Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Poema   Poesía   Vino   Bodegas   Refléxión poética  

La madre del vino

Pensando en los cosecheros, también en los bodegueros y en sus clientes genuinos
Gabriel Muñoz Cascos
sábado, 18 de septiembre de 2021, 13:06 h (CET)

Me está dando que pensar,

de qué manera lo escribo,

pues no sería de recibo

por pereza claudicar.


Como mi lema es luchar,

hasta encontrar la receta,

permitidme que acometa,

una breve reflexión,

para hallar la solución

en vez de entrar en rabieta.


Hoy escribiré de vinos,

pensando en los cosecheros,

también en los bodegueros

y en sus clientes genuinos.


No hacen lo que los taurinos,

que hablan con sus compadres,

de sus buenos toros padres,

y de sus vacas bravías;

y que en sus ganaderías

están las mejores madres.


En cambio veo mezquindad,

en quien hablando del vino,

aunque lo haga con tino,

interés y seriedad,

 olvida esta gran verdad:

“antes de  que el mosto “suba”

y se fermente en la cuba

hasta convertirse en fino,

la madre de ese buen vino

es la desairada UVA”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Minia Gregoria Pedra Manuela, mi hermosa gata del sol

En la sombra del trueno, del llanto y el lamento del mismo ser que no fue...

Editorial Planeta publica «El Arcoíris de mis deseos insaciables», bajo su marca editorial “Universo de Letras”

“No solo eres puente de éxito, eres el Fénix que colorea todos los puentes en Arcoíris. A ti dedico este diario por amar todos los colores de mi arcoíris”

​“Un buen polvo insignificante”

Lo expresó solicitándomelo volcada hacia mí

​Casada con el farsante de Albert Einstein

Ella no significaba nada para una sociedad en la que una mujer, a pesar de ser una gran matemática y física, jamás se hubiera relacionado con la Teoría de la relatividad

​Destino

Aquella mañana llegaba treinta minutos tarde al trabajo, mi alarma no había sonado...
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris