramente si se hubiera permitido este matrimonio, no se habrían producido la mayoría de los vergonzosos casos de pederastia que, por desgracia, se han convertido en una de las lacras mayores de la actual iglesia católica.


Y otra vuelta de tornillo en favor de los separatistas catalanes que, si otra cosa no saben hacer, es la de chantajear, sin compasión, al señor Sánchez y sus colaboradores que, hasta ahora no han cesado de darles dinero y entregarles competencias. En cuanto a los vascos, ya se sabe que son unos expertos en cobrarse los favores que le hacen al señor presidente del Gobierno.Pero ahora todas las comunidades esperan que les toque el aguinaldo de Navidad a costa del dinero que se espera recibir de Europa. Digo se espera, porque parece que de momento no acaba de llegar. Y uno, en su ignorancia, se pregunta si tendrá algo que ver este retraso con la, cada vez más insistente petición de la señora Yolanda Diaz, ministra de Trabajo, de que se active la llamada derogación de la reforma laboral del señor Mariano Rajoy que, como es sabido, le fue impuesta por Bruselas para entregarle el dinero del rescate de las cajas de ahorros quebradas (40.000 millones si no nos falla la memoria), como consecuencia de la crisis económica.


Y es que, ¿cómo vamos a tener paz interior y tranquilidad respeto al futuro que nos espera, si lo que estamos viendo es como se tiran los trastos a la cabeza las ministras feministas de este llamado gobierno de coalición entre socialistas y comunistas? Se fue, en buena hora, el señor Pablo Iglesias defenestrado por su propio partido y lo curioso es que, quienes han tomado el relevo del quisquilloso vicepresidente, están demostrando más empeño, más radicalidad, mayor exigencia y menos tolerancia que su antecesor al frente de Unidas Podemos. Estamos en manos de Europa y, sin embargo, estos comunistas minoritarios pero que parece que se están haciendo con el mando de España, siguen empeñados en conseguir que Bruselas acabe por perder la paciencia y se decida a cortarnos, de una vez, las ayudas económicas que estamos pendientes de recibir, bien que en pequeñas dosis, como parte del pastel que se acordó en ayuda de las naciones más afectadas por la pasada crisis del Coronavirus ¿Pasada o todavía pendiente de la nueva cepa Delta plus? Tiempos poco propicios a la paz de nuestros sentimientos y proclives a que, a medida que vayan surgiendo los problemas económicos que nos van anunciando los expertos, la labor gubernamental se vuelva más improvisada, enconada, intransigente y, como consecuencia de ello, más dictatorial tal y como corresponde a una forma de gobernar de talante totalitario.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, mucho nos tememos que los tiempos por venir van a estar marcados por un encarecimiento notable de la vida, tal como ya anuncian el encarecimiento de la luz y el gas, de todos los combustibles, de los alimentos, de los transportes y, en general, de todo lo que pueda verse afectado por la nueva crisis que parece ser que será inevitable, si tenemos en cuenta que no hay señales de que vayan a celebrarse elecciones, por el momento.


Y una frase del famoso general francés Mehmet Murat: “La fuerza de la voluntad es el atajo más corto al éxito”

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Por la neutralidad de España, no a la guerra

Incrementar más y más el encuadramiento de España en la geopolítica norteamericana y en los planes de guerra del Pentágono nos pone en peligro a todos

¿Es hora de abandonar el barco bursátil?

“Llegará el día en que el mercado descienda como si nunca fuera a detenerse”, (John Kenneth Galbraiht)

Trayectos significantes

Si actuamos con fruición, ilusionados, descubrimos unos logros espléndidos, alejados de las posiciones contundentes

El último de Filipinas era Hardy Kruger

Es curioso que alguien viva más de 35.000 días y se marche uno en que tú lo estás viendo hacerse famoso por la pantalla

​Desconcierto socialista en Castilla y León

Mal lo tiene el socialismo de León y de Castilla si su programa es la sarta de mantras soltada en el Fórum Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris